Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/150001
El surubí se vende entre 110 y 150 pesos el kilo

A 18 días de Semana Santa ya subió el pescado pero el pollo mantiene su precio

Se acerca Semana Santa y los precios de los pescados de río y mar, así como el pollo, formarán parte privilegiada de la mesa familiar por la costumbre cristiana de evitar el consumo de carnes rojas en estas fechas. En un relevamiento de NORTE se constató una suba en los precios de estos productos con días de antelación al jueves y viernes santos.

Rubén Portillo vende pescados hace más de 20 años sobre la ruta 16 metros antes de subir al puente que conecta al Chaco con Corrientes sacados del río Paraná en el Barrio San Pedro Pescador, al igual que los otros cuatro puestos.

Rubén Portillo reconoce que “pareciera a propósito” hay menos pique en época de Semana Santa.

El que más se vende es el surubí que ronda entre $110 y $150 el kilo, aunque suele haber moncholo y bagre amarillo a $40 el kilo.

“El año pasado en esta época ya se estaba moviendo un poco más las ventas, se terminó vendiendo bien, pero este año parece que está un poco parada la cosa. Veremos en Semana Santa si se vendemos un poco más, incluso parece a propósito justo cuando llegan estas fechas hay menos pique” asegura Portillo, quien vive en el barrio.

Las pescaderías se preparan para repuntar las ventas en Semana Santa.

Un surubí congelado como los que se ofrecen habitualmente puede pesar entre siete y doce kilos, es decir, que la compra de una pieza entera rondaría los $ 840 el más chico, aunque también se vende en rodajas en cortes más pequeños.

Susana Molina también comercia pescado en su carrito, al lado del de Portillo. Comentó que hace 20 años que vende en ese mismo lugar, trabajo que inició con su fallecido esposo Armando.

Molina expresó que como no tienen cámara frigorífica, congelan los pescados y luego los cuelgan para vender sobre la calle. A medida que van trayendo los productos del día los exhiben y luego de vender estos continúan con los del día anterior.

Por otro lado, entrando al Barrio Pescador vive Carlos Behr, que vende el surubí a $120, el manguruyú a $100 y el patí a $50 el kilo.

“Para frito no hay nada, la pesca está muy difícil. Hay una invasión de palometas que lastiman a los pescados o se comen a los más pequeños. Pero hay poca plata en la calle” expresó el resignado vendedor.

En tanto, María Bernal indicó que hay pocas ventas y a su vez pocos pescados. Ella vende el surubí a $100 el kilo, la boga a $90 y el pacú a $130.

En comercios, sin grandes variaciones

La venta de pollo siempre se mantiene estable, aunque no sea Semana Santa, aseguró a NORTE un comercio capitalino.

Los precios no varían mucho de lo que se vende en el barrio y sobre la ruta de lo que se vende en comercios de Resistencia. Diego Luzzi encargado de la pescadería Moby Dick ubicada por calle Juan Domingo Perón de Resistencia, expresó que vende tanto el surubí como el pacú a $128 el kilo, el sábalo a $35 y el patí a $20, en lo que es pescado de río.

  Pescados de mar tienen otros precios, la merluza está $115 el kilo, el pollo de mar $90, el calamar $95, los aros de calamar para rabas está $250, el salmón a $399, el pulpo a $315, los mejillones pelados a $125, los langostinos pelados a $255 y el camarón pelado a $285, siempre el kilo.

Todavía a 35 pesos

Por avenida 25 de Mayo en Resistencia se encuentra la avícola Pividori, donde Miriam Machuca contó a NORTE que pese a que hubo un aumento en huevos, en pollo aún no se hizo efectivo, aunque con la llegada de Semana Santa puede suceder.

El kilo de pollo está $35 y uno de peso común ronda los dos kilos. A su vez, el cajón de pollo cuesta $ 615 y pesa 20 kilos.

Los huevos, que ya sufrieron un aumento, cuestan $55 el maple de 40 unidades, y $25 la docena.