Con un homenaje a Niemeyer, comenzó en Brasilia la reunión de cancilleres del Mercosur

Para recordar a Oscar Niemeyer, fallecido ayer a los 104 años, el canciller brasileño, Antonio Patriota, recibió a los representantes de Argentina, Uruguay y Venezuela en el entrepiso del Palacio de Itamaraty (sede de la diplomacia de Brasil) en lugar de hacerlo en la entrada principal como es habitual, para que puedan tener una vista panorámica desde allí de los alrededores de la ciudad.

"El canciller Patriota los recibió desde el entrepiso, desde donde se puede ver otros edificios diseñados por Niemeyer, como un detalle en homenaje a él", informaron a Télam fuentes de Itamaraty.

La comitiva argentina llegó poco antes de las 9 (8 hora argentina) encabezada por el canciller Héctor Timerman, la ministra de Industria, Débora Giorgi, y el embajador argentino en Brasil, Luis Kreckler.

Por parte de Uruguay arribó el canciller Luis Almagro, y por Venezuela, el embajador de ese país en Brasil, Maximilian Arvelaiz, debido a que el canciller Nicolás Maduro aún no llegó a Brasilia.

La reunión comenzó con un desayuno y continuará a las 10 con el plenario de ministros, en la sala Rui Barbosa del Palacio de Itamaraty, en tanto a las 13.15 arribarán a esta sede los cancilleres de los países asociados que no son miembros plenos del bloque regional.

En tanto, esta ciudad, ubicada en el denominado Planalto Central brasileño a 1.100 metros de altura, amaneció conmovida por la muerte del arquitecto que le dio alma e identidad, Oscar Niemeyer, fallecido ayer en Río de Janeiro.

El gobierno del Distrito Federal decretó siete días de luto, y las banderas amanecieron hoy a media asta en los frentes de todos los edificios públicos de esta capital.

La presidenta Dilma Rousseff decidió que el arquitecto brasileño más importante del siglo XX sea velado hoy en el Palacio del Planalto (sede del gobierno), por lo que su cuerpo será trasladado esta tarde a Brasilia y retornará mañana a Río de Janeiro para ser enterrado en la capital carioca.

Considerado el diseñador más innovador de la historia de este país, Niemeyer fue el arquitecto elegido por el entonces presidente Juscelino Kubitschek para construir los edificios públicos de Brasilia, capital desde 1960, habiendo sido el primero el Palacio da Alvorada, sede residencial de los presidentes e inaugurado en 1958.

Últimas noticias de Internacionales