Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149763

La CGT dice que paro general es “irreversible” y pide al Gobierno que ponga “más dinero al bolsillo de la gente”

El secretario general de la  CGT Juan Carlos Schmid resaltó hoy que la convocatoria al paro  general para el 6 de abril es “irreversible” y le pidió al  Gobierno que instrumente medida para “ponerle más dinero al  bolsillo de la gente”.

   “Me parece que tiene características de irreversible, habida  cuenta de las declaraciones y posturas que está anunciando el  Gobierno. El Gobierno ha gastado un 30 por ciento de su mandato  y gran parte de los anuncios y las iniciativas que había tomado  no se han concretado”, sostuvo el referente sindical.

   En diálogo con Radio La Red, el líder de la Confederación  Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) consideró que  “tiene que haber otra actitud en cuanto al tema del consumo” por  parte del Gobierno y manifestó que “básicamente, hay que ponerle  más dinero al bolsillo de la gente”.

   “Eso es lo que tiene que hacer el Gobierno. Tiene que  instrumentar una medida que implique que la gente reciba más  dinero en el bolsillo”, indicó.

   Consultado sobre cómo se podría hacer eso, el secretario  general del Sindicato de Dragado y Balizamiento explicó que se  puede aumentar el poder adquisitivo de los trabajadores “vía  paritarias, abandonando esta fantasía de que el proceso  inflacionario va a terminar dentro de determinada pauta, así  como también a través de un aumento general de las  jubilaciones”.

   “Tienen que dejar de favorecer a algunos sectores en los que  ha tenido una velocidad exprés y tomar medidas para el otro lado  en que ha tenido una velocidad de mucho menor intensidad”,  reclamó.

   Y concluyó: “Hemos tenido una actitud razonable ante todo  esta situación, lo que nos da la tranquilidad y la compresión de  vastos sectores de la población de que ahora que elegimos  confrontar es porque hemos hecho un gran esfuerzo antes de tomar  la medida. Lamentablemente los resultados del diálogo no son los  esperados. El diálogo está muy bien, se cuidan muy bien las  formas, es un instrumento muy valioso, pero si no llegan los  resultados, se convierte en una frustración”.