Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/148141

El pedido de Juan Pedro Schaerer: que los cabecillas develen qué pasó con Cristian

El padre de Cristian Schaerer -joven secuestra­do en 2003 y que aún sigue desaparecido- pidió que los funcionarios de la Justicia Federal busquen una nego­ciación con los cabecillas de la banda capturados en Portugal, Rodolfo “El Ruso” Lorhmann y José “Potrillo” Maidana, a fin de establecer el paradero del estudiante desaparecido.

Durante una entrevista con NORTE de Corrientes, Juan Pedro “El Vasco” Schae­rer -ex funcionario correnti­no que reside en Paraguay- aclaró que carece de interés en la realización de un jui­cio. No obstante, pidió que las autoridades judiciales “hagan todo lo posible para saber qué pasó con Cristian”.

En este contexto afirmó que “sería importante que los fiscales busquen una negociación para que (Lor­hmann y Maidana) cuenten qué pasó con mi hijo”, y re­cordó que “la normativa po­sibilita gestionar estas nego­ciaciones, y sería importante que en la fiscalía se conside­re esto”.

Ahondó en la cuestión al decir que “la legislación ar­gentina tiene prevista una posibilidad de negociación entre el fiscal, el juez y la familia con los imputados o posibles condenados en función de la colaboración que presten”.

Consideró asimismo, que los implicados en el proceso judicial, “la única forma que tienen de atenuar de alguna manera su crítica situación es que colaboren con la in­vestigación y con el hecho de saber dónde está Cristian”.

Así se refería a Ley 26.364, por la que se modificó el ar­tículo 41 del Código Penal a fin de reducir la pena en un tercio del máximo y en la mitad del mínimo a quienes, siendo partícipes o encubri­dores, brinden información útil en los casos de privación ilegal de la libertad calificada y secuestro extorsivo, entre otros delitos.

Por otra parte, Schaerer también se refirió a las tra­mitaciones realizadas por la Fiscalía Federal en relación a la extradición de los dos hombres que estuvieron prófugos durante poco más de 13 años y que se habían convertido en los criminales más buscados en Argentina.

“Es muy bueno que se ac­túe con celeridad”, opinó el padre de Cristian, debido a que, según él considera, se propiciaría así que se los en­cause en nuestro país antes de que se los solicite en es­tados vecinos, donde ambos malhechores también son requeridos. Igualmente, pese a los atenuantes, advierte que las condenas serán de muchos años de prisión. “Conocien­do el expediente es irrever­sible que ellos van a tener una condena de muchísima magnitud”, dijo.

Aparición con vida

En tanto, la madre del jo­ven, Pompeya Gómez, ase­guró que “confiaba” en que se hallaría y detendría a los secuestradores de su hijo, a la vez que se mostró espe­ranzada en encontrar al jo­ven con vida.

Desde su punto de vista, “Rodolfo Lorhmann es el que planeó todo y el que ma­nejaba las negociaciones” en relación al secuestro de Cristian, ocurrido el 21 de septiembre de 2003 en el ba­rrio Las Tejas de la ciudad de Corrientes.

Por su rescate se realizó un pago de 277.000 dólares, pero el muchacho sigue sin aparecer. Pese al paso del tiempo Gómez “confiaba en que los iban a atrapar y ya no que­dan más prófugos”.

Ahora está interesada en que los detenidos por la causa brin­den información para hallar al muchacho, quien tenía 21 años cuando lo intercepta­ron y se lo llevaron. Recordó que los involu­crados en el hecho “nunca me dijeron dónde estaba Cristian, por eso la fe que tengo es que Lorhmann me lo diga. Tengo la fe y la espe­ranza de que mi hijo está con vida”.

Afirmó asimismo que “siempre tuve la esperanza de encontrar a mi hijo con vida, pero no voy a ser necia. Encontrarlo con vida sería que los milagros existen y que Dios está”.

Luego de conocerse la de­tención de los encausados por parte de la Policía por­tuguesa, la mujer expresó su intención de seguir de cerca las tramitaciones de extra­dición.

“La verdad es que ahora quiero estar urgente en Buenos Aires y saber qué es lo que va a pasar”. Aclaró que su interés en seguir las gestiones es develar la in­cógnita del paradero de su hijo. “Quiero saber qué pasó con Cristian, quiero saber cuál fue el destino de mi hijo”, dijo. Contó que las auto­ridades del Gobierno le dieron información de las gestiones rea­lizadas.

“Me llamó la ministra de Seguri­dad, Patricia Bullrich, y ha­blé con el fiscal de la causa”. La funcionaria guberna­mental afirmó que se pusie­ron a disposición de quienes llevan adelante la causa: “Me dijo que van a hacer la extra­dición. Lo más importante es que (Lorhmann y Maidana) están detenidos y la ministra pidió que estén en un lugar de máxima seguridad”.

Los señalados como los más buscados de Latinoamérica, están acusados de robos y secuestros. En 2002 asaltaron un banco en Misiones y otro en el Chaco. También partici­paron de otro asalto, en Buenos Aires, del que Lorhmann escapó de la Policía a caballo. Sus nombres tomaron noto­riedad cuando en 2002 iniciaron una serie de secuestros extorsivos.

Lorhmann formó una banda y cobró 30.000 dólares para liberar al empresario Claudio Ste­fanich; en 2003 a Cris­tian Schaerer; en 2004 a la hija del ex presidente paraguayo, Raúl Cubas. Detenidos en

Averio en noviembre

Los acusados de haber secuestrado a Cristian Schaerer en 2003, fueron apresados en la ciudad de Averio, Portugal, en noviembre pasado, pero el Gobierno argentino comunicó que los ha­llaron recién el viernes pasado.

Según medios portugueses, Rodolfo Lorhmann y José Maida­na fueron aprehendidos en el marco de una in­vestigación por asaltos a cuatro bancos ocurridos entre 2014 y 2016, dos de ellos en la ciudad de Odivelas, uno en Loures y otro en Cascais.

En el último atraco, Lorhmann habría herido gravemen­te a una mujer embara­zada durante el hecho, y por estos golpes serán juzgados en breve.

Notas Relacionadas