Temas de hoy: funcionarios procesados causa de los cuadernos Siniestro vial temporal cambios en el gabinete
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/90729

Masacran a tatú carreta a hachazos en El Impenetrable

En momentos en que la provincia -a tono con la tendencia mundial- intenta impulsar (al menos en lo discursivo) actividades ecológicas y ambientalmente sustentables, incluyendo la creación de un parque nacional, justamente en pleno Impenetrable una turista extranjera fue testigo privilegiado de una “barbarie”, tal cual ella misma lo calificó.

La mujer viajaba en una camioneta que habitualmente traslada pasajeros entre El Sauzalito y Castelli cuando su chofer, acompañante y una tercera persona, “detuvieron la marcha y descendieron” para perseguir y dar muerte a hachazos a un tatú carreta que tuvo la mala fortuna de dejarse ver al paso del vehículo.

 

El tatú luchó e intentó huir.

Sin perder tiempo, la extranjera tomó fotografías y en cuanto tuvo acceso a internet, efectuó la denuncia a organizaciones ambientalistas que la hicieron llegar formalmente a la División Rural de la Policía del Chaco y a la Dirección de Fauna de la provincia.

Barbarie ecológica

 

 

Ines Sequeira es una turista francesa que estuvo hace pocos días recorriendo la provincia. Su objetivo principal era conocer El Impenetrable.

El miércoles 12 de junio, luego de varios días, ella emprendía su regreso desde Misión Nueva Pompeya a bordo de una camioneta particular Ford color blanca (matrícula terminada en 550 aunque las letras sin confirmar) que habitualmente hace el recorrido hacia Castelli llevando pasajeros.

 
 

Dos o tres hachazos fueron suficientes.

Allí inicia su relato: “Nos encontrábamos en viaje cuando a eso de las 11 vimos pasar dos tatúes al lado de la ruta. Los conductores pararon la camioneta y entraron al monte persiguiendo a los tatúes, mientras los pasajeros esperábamos pensando que solo habían corrido para poder ver a los animales”, cuenta Ines que, hasta ese momento, no se imaginaba lo que pasaría.

“De repente uno de ellos volvió y buscó un machete”, agrega. La turista y otros pasajeros salieron entonces detrás de este hombre y se toparon con la escena: “Uno de ellos estaba agarrando al animal por la cola. Fue algo muy bárbaro. Mientras el animal intentaba escapar y meterse en la cueva, primero lo estiraron de la cola y luego de las patas”.
 

Los cazadores se preparan para retomar el viaje.

En ese preciso momento, con el tatú haciendo fuerza para poder escabullirse y dos personas sosteniéndolo, un tercer sujeto comenzó a golpearon con un hacha en la cabeza y el caparazón. Lo golpeó dos o tres veces.

 

“El animal ya estaba neutralizado, pero todavía respiraba. Entonces lo cargaron y lo tiraron en la ruta para luego cargarlo en la parte de atrás de la camioneta”, manifestó la turista. “Todavía estaba vivo, sufriendo”, agregó compungida.

Según pudo apreciar Sequeira, el animal habría tenido unos 40 kilos o más. “En la camioneta lo arrojaron panza arriba. El tatú se revolvía varias veces intentando darse vuelta, pero no pudo”, describió.

¿Lo ocultaron?

 

 

El relato de la turista francesa consta de una segunda parte en que plantea una hipótesis.

Tras el dramático episodio del tatú, la camioneta estaba nuevamente en marcha. “Nos cruzamos con otra camioneta que se detuvo y cuyo conductor le dijo al de nuestro vehículo si podía pasarle unos pasajeros”.

Eran una mujer, un hombre y un pequeño. Lamentablemente la cabina de la camioneta estaba en toda su capacidad, por lo que el único lugar en que estas personas podrían haber subido era en la caja. “Pero allí estaba el tatú agonizando. El chofer le dijo que no podía subirlos, pero que esperaran que junto a nosotros había salido otra camioneta atrás, lo que era mentira”, expresó con indignación.

Pero hubo algo más: “El hombre que acompañaba a la mujer tenía una buzo azul con el logo de la policía. Por eso comprendí que no quisieron abrirle la parte de atrás de la camioneta para que no descubra el tatú”, reflexionó la denunciante a modo de conclusión.