Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/152202
Habló la mamá de Claudia Franco tras el fallo

“No es la condena que esperábamos, por haberle hecho algo tan terrible a nuestra hija”

CHARATA (Agencia) La familia de Claudia Franco estuvo en tribunales durante todo el proceso judicial, y accedieron a hablar con la prensa una vez conocida la sentencia. La madre de Franco, Ana Rampazzo, aseguró que fueron pocos años y que, no estaban de acuerdo con los jueces en que Cabrera no sabía lo que estaba haciendo.

Ana Rampazzo y Sara Juárez, se saludan luego de oir la sentencia que mandó a la cárcel a los dos acusados.  

Luciana Alvarenga, amiga de la víctima fue condenada a 26 años, y su pareja, Darío Cabrera a 12. “Después de la sentencia no nos sentimos bien, porque la condena que les dan no es la condena justa que nosotros esperábamos por haberle hecho una cosa tan terrible a nuestra hija. Como papás no estamos de acuerdo, ni tampoco mis hijos. Esperábamos una condena más severa porque lo que hicieron no tiene nombre, los dos tienen las manos sucias con la sangre de mi hija”, manifestó Ana, tras conocerse la sentencia, y hablando por primera vez, tras aquellos fatídicos primeros días de mayo del 2015.

“Si apelamos a más no nos van a devolver a nuestra hija, ni a mi nieta a su madre, pero me gustaría hablarle a los jueces para que se fijen lo que están haciendo, también que vean que estos asesinos dejaron a una niña sin mamá y a nosotros sin una hija. No queríamos perpetua, pero sí una condena más alta y saber en qué se basaron los jueces. Los dos son cómplices, y no me digan que él (por Cabrera) no tuvo nada que ver porque eso no es así”, añadió. Si bien Luciano Orellana, expareja de Franco, con quien tiene una hija en común, y quien había sido detenido, casi un mes, y que luego fue exonerado, no estuvo presente ni en los alegatos, ni en la lectura de sentencia, si lo hizo su madre, Sara Juárez. Sara había perdido a su hijo de 12 años, unos meses antes de la muerte de Franco, y si bien primero se consideró un accidente, la familia siempre sostuvo que hubo algo más.

“Sé lo que es perder un hijo, se lo que están sintiendo Ana y su marido", dijo” Sara, muy conmovida tras la sentencia. Al igual que la familia de Franco, señaló no estar de acuerdo con la condena, pero si rescató que se haya reconocido en la justicia que hubo un crimen, y que haya habido un juicio. “Espero lo mismo por mi hijo, que se investigue”.