Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/172192

La inflación en el NEA volvió a ser la más alta del país

El último informe del INDEC señala que en el Nordeste, la suba en el IPC fue del 7,3, por encima de la media nacional. En el acumulado del año también es la región con mayor costo de vida.

Es la zona con los indicadores sociales más negativos y  ahora también tiene un lugar de privilegio en otro ranquin de esos que marcan preocupación. Por segunda vez en el año, el Nordeste volvió a ser la región del país con la inflación más alta.

En el NEA el Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcó para septiembre un incremento del 7,3 por ciento contra un 6,5% a nivel nacional y en lo que va del año también es la región con la suba más alta del costo de vida, al acumular un 33,6 por ciento.

 

Por segunda vez en el año, el Nordeste volvió a ser la región del país con la inflación más alta

 

 “Estamos viviendo momentos en los que los precios no solo aumentan por las cuestiones de la economía, también hay casos de abusos y aprovechamientos porque cuando se pierde el horizonte del precio nadie sabe si está bien lo que estás pagando o lo que te están cobrando”, explicó el vicepresidente de la Cámara de Supermercados provincial, Miguel Simons.

A la reflexión del dirigente marcada por una incertidumbre generalizada respecto de las causas del índice inflacionario para la zona, sí marca que una de las causales puede ser la fuente abastecimiento de las pequeñas empresas locales, que en su mayoría recurre a los mayoristas, los que registraron un aumento del 16% para el noveno mes del año.

“El 80 por ciento de las pymes chaqueñas se abastece de los mayoristas, que en septiembre decidieron trasladar a las góndolas todo el impacto de la devaluación que no lo habían hecho en agosto porque aun contaban con stock”, indicó.

La volatilidad económica generó modificaciones para comerciantes que a diferencia de otros tiempos adquieren menor cantidad de mercadería y no tienen demasiado margen para abonar esa compra.

“Antes podíamos abastecernos para 20 días o un mes, entonces si teníamos un cambio en los precios lo trasladábamos a la góndola en forma gradual ahora compramos todas las semanas y quien nos vende tampoco nos puede financiar porque con los continuos cambios perdería con el precio de reposición”, comentó.

“En la cadena de comercialización desde el fabricante pasando por el mayorista todos se ven afectados por esta inestabilidad e incertidumbre que harán que los precios vayan modificándose”, señaló.

En septiembre, en el NEA la inflación fue del 7,3%,  en el Gran Buenos Aires llegó al 6,6%, en la región Pampeana al 6,3 por ciento en el Noroeste al 6 por ciento, en Cuyo al 6,8% y en La Pampa al 6%. La anterior oportunidad que en el Nordeste la inflación fue la más alta fue en mayo, cuando registró un 2.6%.

Temas en esta nota

INDECInflación NEANEA