Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149948

Clausuran un boliche en Miraflores por presencia de menores

MIRAFLORES (Agencia) – Un boliche bailable fue clausurado por la Justicia durante la madrugada del sábado, tras detectar la presencia de menores de edad en su interior fuera del horario establecido por el Código de Faltas.

La orden fue emitida por el Juzgado de Paz y Faltas de Miraflores a cargo de Omar Berdón. Se trata del boliche bailable New Star Disco, ubicado en avenida San Martín y calle Los Chañares, en el acceso principal a la localidad donde se realizaba una fiesta con la presencia de estudiantes secundarios. 

Alrededor de las 2.45 de la madrugada del sábado, el propio juez Berdón y el secretario del Juzgado, Diego Nievas acompañados por las fuerzas de seguridad, procedieron a realizar un control sobre la presencia de menores en el interior del local, como así también sobre la venta de bebidas alcohólicas a menores. 

En el lugar se encontraban varios padres acompañando a un grupo de estudiantes secundarios menores de edad que realizaban la presentación de la pre-promo 2018. Según confirmó la Policía, se constató la presencia de 10 menores de entre 15 y 17 años que se encontraban en el boliche sin representante legal.

El juez dispuso el traslado de los menores hasta la guardia policial ubicada frente al local bailable y la posterior entrega a sus respectivos familiares, mientras que el boliche fue clausurado de manera temporal con la correspondiente faja de clausura.

Presencia de menores

El año pasado, el Juzgado de Faltas de Castelli comenzó a intensificar los controles de menores  en locales nocturnos. Primero un operativo en el boliche Oxum donde la jueza Etelvina Barrios advirtió, tanto a los propietarios como a los padres de menores, respecto de lo que establece el Código de Faltas sobre el tema. Sin embargo, a pesar de haber encontrado menores en locales nocturnos fuera del horario permitido, la Justicia sólo advirtió y los controles fueron perdiendo intensidad.

En esta oportunidad, el juez Berdón decidió iniciar controles nocturnos ante la demanda de gran parte de la comunidad, y a diferencia del accionar de la Jueza de Castelli, decidió trasladar a los menores hasta la comisaría y clausurar el local. Según se supo, tanto los organizadores como los propios  jóvenes y padres, ya habían sido advertidos respecto de las eventuales medidas que se podrían tomar en caso de realizarse el evento.