Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/172429
SIN CONSUMO EL COMERCIO ES EL SECTOR MÁS AFECTADO

La economía ya lleva seis meses de caída: en agosto llegó al 1,6%

Desolador panorama de empresas a media máquina e industrias que bajan las persianas.

BUENOS AIRES, 25 (NA) - La producción de bienes y servicios descendió 1,6% en agosto último y sumó el quinto mes consecutivo de indicadores negativos, con fuertes bajas en comercios y manufacturas, informó hoy el Indec. Las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que registra en los primeros ocho meses del año una contracción del 0,9%, mostraron en agosto una suba del 1,3% respecto de julio último. 

La textil Tipoití de la capital correntina suspendió su producción y enfrenta una enorme deuda que la distribuidora Cammesa le exige.

En siete de los quince rubros que componen el EMAE las variaciones fueron positivas. El comercio fue el sector que mostró la mayor contracción con una baja del 5%, como consecuencia de la fuerte retracción del consumo interno.

Le siguió la industria manufacturera, que registró una contracción del 4,1%, seguida de la actividad de servicios comunitarios y sociales, con 3,4%. También mostraron variaciones negativas en la comparación interanual el sector de transporte y comunicaciones con un 3%, y la explotación de minas y canteras con 1,4%.

En forma más leve también se contrajo la actividad en hoteles y restaurantes con una baja del 1,3%, la industria de la construcción, 0,7%, y la administración pública que se contrajo 0,6%. El crecimiento de la pesca, con un alza del 13,2%, y de la actividad de bancos y la intermediación financiera, del 7,1%, impactaron fuerte en el indicador y ayudaron a que la caída no fuese tan profunda.

También mostraron crecimiento electricidad, agua y gas con una suba del 3,3%, mientras tuvieron un alza más moderada la agricultura y ganadería, que mejoró 2,2%, en la comparación de agosto pasado con igual mes del 2017. Los números de agosto no tienen aún el impacto de la crisis cambiaria, y se espera que en los próximos meses la actividad siga contrayéndose, como lo proyectan las consultoras privadas.