Temas de hoy: Colectivos Hospital Perrando Emergencia hídrica Ciclo lectivo 2020 Coronavirus
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/166079

Preocupación del Consejo Veterinario del Chaco por las inminentes desvinculaciones en el INTA y SENASA

La institución que nuclea a médicos veterinarios manifestó su preocupación ante la decisión de desvincular a médicos veterinarios de estos dos organismos estatales que carecen precisamente de suficiente personal universitario que atienda los centros de investigación y regionales, en las múltiples actividades a su cargo.

A través de un comunicado que lleva la firma de su presidente, Sebastián Robledo, el Consejo Veterinario del Chaco plantea su malestar y rechaza las posibles desvinculaciones debido a que en organismos estatales como el INTA y SENASA pretenden desvincular a profesionales junto a empleados de larga amplia trayectoria y advierte sobre las consecuencias que se generarán en caso de prescindir de sus servicios.

veterinarios chaco.jpg

“El Consejo Veterinario es una institución que representa a los profesionales veterinarios y que mediante su organización legal ejerce el control del ejercicio de la profesión veterinaria, al tiempo que se propone velar por el mejoramiento científico, técnico, laboral, social y económico del veterinario y propender al mejoramiento de la salud pública, la producción, sanidad y bienestar animal, gestionando ante los poderes públicos las medidas necesarias. Así en el marco de nuestro Consejo alentamos a que en todos los organismos estatales y en las empresas privadas donde se labore o presten servicios vinculados a los animales que los cargos sean desempeñados por profesionales que acrediten una alta capacitación universitaria imprescindible para tal fin”, señala el Consejo.

Y advierte: “Por ello es que nos preocupa la desvinculación de Médicos Veterinarios del INTA y del SENASA ya que ambos organismos estatales carecen precisamente de suficiente personal universitario que atienda los centros de investigación y regionales, en las múltiples actividades a cargo de dichas instituciones. Y no se justifica que en la nómina de las personas a desvincular o ya desvinculadas se incluyan profesionales de extensa trayectoria en el ámbito académico y muy reconocidos por los productores, en áreas como ganadería, cultivos y mecanización agrícola”.

FUNCIONES INDELEGABLES

El Consejo aclara que “su preocupación se basa en las múltiples funciones indelegables que estos entes estatales realizan ya que la manipulación de los animales, su alimentación, diagnóstico y tratamiento, como así también la seguridad de los alimentos de consumo humano, debe estar supervisado por médicos veterinarios quienes a la postre no solo cuidan la salud de los mismos sino del eventual daño que se puede ocasionar a otros animales (propiciando epidemias) y a la sociedad en general (por la trasmisión de enfermedades de animales a humanos) o las consecuencias serán impredecibles”.Y si bien las asociaciones gremiales de los trabajadores están realizando una intensa campaña a nivel nacional para que se revea la decisión estatal consideramos necesario que se conozca nuestra postura la cual también apunta a preservar la salud pública, ya que sendos organismos trabajan con municipios, con asociaciones de productores, con las cooperativas, con las universidades y los particulares, entidades intermedias, etc”, señala.

“En definitiva nuestro propósito es hacer saber que nos solidarizamos con los profesionales desvinculados otorgando el apoyo moral necesario para afrontar su futuro laboral e instamos a las autoridades a rever las desvinculaciones infundadas; amén que propiciamos el aumento del presupuesto para el INTA y el SENASA”, concluye el comunicado.