Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/174500

Venta informal: nuevas modalidades, al pulso de la tecnología

La venta por redes sociales tomó más fuerza en el último año, especialmente facebook e instagram, y grupos de whatsapp. En totalidad de las 500 localidades relevadas los comerciantes mostraron preocupación por el tema.

Ferias americanas en casas particulares, venta ambulante o en oficinas, operaciones a través de redes o mediante grupos virtuales son algunas de las modalidades de venta ilegal que vienen creciendo aceleradamente. Se suman a ellos la llegada de camiones cargados con mercaderías o alimentos y que se asientan en lugares específicos de encuentro. 

El indicador de penetración de la ilegalidad da una dimensión más cercana del impacto que causa en cada ciudad.

Al tradicional vendedor ambulante se suman en forma creciente el armado de una cartera de clientes a través de las redes con acceso casa por casa o en oficinas. Lo hacen en general con mercadería que compran en saladas, saladitas, o que traen de contrabando desde Chile, Paraguay, Bolivia, China o Estados Unidos. Lo mismo sucede con las ferias garaje, las tradicionales ferias americanas, o la venta de ropa usada que se convirtió también en una modalidad frecuente.

Características de la muestra

El estudio de CAME se realizó durante noviembre de este año en los principales distritos comerciales de 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires. Se cubrieron 500 ciudades que concentran el 80% de la población. De esas localidades relevadas, se detectaron saladitas en 99. No obstante para la entidad “es muy posible que haya más urbes con saladitas y manteros, que los encontrados”.

Otra salvedad es que en muchos puntos del país no existen saladitas ni manteros, aunque sí abundan vendedores ambulantes o a domicilio, y esas ventas no fueron incluidas dentro del informe.

Por otra parte en las metrópolis con ferias artesanales se combinan artesanías con reventa de productos típicos de ferias tipo saladita. En esos casos, solo se las incluyeron como ilegales cuando se identificó que más del 50% de la venta respondía a ese patrón.