Técnicas innovadoras en el nuevo Centro Biotecnológico permitirán que el Chaco cuente con recursos calificados

El nuevo Centro Biotecnológico, que se creará a partir del convenio de reciprocidad firmado entre el gobierno del Chaco y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, permitirá formar recursos humanos altamente calificados que puedan aplicar técnicas innovadoras para mejorar los resultados en variedades genéticas antiestrés hídrico.

 Esta fue la explicación técnica del director de la Escuela de Agropecuaria 13 del Chaco, José Alberto Ruchesi. Impulsado por el gobernador Jorge Capitanich, el centro estará radicado en la provincia y se transformará en un hito de referencia para toda la región con una inversión aproximada a los 22 millones de pesos. 

El convenio definitivo se firmó el jueves último en Buenos Aires junto a Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación. A partir de este acuerdo se generarán centros de desarrollo productivo donde la investigación juega un papel fundamental, con especial expectativa en el área agropecuaria.

En esa línea, Ruchesi adelantó que la institución buscará potenciar los recursos humanos de la zona y capacitarlos en innovación tecnológica para lograr el mejor aprovechamiento de los recursos naturales.

Las instalaciones, con equipamiento incluido, estarán en condiciones de licitarse en marzo, con la apertura de las ofertas de licitación a partir de abril. El período de construcción está estimado en nueves meses y la inversión total, con equipamiento incluido, supera largamente los 20 millones de pesos.

Cuatro áreas claves

El Centro Biotecnológico abarcará cuatro áreas principales: propagación de especies ornamentales, desarrollo forestal, desarrollo de plantas industriales y planes de mejoramiento genético para cereales y oleaginosas. En el área de desarrollo forestal se trabajarán con genotipos estables del bosque nativo chaqueño y otras especies, como el eucalipto, de gran importancia en la industria del carbón.

“A partir de esta iniciativa se obtendrán plantas para encarar programas de forestación y especies destinadas a fortalecer el sector agrícola”, destacó Ruchessi. Por otro lado, el director de la Escuela de Jardinería adelantó que también “se están cultivando batatas sin virus que producen alto rendimiento, por tratarse de especies importantes que mueven la cadena de valor”.

Estos anuncios generan una gran expectativa en la industria de investigación genética, porque también la escuela agropecuaria trabajará en conjunto con el Conicet a través de la Universidad del Litoral.

Últimas noticias de Locales