La entidad chaqueña no modificará su estructura

Como principal aporte, la nueva ley diferencia los roles. “Se requerirán autorizaciones para ser agente de colocación, de negociación, de estructuración. Se crean roles nuevos”, explicó García Solá.

En ese orden, una primera decisión es que la Bolsa chaqueña seguirá siendo una asociación civil sin fines de lucro, abierta. “Vamos a tener que crear sociedades anónimas, porque así lo prevé la legislación, para participar en la estructuración de los mercados interconectados”, mencionó. 

Luego, estimó que habrá “una gran depreciación de las acciones del Mercado de Valores de Buenos Aires (Merval)”. Así dijo que podrán operar actores que antes necesitaban ser dueños de una acción en el Merval. “Nuevo Chaco Bursátil, que opera la acción que está en el activo del banco, seguirá operando pero el valor de esa acción no será el mismo que tuvo históricamente, y que ronda el millón de dólares, ya que operarán otros actores”, reveló. 

Ese es uno de los principales puntos de la negociación, ya que los poseedores de acciones buscan preservar ciertos derechos diferenciados con respecto a otros actores que no hicieron las inversiones de igual forma que algunas sociedades de bolsas creadoras del Merval. “La ley tiende a modernizar y a poner en línea con lo que ocurre en otros mercados de capitales (del mundo)”, resumió.

Últimas noticias de Locales