Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/149026

El departamento Chacabuco espera que las lluvias mermen en intensidad

CHARATA (Agencia) - Luego de dos intensas lluvias, la situación productiva del Departamento Chacabuco está “al límite entre una buena cosecha que se puede complicar con lluvias de alta intensidad”. Así lo reconoció el delegado del Ministerio de la Producción, ingeniero Luis Silva. Si bien hay lotes complicados, el estado de los cultivos es –en su mayoría- óptimo.

“En el Departamento Chacabuco, venimos desde inicio del año en varias situaciones que lleva a mantener el alerta. Durante los primeros días de enero nos preocupaba la lluvia por lo que era la cosecha del girasol y la siembra de ese momento, pasada la primera quincena de enero se normalizó, y en esta última semana, las lluvias fueron significativos”, describió el ingeniero Luis Silva, y agregó que “según los registros obtenidos de los productores, las últimas dos lluvias generaron registros, en algunas zonas de entre 80 a 90 milímetros, y zonas donde sumaron 200 a 220 milímetros, y en algunas zonas puntuales, en el límite con el Departamento 9 de Julio, milimetrajes cercanos a los 300 milímetros”

“De la recorrida de estos días, se observan bajos con agua (entre 1 y 2 por ciento de varias parcelas), los cultivos en alto porcentaje están de buenas a muy buenas condiciones. Tanto el relevamiento como las fotografías del recorrido ya fueron enviados a mis superiores; pero en líneas generales los cultivos están en muy buena condiciones de agua, y se está trabajando en cuneteo por parte de los consorcios”, indicó

Silva comentó que se han visto todo tipo de situaciones, debido lugar, manejo y precipitaciones. “Afortunadamente los días son largos, y habrá que esperar que las napas bajen, sin embargo esperamos también contar con algunas lluvias más con otras intensidades y milimetrajes, porque todavía nos queda un tiempo importante para definiciones de rindes. Hay maíces inclusive sembrados sobre fines de enero”.

Haciendo un resumen, Silva expresó “estamos al límite entre una situación normal-óptima, que se puede complicar si se presentan nuevas lluvias de alta intensidad. De cualquier forma la Comisión de emergencia está trabajando y monitoreando la situación. Estamos en la antesala de una cosecha buena, espero que la lluvia no nos juegue una mala pasada”.

Notas Relacionadas