El tifón Bopha deja 238 víctimas y desaparecidos en Filipinas

El tifón Bopha, el más potente del año en Filipinas, arrasó en la noche del martes al miércoles el extremo sur del país con fuertes vientos y grandes trombas de agua y dejó al menos 238 muertos y centenares de desaparecidos.

Las víctimas murieron en inundaciones, deslizamientos de tierra o caídas de árboles en la isla de Mindanao, que no suele verse afectada por los tifones que cada año transitan por el archipiélago filipino. 

En New Bataan, una ciudad de difícil acceso en una región montañosa, murieron 142 personas y otras 241 seguían desaparecidas, dijo a la AFP el teniente-coronel Lyndon Paniza, comandante militar de la región sur.
“Lo más preocupante es que todavía hay 258 personas sin localizar”, añadió. 

En Davao Oriental y otras 15 provincias de la isla de Mindanao hubo al menos 81 víctimas. Este balance provisional fue confirmado por la seguridad civil. 

Cerca de 87.000 personas están refugiadas en escuelas, gimnasios y otros edificios públicos. 

Las autoridades seguían revisando al alza este miércoles el balance de víctimas a medida que los equipos de socorro accedían a las zonas más aisladas del sur del país. 

El tifón Bopha entró en Filipinas el martes por el este de Mindanao, con vientos de hasta 210 km/h y fuertes lluvias.
En New Bataan el ejército seguía trabajando con la ayuda de helicópteros y maquinaria pesada para socorrer a las víctimas y retirar los árboles, la tierra y las piedras que arrastraron los torrentes de agua. 

“En estas zonas necesitamos urgentemente sacos para cadáveres, medicamentos, ropa seca y sobre todo tiendas, porque los supervivientes viven en el exterior desde que el tifón arrasó casas y levantó techos”, dijo a la AFP la ministra de Asuntos Sociales, Corazón Soliman. 

“Los cuerpos en New Bataan están tal como quedaron, en el suelo, a la intemperie, y no queremos arriesgarnos a que aparezcan enfermedades”, añadió. 

El estrecho camino que permite acceder a esta ciudad quedó bloqueado por la caída de árboles y rocas, dijo el general Ariel Bernardo, comandante de la 10° división de infantería basada en Mindanao.

Últimas noticias de Internacionales