Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/167248
“Feministras”

España: asume el gobierno con más mujeres en la historia

El Ejecutivo del socialdemócrata Pedro Sánchez tomó posesión este jueves, poniendo el acento en la “igualdad de género”.

   Madrid, 7 (AFP) – El nuevo gobierno debe afrontar el reto de gobernar con un exiguo apoyo en el Parlamento y con presupuestos de austeridad elaborados por los conservadores del Partido Popular. 

Chicas superpoderosas. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (izq), la de Economía, Nadia Calviño (centro), y la de Asuntos Territoriales, Meritxell Batet (der), fueron las más mencionadas en un gabinete donde 11 de los 17 principales cargos serán ocupados por mujeres.

   Las once mujeres y los seis hombres del Ejecutivo de Sánchez, de 46 años, reemplazaron al gobierno saliente del conservador Mariano Rajoy, tumbado el viernes con una moción de censura. Antes, juraron en el Palacio de la Zarzuela, ante el rey y frente a la Constitución, pero sin símbolos religiosos, a semejanza de Sánchez, quien ya lo hizo el sábado.

   En el acto protocolar los nuevos funcionarios usaron de manera reivindicativa la fórmula “consejo de ministras y ministros”. El gobierno es también el más femenino de la Unión Europea (UE), y “tiene  que trabajar cada día para lo más importante de la democracia: achicar las desigualdades” entre hombres y mujeres, aseveró la nueva vicepresidenta, Carmen Calvo. De hecho, la primera ley que debatirá el Congreso busca que los funcionarios judiciales “tengan formación en violencia de género”, anunció la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra.

Primeras advertencias

   La gran duda es si el Ejecutivo tendrá capacidad de gobernar con un apoyo de apenas 84 de 350 diputados en la Cámara Baja y si podrá llegar al fin de la legislatura previsto en 2020. Dependerá en gran medida del apoyo que le den Podemos (centroizquierda) y los nacionalistas vascos y catalanes, que apoyaron la moción contra Rajoy, y que este mismo jueves lanzaron advertencias.

   “Pasar por La Moncloa con el gobierno más débil de la historia probablemente va a ser un calvario para Sánchez”, lanzó Pablo Iglesias, de Podemos, partido que exige “más política social”. “Claro que va a haber crispación” en la legislatura, auguró por su lado Aitor Esteban, portavoz de los nacionalistas vascos del PNV.

   Para garantizar “la estabilidad”, Sánchez se comprometió a gobernar lo que queda de 2018 con el presupuesto elaborado por el conservador Partido Popular y pendiente de tramitación en el Senado, que incluye un aumento de entre 1 y 3% de las pensiones más modestas e incrementos salariales para funcionarios.

   En una España que vivió el 8 de marzo una inédita huelga feminista, Sánchez designó a mujeres en carteras muy destacadas. La fiscal antiterrorista Dolores Delgado en Justicia, la portavoz parlamentaria Margarita Robles en Defensa, Magdalena Valerio en Trabajo, Isabel Celaá como titular de Educación y portavoz del Ejecutivo. Pero, sobre todo, dos mujeres dirigirán el equipo económico de su gobierno, con la prioridad de cumplir el compromiso europeo de reducir el déficit del 3,1% en 2017 al 2,2% en 2018: en Hacienda María Jesús Montero, y Nadia Calviño en Economía, con una experiencia de 12 años en altos cargos en Bruselas.

   Además de Calviño, Sánchez colocó en Exteriores a Josep Borrell, expresidente de la Eurocámara de 2004 a 2007, para marcar la postura europeísta de su gobierno, en plenos preparativos del Brexit y cuando en Italia acaba de asumir un gobierno de derecha y antieuropeísta. Borrell, catalán de 71 años que destacó en los últimos meses por sus duras críticas al independentismo regional, advirtió que “España se enfrenta quizás al mayor problema al que se puede enfrentar un país, que es su integridad territorial”.

El desafío catalán

   Uno de los primeros retos del gobierno de Sánchez será abordar el asunto de Cataluña, que acaba de recuperar su autonomía suspendida tras la fallida declaración de independencia en octubre pasado. El gobierno separatista catalán dijo que espera una reunión entre Sánchez y el presidente regional Quim Torra, independentista del ala dura.

   “Muy optimistas no somos, pero hay siempre la esperanza de que se abra una ventana de oportunidad para que haya cambios”, dijo ante periodistas Elsa Artadi, portavoz del gobierno catalán que evitó prometer fidelidad a la Constitución española al asumir el cargo el pasado sábado. En el día a día será otra catalana quien desde el gobierno central deberá tratar con el gobierno de Torra: Meritxell Batet, barcelonesa de 45 años, nombrada ministra de Política Territorial.