Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150735

Estudiantes detenidos en confuso episodio en Universidad de Jujuy

Dos estudiantes jujeños fueron  arrestados en el medio de un confuso episodio que se vivió en la  Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de  Jujuy, ya que el Gobierno provincial aseguró que estaban  provocando ‘ruidos molestos‘ y presentaban ‘signos de ingesta de  bebidas alcohólicas‘, pero el Centro de Estudiantes de esa casa  de altos estudios afirmó que los efectivos de la Policía norteña  ingresaron ‘de manera ilegal‘ al lugar.

   La detención del presidente del Centro de Estudiantes de la  Facultad, Joaquín Quispe, y del alumno Ignacio García, de 28 y  20 años, respectivamente, se produjo en la noche del pasado  miércoles durante un asado que se llevaba a cabo en el predio  universitario ubicado en el barrio Los Naranjos de la ciudad de  San Salvador de Jujuy.

   Tras la actuación policial, el órgano estudiantil repudió los  hechos al afirmar que los efectivos ingresaron al predio ‘de  manera ilegal, sin una orden judicial‘, críticas que fueron  respaldadas por el decano de la Facultad de Ciencias Agrarias de  la UNJu, Mario Bonillo: ‘Les pedí la orden judicial a los  policías y me dijeron que no tenían‘.

   En ese sentido, el directivo universitario manifestó que  ‘sorprende y preocupa muchísimo el accionar de la fuerza‘, ya  que precisó en que ‘negaron que tenían a uno de los estudiantes  detenidos‘.

   Por parte del Gobierno local, el Ministerio de Seguridad  relató que ‘alrededor de la 1 de la madrugada, el personal se  dirigió al lugar, donde se advirtió inmediatamente que se  llevaba adelante una fiesta con música a alto volumen y una  numerosa cantidad de personas en el lugar‘.

   En un comunicado, la cartera indicó que se dio participación  al Departamento Contravencional de la Policía y afirmó que  ‘desde la calle se hizo comparecer a dos hombres de 20 y 28 años  que presentaban signos de ingesta de bebidas alcohólicas‘.

   A pesar de que se aclaró que los uniformados actuaron ‘desde  la calle‘, el Gobierno jujeño reconoció que ‘dada la naturaleza  del procedimiento y lo particular del contexto (fiesta en una  institución universitaria) se inicia actuación sumaria  administrativa a los efectos de determinar las responsabilidades  del personal interviniente‘.

   Bonillo debió presentarse junto a un abogado en la Seccional  Primera de la capital provincial para pedir la liberación de los  jóvenes, debido a que subrayó que hubo ‘abuso de autoridad‘  porque la presunta infracción por ‘ruidos molestos‘ es una  ‘contravención provincial‘ que no tiene validez en un predio de  jurisdicción nacional.

   Por su parte, la presidenta de la Federación Universitaria  Argentina (FUA), Josefina Mendoza, se quejó de la detención de  Quispe y García, pero evitó involucrar al gobernador local,  Gerardo Morales.

   ‘Esto fue un hecho aislado y de torpeza e ignorancia de parte  de la Policía. No va a ser parte de prácticas sistemáticas,  porque el gobernador Morales conoce muy bien el sistema  universitario, fue militante y lo respeta tanto como nosotros‘,  señaló la dirigente de la Franja Morada.

   A la vez, la FUA emitió un duro comunicado en el que afirmó  que la Policía provincial en Jujuy viola la autonomía  universitaria‘ y resaltó que el accionar fue violatorio de la  Ley de Educación Superior que establece que ‘la fuerza pública  no puede ingresar en las instituciones universitarias nacionales  si no media orden escrita previa y fundada de un juez competente  o solicitud expresa de la autoridad universitaria legítimamente  constituida‘.


Fuente: NA.