Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/148942

El accionar de los delincuentes pone en jaque la seguridad en Sáenz Peña

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Robos, arrebatos, persecuciones, detenidos que ingresan en sede policial y rápidamente quedan en libertad por ser menores, forman parte de una compleja situación que se vive en Sáenz Peña y en localidades del interior. El accionar de los delincuentes, en su gran mayoría menores de edad, es cada vez más reiterativo y genera inseguridad, por lo que las autoridades policiales han resuelto incrementar las tareas de prevención, especialmente en los barrios críticos de la ciudad, aunque muchos de los delitos ocurren en el casco céntrico.

Durante los últimos días, se pueden mencionar en todo el interior una serie de hechos que muestran un pantallazo de que el delito se podría enmarcar en un flagelo social que vive la sociedad.

La cantidad y variedad de hechos delictivos ocurridos durante el fin de semana, en muchos casos signados por la violencia pone de manifiesto que el de la seguridad o inseguridad de acuerdo a cómo se prefiera llamarlo, sigue generando un costado social de alto costo para la sociedad, que ve con preocupación el avance de la delincuencia.

Los hechos delictivos mantienen en vilo a la comunidad y, a pesar de los esfuerzos de la policía, el tema sigue siendo preocupante en la termal.

Hechos que tienen que ver estrictamente con lo delictivo y otros relacionados con la violencia extrema como única forma de dirimir diferencias entre “bandas” antagónicas que ocupan espacios públicos como escenario para “ajustar deudas pendientes” conformaron el espectro del arduo trabajo que debieron desplegar los efectivos de la Policía del Chaco en distintos puntos de la geografía de esta ciudad y de localidades vecinas que dependen de la Zona Interior Sáenz Peña.

Pero este tipo de situaciones no resultan una cuestión privativa de esta ciudad, sino que es una temática que tiene importante afectación en todo el territorio provincial, solo basta con observar los informes de las distintas jurisdicciones. Esta situación sin dudas obliga a redoblar esfuerzos de manera permanente a las autoridades de la cartera encargada de brindar seguridad, más allá de las continuas inversiones que se vienen realizando para incrementar los recursos humanos, logísticos y de infraestructura.

El domingo, en horas de la noche, se dio en plena plaza San Martín, la principal de la ciudad, un hecho realmente grave que terminó con un joven apuñalado por un enfrentamiento entre “bandas” que dirimen conflictos que se originan en algunos barrios y los dirimen en el lugar. La plaza es cita clásica de numerosas familias que la eligen como lugar de paseo a partir de la feria de vendedores ambulantes y artesanos. Este tipo de situaciones de peleas entre “banditas” no resultan una novedad en ese escenario, aunque esto merece otro tipo de acciones para prevenir y no exponer a las familias que buscan hacer un correcto uso del espacio público.

Menor apuñalado

De acuerdo con la información oficial brindada desde la policía, efectivos del Cuerpo de Operaciones Motorizado (COM) al momento de efectuar operativo de prevención en el lugar, se acercó la joven víctima que se domicilia en el barrio Solidario quien relató a los efectivos haber sido herido con un arma blanca en la espalda. La lesión constatada fue en la parte posterior izquierda de su humanidad a la altura del pulmón, provocada por un arma blanca. Indicó que el sujeto que lo agredió, al cual desconoce, se dirigió hacia el cardinal oeste.

Tras brindar auxilio y trasladarlo en forma inmediata en móvil del 911 hacia el hospital local, se realizó rastrillaje a fines de hallar al masculino. Consultado con ocasionales transeúntes se logró llegar hasta calle 16 y11 del centro donde vecinos informaron que el supuesto agresor había ingresado al ex carrito grill AM PM el cual se encuentra abandonado. En ese lugar se visualizó al sujeto escondido detrás de un tanque de agua, lográndose la detención del mismo utilizando la fuerza en la medida de la necesidad en virtud a encontrarse exaltado.

El mismo resultó ser un menor de 16 años que fue trasladado a la comisaría Primera a efectos legales.

También en el barrio Yapeyú, un ciudadano de apellido Cabral también recibió una herida de arma blanca tras una discusión con un vecino que derivó en la supuesta agresión.

Notas Relacionadas