Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/173394

Huidobro denunció a dos jefes policiales por el supuesto llamado anónimo que inició la causa

Lo aseguraron en la presentación que realizaron ayer en el juzgado federal. “Hoy hemos descubierto que, en principio, la acusación no existió”, indicaron.

Sebastián Quintana y Juan Carlos Palacios, abogados del imputado Carlos Huidobro, aseguraron ayer que el llamado anónimo que inició la causa contra su cliente, Jacinto Sampayo y Aída Ayala, entre otros, no existe.

Quintana explicó que una de las pruebas que tienen para demostrar la inexistencia del llamado es el registro aportado por la empresa Telecom sobre el número telefónico de la Policía Federal. En ese informe no aparecen dos llamados clave.

El abogado Quintana durante una entrevista con NORTE.

Por un lado, en la fecha y hora en la que la Policía Federal recibió la denuncia anónima no se registró ninguna conversación telefónica.

A su vez, tampoco aparece la charla con los funcionarios de la fiscalía. Para Quintana en este caso debe aplicarse la teoría de “los frutos del árbol envenenado” y, por lo tanto, toda la causa debería caer dado que “está viciada desde el comienzo”.

QUERELLA CONTRA DOS POLICÍAS

En tanto, Quintana informó que Huidobro presentó ayer una querella ante el Juzgado federal contra el exjefe de la delegación Resistencia de la Policía Federal, José Luis Kupczewski, y la oficial Silvia Noemí Lapuente.

“Hoy hemos descubierto que, en principio, la denuncia no existió, que la oficial Lapuente y Kupczewski confeccionaron actas y actuaciones ideológicamente falsas y las ratificaron bajo juramento ante la jueza de la causa”, indicaron en el escrito que presentaron.

“A las 15.45 del día 23 de enero de 2018, el sargento primero Rossi recibe en su conmutador una llamada que la pasa a la oficial Lapuente.

Dicha llamada es atendida por Lapuente, duró menos de un minuto. A las 17.15 se consultó a la secretaria de la fiscalía federal, Ruth Hilgenberg”, se relata en la denuncia.

“Nada de esto es verdad, ese día en dicho teléfono no se recepcionó ninguna llamada a las 15.45. La única llamada cercana fue a las 15.29 y tuvo una duración de casi 7 minutos. Las averiguaciones permitieron determinar que dicha llamada proviene de un aparato instalado en una oficina de una estación de servicio”, comentaron.

“Ni González ni Rossi, operadores del conmutador, recuerdan haber atendido esa llamada. Sus declaraciones -en especial la de González- contradicen a Lapuente”, puntualmente sobre “la cantidad de llamadas denunciando delitos recibidas, ya que esta última afirma que fue la única ese día. De las llamadas consignadas no surge que haya habido tantas como dice González”, determinaron.

“Se afirma, además, que más tarde, siendo alrededor de las 17.15, se consultó a la secretaria de la fiscalía, sin aclarar a qué teléfono se hizo la consulta. Las únicas llamadas a celular en horarios parecidos son a abonados que no pertenecen a la Secretaría ni a la fiscalía”, agregaron.

“En suma, Lapuente mintió no solo en las actas que dieron origen a la causa sino que además las ratificó ante la jueza. Kupczewski, a su vez, ratificando la actuación de Lapuente, también produjo las actas falsas y si bien en su declaración testimonial trató de evitar comprometerse, su postura como jefe de la repartición lo compromete como coautor de la falsedad”, indicaron.

Después de Navidad

La sala cuarta de la Cámara Federal de Casación Penal resolvió “designar audiencia en la causa 138 (conocida como Lavado II) para que las partes informen (artículo 465 bis, en función de los artículos 454 y 455, todos del código procesal penal de la Nación), para el 26 de diciembre de 2018 a las 11, que se celebrará con las integración de los suscriptos”.

Esta definición la tomaron cuando rechazaron in limine la recusación interpuesta para que Mariano Hernán Borinsky, Juan Carlos Gemignani y Gustavo M. Hornos no intervengan en las presentes actuaciones.

Con esta definición la audiencia se realizará poco después de la Navidad y las partes deberán asegurarse el traslado para no faltar.