Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/151733

A casi cinco meses de la desaparición de Maira Benítez y sin ninguna pista

Villa Ángela (Agencia) - El 17 de mayo se cumplirán cinco meses de la desaparición de Maira Benítez de 18 años, de quien hasta el momento no se ha logrado saber que sucedió con la misma, aunque por el hecho hay dos hombres detenidos, acusado de privación de la libertad. Rodrigo Silva y Luis Coria siguen con el pacto de silencio.

Todo un misterio sigue siendo la desaparición de esta joven, que pese a los rastrillajes en distintas zonas la policía no ha logrado hasta el momento hallar ninguna pista firme, y sus familiares y amigos continúan realizando marchas y pidiendo que se continúe con su búsqueda.

Si bien hay dos personas detenidas por la desaparición de Maira, ninguno de ellos aportó pruebas que lleven a los investigadores a tener alguna pista, y con el correr del tiempo crece más la incertidumbre en la gente que se pregunta ¿Qué pasó con Maira? que ya lleva casi cinco meses desaparecida. 

Por la desaparición de Maira Benítez, surgieron importantes novedades en las últimas horas.

Cabe recordar que la joven está desaparecida desde la madrugada del 17 de diciembre, cuando luego de salir de un baile se la vio subir a un automóvil que era conducido por Rodrigo Silva, y desde ese momento no se supo más nada sobre ella.

A raíz de esto Silva fue detenido pero en primer un momento se mantuvo en silencio y posteriormente en sus declaraciones negó haber tenido algo que ver con la desaparición de Maira. La policía realizó diversos rastrillajes por la zona abarcando terrenos baldíos, represas, canales, y el campo donde trabajaba Silva, pero sin obtener ninguna señal de la joven.

De la búsqueda también participó un grupo de especialistas de Santiago del Estero, contando con perros adiestrados, pero tampoco se lograron recabar datos. Otro de los elementos usados para el rastrillaje fue un georradar, con resultados negativos, llevando a que los rastrillajes y la búsqueda prácticamente cesaran por parte de la policía.

Desde el gobierno provincial se procedió a ofrecer una recompensa de 500.000 pesos a quien aporte datos certeros sobre Maira, aunque, hasta el momento no nadie se presentó con información.

También la madre de Maira denunció públicamente que no se estaban realizando las cosas como correspondían, y apuntó contra el fiscal de la causa, Sergio Ríos, quien luego renunció al caso que quedó en manos de su par Gisela Oñuk. La nueva fiscal a cargo ordenó nuevos rastrillajes y más tarde se detuvo a Luis Coria, señalado como cómplice del principal imputado.

Su familia y amigos continúan la lucha día a día pidiendo por la aparición con vida de Maira, quien además es mamá de una nena de 3 años.

El reclamo de los familiares es para que se haga justicia y de una vez se pueda saber qué pasó con la joven, y que este caso no quede en el olvido.