Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/161091
En 2017 se registraron 7 casos, dos más que el año pasado

Las campañas de concienciación no logran bajar los índices de femicidios en el Chaco

El Chaco no logró bajar este año la estadística comparada con 2016 de femicidios. El calendario pasado, esta provincia arrojó cinco asesinatos de mujeres en contexto de violencia de género, mientras que el 2017 y aún con algunos días más  de la última hoja del almanaque, totalizan siete casos.  En dos de los sucesos sus agresores terminaron suicidándose,  dos estuvieron un mes prófugos y dos de los crímenes ocurrieron en lugares de alojamiento de la capital chaqueña.

En lo que va de 2017, se registran siete femicidios en el Chaco. Las víctimas son Araceli González (18), Isabel Sánchez (50), Mariela Fernández (25), Elizabeth Giulana Anabella Solís Álvarez (13), Andrea Vera (25), Ruth Daniela Acuña (25) y Ana Isabel González (41).

23 de febrero: El crimen de Araceli González ocurrió en Barranqueras y por el hecho está con prisión preventiva un vecino, David Daniel Fleita (27). La adolescente fue apuñalada tres veces, al haberse resistido a un abuso sexual. Además el acusado se llevó su celular y una motosierra del padrastro, elementos que condujeron a su detención, luego de estar privados de la libertad cinco hombres más, los cuales quedaron sobreseídos.  Investiga la fiscal 9, Daniela Meiriño quien tenía todo listo para requerimiento de elevación a juicio oral.

14 de mayo: Isabel Sánchez fue degollada en la habitación 4 del motel ubicado en avenida Malvinas y ruta 11 de Resistencia. Con ella y en un remis que tenía a cargo, ingresó Ramón Falcón, alias “Pachón”.  (50). El cuerpo de la mujer lo halló un empleado que debía controlar el dormitorio. Ya el hombre se había escapado y permaneció oculto hasta el 4  de junio en los montes próximos a Colonia Baranda. Significó la búsqueda más importante de los últimos años en el Chaco. “Pachón” tiene prisión preventiva. El caso recayó en la fiscalía 9 de Daniela Meiriño, quien mandó a debate oral y público.

27 de junio: Mariela Fernández había radicado cuatro denuncias que recayeron en diferentes fiscalías. En 2015, casi su asesino le quema la casa. Logró que dicten un cerco perimetral, pero no contaba con botón antipánico. Facundo López quería ver a su hijo pero la Justicia se lo impidió por los hechos descriptos. Burló la prohibición de acercamiento y luego de una discusión terminó estrangulándola en la capital chaqueña. Está con prisión preventiva y su caso es seguido por la fiscal 1 Ingrid Wenner.

13 de julio: Elizabeth Giulana Anabella Solís Álvarez, tenía 13 años y fue hallada muerta de un disparo en la cabeza, en una habitación del hotel Alfil, ubicado en Santa María de Oro y Moreno de Resistencia. Su cuerpo estaba al lado del de Orlando Adrián Sánchez, un efectivo de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires – que tras asesinar a la menor, se  suicidó. La localizó por Facebook a la víctima, presumiblemente con una identidad falsa, la citó al lugar y al resistirse a un abuso, el efectivo la mató con su arma reglamentaria. La fiscal Nº3 Carmen Beatriz Scarpin, en cuanto al caso de sangre, dio por concluida la instrucción, mientras por cuerda separada se averigua la responsabilidad de los dueños del hotel, que permitieron el ingreso de la menor.

23 de septiembre: Andrea Vera, tenía 25 años, fue hallada muerta con tres heridas punzocortantes en Pampa del Indio. Fue asesinada delante de sus hijos y su expareja, Darío Ledesma, quedó detenida a disposición del fiscal en turno de General San Martín.

24 de octubre: Ruth Daniela Acuña estaba tirada en el piso de su casa. A su alrededor, un nene de 7 años, una nena de 5 y una beba de 12 meses. Tal vez pensaban que dormía. Pero la joven mamá de 25 años estaba muerta. Fue en el barrio Mataderos de Sáenz Peña.  Su expareja, Ramón Alegre (26), quien luego de una discusión, terminó con la vida de la joven. El 25 de noviembre, el sospechoso fue atrapado en Pintos (Santiago del Estero), porque produjo un incidente en un puesto de comidas. El fiscal  Marcelo Soto, le dictó prisión preventiva.

13 de diciembre: Ana Isabel González, es la séptima mujer asesinada. Su expareja Juan Alberto Godoy (46), tenía exclusión de hogar y no podía acercarse. Sin embargo esa mañana, se apostó en una casa lindera a la de González, en Tres Isletas y con una escopeta la asesinó. Luego se quitó la vida con la misma arma. El caso recayó en la fiscal de Castelli, Raquel Maldonado.

19 menores quedaron sin sus madres

Los femicidios dejaron sin madre a 3.158 niños y adolescentes en todo el país desde 2008 hasta el primer semestre de este año, es decir que en menos de una década casi todos los días algún chico quedó sin su mamá, asesinada en hechos de violencia de género, según cifras del Observatorio de Femicidios de la organización civil La Casa del Encuentro. En el 63 por ciento de esos casos están involucrados menores de 18 años (2.012 niños y adolescentes), advirtió Ada Rico, quien preside esa oenegé.

Los 7 femicidios en el Chaco, describen similares acciones de parte de los asesinos y peor aún, cifras tremendas de hijos que perdieron a sus madres. Son 19 los niños, niñas y adolescentes (NNA) afectados, por los asesinatos de sus progenitoras. En la mayoría de los sucesos, con situaciones sociales de extrema vulnerabilidad, sin recursos,  obra social o tutores sin trabajo estable. Un proyecto “Ley Brisa”, busca reparar dicho déficit, que deberá tratarse en el Congreso.

Una sentencia dura que abrió jurisprudencia en la provincia 

Por unanimidad los jueces de la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia, resolvieron el 4 de julio condenar a 20 años de prisión al taxista Germán Cazal Ortiz que apuñaló múltiples veces a su exmujer Luciana Romero, frente al Hogar Madre Teresa de Calcuta, en la avenida 9 de julio y calle 1.  Es la primera vez que la Justicia del Chaco da por acreditado el delito tentativa de femicidio tras siete audiencias donde se ventiló el caso ocurrido el año pasado y que conmocionó al país tras la difusión de NORTE. 

Luciana Romero sobrevivió a 14 puñaladas. Llora contenida por sus familiares y amigas al escuchar la dura condena a su agresor Germán Cazal Ortiz.

Los jueces Glenda Vidarte, Lucía Casas de Sanchis y Alicia Cáceres por unanimidad dieron por acreditado el delito de tentativa de femicidio (es el primer fallo en la provincia) y condenaron a 20 años a Cazal Ortiz, pena que había requerido el fiscal de Cámara Jorge Fernando Gómez.

La querella a cargo de Pablo Vianello pidió 23 y el defensor Julio Quiñones entendió que el acusado había cometido "lesiones leves" a su expareja de 27 años y madre de una nena que tuvieron junto al agresor. El tremendo hecho sucedió el 1 de julio de 2016, cuando el hombre en su radiotaxi embistió al auto donde iban Luciana y su padre Agustín.

El fallo de un tribunal chaqueño,  junto a casos de Capital Federal, Morón y uno en Córdoba, son los antecedentes  inmediatos que otorgan condenas por tentativa de femicidio.

Desaparición de Maira Benítez: desde posible crimen, hasta captada por una red de trata

Hace seis días se cumplió un año de la desaparición de Maira Benítez (18), el caso más enigmático de las últimas décadas para la historia policial y judicial del Chaco.

Un total de 44 cuerpos conforman el expediente por la desaparición de Maira Benítez. Un misterioso caso que podría llegar hasta la Corte Suprema si el juez Alurralde se declara incompetente.

Con la incompetencia resuelta por parte de la jueza de Garantías de Villa Ángela, por considerar que la desaparición de Maira responde a un caso de trata de personas con fines de explotación sexual, tendrá ahora que expresarse el magistrado subrogante de Sáenz Peña, si coincide que el hecho es un delito federal. De no prosperar en esa instancia,  la continuidad de la investigación, deberá dirimirse en la Corte Suprema de Justicia.

Ocho días después de que la jueza de Garantías de Villa Ángela Yolanda Alvarenga Gómez de Samela, le diera la razón a las fiscales Gisela Oñuk y Silvana Rinaldis, que la desaparición de Benítez tiene ribetes de un delito federal, por lo que declaró la incompetencia en la justicia ordinaria, el abultado expediente ya está en los estrados federales de saenzpeñenses para que el juez subrogante Aldo Alurralde, adopte una resolución.

Maira fue vista por última vez el 17 de diciembre de 2016 -tras haber salido de un local nocturno-,  testigos la ubican subiendo al auto de Rodrigo Silva, acompañado por Gabriel Cáceres. Ambos y Catalino Silva, están con prisión preventiva, sindicados coautores de “privación ilegítima de la libertad y trata de personas”.

 Además, están  en libertad pero ligados al proceso Sergio Coria, Ramón Cáceres  (como coautores) y Belén Ledesma (por encubrimiento).

Para el Ministerio Público, hay suficiente pruebas, como el escrito con tres nombres de mujeres y las tarifas agregadas,  varias conversaciones por Facebook de parte de Maira con hombres de distintas partes del país, e incluso, un supuesto ecuatoriano, como sostener que el caso está relacionado a trata de personas con fines de explotación sexual.

El material probatorio surgió a partir de las pesquisas de los perros K9 de Punta Alta, que dieron con dicha esquela dentro de una cajita de vino, mencionándose en ella que la llave debía pedirse al puestero “Rodri”. Las pruebas se levantaron en un rancho de un lote próximo al campo del exjuez Eduardo Costas, donde trabajaba Silva.

Los nombres en esa nota de “Maira, Jackie y Karla”, están incorporados a la causa.

“No hay ningún comprobante que se trata de un homicidio, no se encontró cuerpo, o algún rastro que se trate de un homicidio, por lo que en esta etapa de probabilidad y provisoriedad estaríamos ante un caso de trata de personas”, dijo la jueza Alvarenga Gómez de Samela, al citar algunos de los fundamentos.

Ahora la expectativa se centra en el juez de Reconquista con jurisdicción en la “ciudad termal” que de declararse incompetente- dará paso a la Corte Suprema de Justicia- por ser el tribunal en común entre ambas jurisdicciones. 

El asesinato de un ganadero en manos de dos menores

El crimen del criador de ñandúes y pequeño ganadero Carlos Santiago Castelán (68),  ocurrido en julio de 1017,  en su campo de Makallé, conmocionó a las entidades rurales, comerciales y empresariales. Se trataba del suegro de la Federación Económica del Chaco, Sergio López, quien dejó un manto de sospechas sobre la entonces conducción policial de la zona. Los supuestos criminales, tienen 17 y 15 años. Lo más sorprendente es que vivían a 200 metros de la casa de la víctima. 

Carlos Castelán con una de sus pasiones, la crianza de ñandúes. Fue asesinado por dos menores.

Los asesinos, actuaron en la oscuridad. Fue en Paraje el 54, ubicado a 200 metros de la ruta nacional 16, en el kilómetro 61. El productor recibió un solo disparo. La fiscal de investigaciones Nº5 Nélida Villalba logró comprobar que los homicidas residían a pocos metros del campo del hombre.

Los acusados tienen 17 y 15 años, un habeas corpus de los organismos de derechos humanos por las malas condiciones de alojamiento que registra la Aldea Tres Horquetas, imposibilitó que al menos el más grande sea institucionalizado. Los dos quedaron a disposición de la justicia del Menor y la Familia de Resistencia.

Castelán fue ultimado de un disparo en la cara, cuando salió de su casa a atender a dos individuos, que le exigieron que entregue el dinero de una venta de 17 vacunos que había comercializado días anteriores.

Carlos Castelán (40)-  aportó precisiones sobre los instantes previos al crimen de su padre, que de acuerdo a la investigación estaría esclarecido con los atacantes identificados y a disposición del juez del Menor.

Empleado legislativo detenido con 1500 kilos de marihuana

En un procedimiento llevado a cabo el 3 de agosto, bajo las órdenes de la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger,  la Prefectura Naval secuestró 1.500 kilos de marihuana y detuvo a dos personas, uno de los cuales se desempeñaba como empleado del Poder Legislativo.

El empleado legislativo al salir del juzgado federal a cargo de Zunilda Niremperger. El escandaloso caso narco tuvo repercusión nacional.

Se trató del “Operativo Impenetrable” que se concretó sobre un camino costero (Ruta Provincial 63), cuando efectivos de Prefectura que realizaban patrullajes preventivos, detuvieron la marcha de un vehículo tripulado por dos hombres, uno de ellos empleado del Poder Legislativo del Chaco.

Al realizar la inspección, los prefectos detectaron que la camioneta llevaba bultos de gran dimensión en la parte trasera. Como resultado de la requisa, decomisaron un cargamento de 1474 kilos con 990 gramos de marihuana, divididos en 1592 “panes”, con un valor comercial que supera los 26 millones de pesos.

Niremperger ordenó las detenciones de los dos ocupantes del rodado, Sergio García Plichta, que hacía 15 años era empleado de la Cámara de Diputados  y Víctor Aguirre. El escandaloso caso, también incluyó ó múltiples allanamientos en Paso de la Patria  y Resistencia, logrando secuestrar dispositivos electrónicos y bienes patrimoniales.

Además, en esos operativos se detuvo a Lidia Ramírez, esposa de García Plichta, a quien se le sindica como la copropietaria de la camioneta Toyota Hilux, donde se encontró la droga acondicionada en un retén de Prefectura, camino a la Isla.

Logró fugarse el dueño del vehículo, Gustavo Sánchez, quien después se puso a disposición de la justicia y Martín, hijo de Sánchez,  aparece en los registros como habilitado para conducir la camioneta que fue descubierta repleta de estupefacientes.

La jueza comprobó que la droga llegó desde el Paraguay vía fluvial, y que después los detenidos con la carga, hacían distancias cortas en el Chaco y provincias vecinas. “Suponemos, conforme a las investigaciones que tenemos, vendría de Paraguay por vía acuática y a partir de allí se redistribuiría entre distintos lugares de acá y de las provincias vecinas”.