Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149508

La reparación histórica de la educación bilingüe intercultural, a paso firme

El gobierno de la provincia presentó oficialmente el decreto de reglamentación de la Ley de Escuelas Públicas de Gestión Comunitaria Bilingüe Intercultural Indígena, coronando un trabajo de más de seis años. La subsecretaria de Interculturalidad y Plurilingüismo del Ministerio de Educación, Elizabeth Mendoza, se refirió al proceso de construcción de la misma, así como a otro gran hito en la reivindicación de los pueblos indígenas concretado recientemente: la licenciatura en educación bilingüe intercultural.

En agosto de 2014, La Cámara de Diputados sancionó por unanimidad la Ley 7.446 de Escuelas Públicas de Gestión Comunitaria Bilingüe Intercultural Indígena, un proyecto que había nacido cuatro años antes como iniciativa del Poder Ejecutivo.

“El texto que finalmente se sanciona es mucho más rico que el inicial, porque fue escrito con el aporte de las distintas comunidades, a través de sus referentes”, destacó Mendoza, haciendo alusión al camino que recorrió esta ley y que implicó, por un lado, la conformación de una comisión de seguimiento, integrada por referentes pedagógicos de las tres etnias elegidos en asamblea y reconocida por resolución del Ministerio de Educación. 

Estudiantes de la licenciatura bilingüe intercultural

Destacó también el desarrollo de talleres y foros organizados a lo largo de todo el territorio provincial por la subsecretaría, así como un trabajo articulado y comprometido tanto con el poder legislativo como con el Instituto del Aborigen Chaqueño (Idach). 

Aquel proyecto inicial de 2010, llamado Escuela Pública de Gestión Social Indígena, constaba de 14 artículos –la mitad que el finalmente sancionado como Ley 7.446-, y estaba pensado para ser incorporado como Título V a la Ley Provincial de Educación.

“A través de las distintas consultas realizadas, las comunidades indígenas plantearon que el término ‘social’ era ajeno a sus culturas, al margen de tener conciencia de él; para ellos, la gestión era comunitaria, no social”, explica la subsecretaria. Fue así como, partiendo desde el título, comenzó a construirse una ley íntegramente pensada desde la cosmovisión de las comunidades indígenas, y cuyo marco regulatorio implicó nuevamente un trabajo de varios años, realizado a través de mesas técnicas que involucraron a los docentes indígenas integrantes de la comisión de seguimiento y a los equipos técnicos de la Subsecretaría de Interculturalidad y Plurilingüismo.

Mendoza señaló que hoy existen en la provincia alrededor de 10 establecimientos educativos que se encuentran en condiciones de adecuarse a la ley y funcionar bajo la modalidad, pero que dicho proceso será “a pedido de las comunidades”, algunas de las cuales ya iniciaron la tramitación correspondiente. Las nuevas escuelas que surjan en comunidades indígenas sí lo harán ya como escuelas de gestión comunitaria, y en cualquier caso, “estarán siempre resguardados los derechos de los docentes”, afirmó.

Una licenciatura única en el país

En octubre de 2016, con casi 160 docentes indígenas inscriptos, la Licenciatura en Educación Bilingüe Intercultural, a partir de un convenio con la Universidad del Chaco Austral (Uncaus) y con el apoyo del municipio de Juan José Castelli y del Centro de Estudios Regionales Superiores Universitarios (Cersu).

Única en el país y la segunda de Latinoamérica con esta modalidad, la licenciatura fue diseñada como un Ciclo de Complementación Curricular de dos años de duración, diseñado con el fin de formar profesionales que afronten crítica y creativamente los problemas de la educación indígena en contextos institucionales y comunitarios, tanto rurales como urbanos, y que sean capaces de producir, asesorar, acompañar y evaluar propuestas educativas pertinentes en esos contextos.

Historia; lenguas indígenas y castellano-español; interculturalidad e intraculturalidad; organización y administración educativas; animación socio-comunitaria e indagación e investigación en Ciencias Sociales constituyen algunos de sus ejes curriculares.

“Por un lado, la creación de la licenciatura persigue un objetivo individual –explicó Mendoza-, que no es otro que derribar esos muros invisibles que impedían a los docentes indígenas seguir eligiendo sus posgrados y que puedan acceder a becas en el exterior. Por otro lado, a nivel colectivo, permite que estos docentes que siguen la licenciatura sean referentes realmente preparados para el desarrollo de sus respectivas comunidades”. Profundizando en la importancia de este segundo aspecto, la subsecretaria señaló que “a veces vienen personas de afuera, que desconociendo la cultura de nuestros pueblos originarios, plantean proyectos de desarrollo que no se ajustan a las comunidades, y por eso fracasan. Entonces, nuestros colegas deben estar preparados para discutir los modelos de desarrollo para sus comunidades y poder, desde ese lugar, cuidar los recursos naturales que poseen, que son tan preciosos”.

Después de muchos años de educación bilingüe e intercultural, de tantos maestros y profesores indígenas trabajando en el sistema educativo, la Licenciatura en Educación Bilingüe Intercultural posibilitará a estos docentes acceder a las máximas esferas de conducción y formación profesional, y dar un paso más en la reparación histórica, en materia educativa, para con los pueblos qom, wichí y moqoit.

Notas Relacionadas