Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/161176
Federal A

Sarmiento y For Ever se ilusionan

Tanto Sarmiento como Chaco For Ever vienen siendo protagonistas en la tercera categoría del fútbol argentino. Los decanos vienen de un primer semestre que los llevó a disputar instancias decisivas y en la segunda parte del año marcaron el camino en el Federal.

Por su parte, los albinegros se quedaron en el camino en los play off de la temporada anterior, aunque habían dejado una muy buena imagen en el encuentro de Copa Argentina ante Banfield. En esta última parte del 2017 encontraron la clasificación a la segunda fase jugando un estilo diferente al que propone su entrenador.

El decano marca el camino 

Luis Silba, arma letal del decano en ataque, que ganó de punta a punta la fase regular.

Sarmiento logró sostener una base, sin dudas que eso fue importante para un equipo que supo mantener una idea de juego impulsada por su entrenador Raúl Valdez. La temporada anterior se quedó afuera con Mitre de Santiago del Estero, que luego ascendería a la B Nacional. El equipo fue protagonista en todos los escenarios mostrando un estilo de juego ofensivo y muy contundente. En este último semestre, Valdez logró sostener un grupo de futbolistas que hacen la diferencia especialmente en el mediocampo y complementó las otras líneas con refuerzos que estuvieron a la altura.

Se mantuvo invicto hasta la última fecha de la fase inicial, cuando cayó ante Mandiyu con un equipo alternativo, pero terminó líder logrando resultados importantes, ganándole a todos, menos a su clásico rival con quien igualó en sus dos compromisos.

Buen juego, equipo ordenado, con equilibrio entre sus líneas, un arquero muy seguro y una defensa que se fue consolidando con el correr de los partidos. La recuperación de Cristian Piarrou es una muy buena noticia para el equipo y los dirigentes intentarán acertar en los dos refuerzos para seguir por la misma senda victoriosa.

En el final For Ever sacó pasaporte 

El partido ante Mandiyú fue un punto de quiebre, luego de ese duelo el negro metió cuatro triunfos en fila y logró la clasificación.

Chaco For Ever tuvo un primer semestre irregular, si bien el equipo de Pedro Dechat había clasificado segundo en la primera fase, en la siguiente no pudo meterse entre los mejores cinco y tuvo que jugar la ronda de play off ya con Miguel Fullana como entrenador, y luego de sortear a Unión Aconquija, terminó eliminado ante Mitre de Bahía Blanca.

Entre medio jugó la Copa Argentina ante Banfield en cancha de Quilmes, dejando una imagen interesante, pero luego no pudo sostener la base de ese equipo y tuvo que rearmar un nuevo equipo.

Fullana tuvo todo el tiempo para trabajar, pero en este segundo semestre el equipo mostró altibajos, ganó partidos de visitante, fue uno de los equipos que menos le convirtieron, aunque no jugó el fútbol que pregona su entrenador y fue el mismo grupo de jugadores que sacó adelante una racha adversa y metió en el final cuatro triunfos consecutivos para lograr el pasaporte a la segunda fase.

 Lo positivo, el debut de dos juveniles en el plantel profesional. Ahora con la incorporación de dos refuerzos pretende sumar en los puestos que el equipo es débil, pero también es necesario que Miguel Fullana les brinde confianza a los jugadores y a su grupo de trabajo en el cuerpo técnico, ya que durante este lapso fueron mayores las incertidumbres del rosarino que las certezas.

 Mientras el entrenador agradecía una y otra vez a la psicóloga por los resultados, el plantel entero se atribuía que ellos mismos, solos habían sacado a flote la clasificación.

Inferiores de AFA, un paso adelante

Tanto Chaco For Ever como Sarmiento participaron del torneo de divisiones inferiores de AFA. La experiencia fue maravillosa, el roce futbolístico con equipos que hacen años compiten en ese nivel es trascendental para el futuro de los clubes. No hay que medir en resultados esta primera participación, sino en la experiencia de los chicos, profesores y dirigentes, que han dado un paso adelante con la idea que muy pronto los plantes cuenten con jugadores de la cantera.