Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/171184
OTRA VEZ LA INSEGURIDAD EN LA ZONA RURAL

Encapuchados golpean a dueña de casa y se llevan 77 mil pesos

Dos sujetos ejerciendo extrema violencia, redujeron a una persona que se encontraba en el domicilio de la zona rural de La Tigra y se alzaron con pesos y dólares.

SÁENZ PEÑA (AGENCIA) Los sujetos habrían ingresado a la finca por uno de los laterales y sorprendieron a la mujer en la galería de la propiedad donde utilizaron métodos violentos aplicándole golpes y amenazándola con un cuchillo. 

la-tigra.jpg
Foto: chacohoy.com

De esta manera, nuevamente un largo reclamo de productores de distintos puntos de la provincia vuelve a poner el tema sobre la mesa de discusión para diagramar acciones que permitan disminuir los riesgos de ocurrencia de este tipo de delitos.

Es que a la larga lista de temas puntuales planteados en innumerables ocasiones a las autoridades para diagramar acciones tendientes a disminuir el delito en la zona rural, ya que no solo el hurto de ganado mayor o menor o el de producción de granos y oleaginosas generan preocupación sino el avance de tipologías como delitos contra la propiedad y los bienes de las personas en muchos casos como el acontecido en las primeras horas de la mañana de este viernes en la localidad ubicada al sur de Sáenz Peña donde la violencia es un factor agregado, generan la preocupación y la necesidad de coordinar medidas urgentes para no dejar expuestos a quienes viven en la zona rural ante el riesgo de vida, la seguridad y los bienes de los productores,

INGRESO VIOLENTO

La mañana transcurría de manera tranquila en la zona del lote 7, en la zona de La Tigra, ubicada 40 kilómetros al sur de esta ciudad cuando en una vivienda del lugar dos sujetos encapuchados irrumpieron y rompieron la tranquilidad diaria sorprendiendo a una mujer que estaba en la propiedad y a punta de cuchillo y golpes de puño lograron reducir a la misma.

De inmediato se dirigieron a uno de los dormitorios de la finca y empezaron a revolver todo en búsqueda de objetos de valor o dinero para llevarse. Lograron alzarse con 7.700 pesos y 2.000 dólares que estaban en un cajón del dormitorio (traducido a valor de cotización del día de la moneda estadounidense 77 mil pesos) como botín.

A pesar del shock del momento violento que le tocó padecer, la mujer que estaba en la vivienda al momento del atraco, pudo describir a los dos sujetos, ambos de contextura baja, entre 1,55 y 1,60 metros y apuntó que vestían con camperas oscuras y pantalones de jean.

Sin embargo no pudo brindar características del rostro ya que ambos tenían el rostro cubierto con pasamontañas ni tampoco precisar el medio de movilidad de los delincuentes.

Intervino en el lugar personal del Gabinete Científico y se dio intervención a la División Investigaciones de Villa Ángela quien tiene a su cargo la investigación del hecho.

VARIOS ANTECEDENTES

Si bien la modalidad no es nueva y se produce de manera cíclica en distintas zonas, no menos cierto resulta que al menos en el último año esta modalidad ha mostrado un crecimiento importante en cuanto a hechos que se registran.

“Vemos con preocupación el avance de los delitos contra la propiedad de los bienes y las personas que viven en la zona rural” manifiestan a viva voz en cuanta reunión para tratar la problemática de la seguridad rural se refiera, aunque los hechos siguen ocurriendo y en muchos casos las investigaciones terminan en un punto muerto.

Hoy dentro del delito rural, los golpes contra la propiedad y la afección a los bienes de los productores es una realidad y como tal debe ser asumida y enfrentada.

En oportunidad los hechos se producen cuando los moradores de las viviendas no se encuentran, pero en otras los hechos adquieren mayor gravedad ya que al encontrarse con moradores en la vivienda ya que los delincuentes utilizan la violencia como metodología para amedrentar a las víctimas y poder lograr el cometido de hacerse de dinero o bienes personales.

Antecedentes existen y varios en todo el territorio provincial, en el centro de la geografía provincial, el sur y sudoeste donde inclusive los productores fueron privados por su libertad durante varias horas y sometidos a tormentos y castigo con tal de lograr el objetivo del ladrón, el botín. Incluso en oportunidades algunas de las víctimas tuvieron que ser hospitalizadas ante la violencia sufrida.