Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/152268

La escalada de precios en los alimentos no se detiene: la carne, aceite y pan por las nubes

SAENZ PEÑA (Agencia) - Los incrementos en los precios de los productos de la canasta básica no se detienen y en los últimos días quedó evidenciado en los valores en los que se comercializan la carne, el aceite y el pan que sufrieron alzas de entre un 20 y 25 por ciento en sus valores. 

Esto se suma al reciente aumento que registraron la leche y sus derivados que hace algunos días exponía NORTE en un informe, donde también se traslucía el descontento de los consumidores quienes paralelamente admitieron que han racionado el consumo, lo cual inevitablemente lleva a una caída del mismo. Además dejaron en claro que ante el aumento y la obligatoria necesidad de desacelerar el consumo de esos productos, se eligen alternativas y reemplazos por otros productos e incorporarlos a la dieta cotidiana.

En el mismo sentido, por estos días se observó un importante incremento en el precio de la carne vacuna y en menor medida el pollo, el litro de aceite e incluso el pan. El aumento de precios de estos productos se sitúa entre el 20 y 25% lo que significa un nuevo impacto en el bolsillo de los consumidores que se ven obligados, por un lado desacelerar el consumo de esos productos y por el otro buscar alternativas a la hora de reemplazar productos para poner a la mesa.

Nuevo incremento

La carne tuvo una nueva escalada de precios y hoy en algunas carnicerías el kilo ya se comercializa a 140 pesos.

Con el nuevo incremento en el precio por kilogramo, el de la carne significó una nueva estocada al bolsillo de los consumidores del orden del 25 por ciento con el que el precio por kilogramo se paga en algunas carnicerías se comercializa hasta a 140 pesos. Así surge de la recorrida efectuada por NORTE por distintas carnicerías del medio, donde el precio de la carne desde hace tiempo había superado la barrera de los 100 pesos y hasta hace algunos días el precio promedio de vnta al público era de 115 pesos.

Pero esta semana, los consumidores se encontraron con un aumento considerable en el precio del producto, que en algunas bocas de expendio ya se comercializa hasta a 140 pesos. Si algo le faltaba a la incertidumbre de la economía nacional, esta vez el aumento en el precio de la carne genero entre los consumidores un sinfín de reproches y la confirmación que consumen cada vez menos.

Por ello los consumidores insisten que ante la escalada que sufre el precio de la carne de manera periódica hoy ya se echa manos a otras alternativas para reemplazar la carne en la dieta diaria que consumen. En materia de carnes, el pollo a pesar que sufrió un incremento aunque inferior- sigue siendo una de las alternativas y también va ganando terreno el pescado cuya consideración ha crecido a la hora de preparar un menú familiar También la carne de cerdo se encuentra entre las preferencias como parte de productos cárnicos que consumen los saenzpeñeneses. También las legumbres y otros productos aparecen como alternativas a la hora de comprar los alimentos.

El aceite para arriba

El aceite mezcla es otro de los productos que mostraron aumentos durante los últimos días.

Si de aumento de precios de productos de la canasta básica hablamos, otro que mostró incrementos durante la semana en las góndolas de los supermercados fue el aceite, comestible en sus distintas variedades. Si tomamos como referencia la variedad que hoy más se consume, el girasol mezcla que hoy por hoy superó al tradicional aceite de girasol, las marcas más económicas se comercializan al 13 pesos el litro y de allí en más los valores fueron variando hasta llegar a las primeras marcas que tienen un valor del envase de 900 centímetros cúbicos se venden casi rozando la barrera de los 17 pesos.

Y ni hablar si se trata de aceite de oliva, que hasta hace poco tiempo por su composición más sana era el preferido de muchas familias para preparar cierto tipo de platos, cuya presentación de envase más pequeño se encuentra en valores cercanos a los 100 pesos.

El pan, otro producto que aumentó

El pan, otro producto de consumo masivo en la mesa de los argentinos también tuvo un incremento en los últimos días.

A contrario de lo que ocurría anteriormente cuando la disparada en el precio de la harina era el principal componente del aumento del producto, esta vez un reconocido comerciante del rubro reconoció ante la consulta de este diario que esta vez el notable proceso de incremento del precio de la tarifa de la energía eléctrica actúa como agente fundamental para el aumento, ya que la mayoría de los comercios dedicados a la venta de productos panificados los elabora con hornos eléctricos.

Así en los últimos dos meses el precio de los panificados escaló desde los $24 pesos promedio para un producto elaborado con harina de primera calidad a comercializarse a 30 pesos por kilo. “Obvio es que por allí la gente en algunos puntos de venta de la ciudad se va a encontrar con precios por debajo del que vendemos nosotros hoy, pero seguramente habrá que poner el ojo en la calidad de elaboración del mismo” indicaba el mismo panadero a NORTE. Lo cierto y concreto es que el incremento que, en general evidencian estos productos, llevan más allá del lógico impacto que significa a la economía hogareña, a ver como día a día se profundiza la disyuntiva que desde hace tiempo se observa, la de calidad o precios, donde muchas veces la segunda se impone a la primera.