Capitanich no quiere renovar el Superior Tribunal para nombrar a jueces amigos

Ricardo Sánchez valora el nuevo pronunciamiento del Consejo de la Magistratura.

“Capitanich, el único gobernador que realmente tiene claro el convencimiento pleno de que cuando habla de renovación en el Superior Tribunal no lo hace para poner jueces amigos”, afirmó el jefe del bloque de diputados del Partido Justicialista, Ricardo Sánchez y fundamentó esa posición al afirmar que por eso “impulsó el concurso de oposición y antecedentes para cubrir cargos en ese tribunal y nosotros hemos trabajado esa norma con varias modificaciones”. 

El tema tuvo también abordaje en el Consejo de la Magistratura valoró “este cambio de criterio” y pidió no olvidar que “con una composición anterior había dicho lo contrario. Se sostuvo que no era necesario un concurso de oposición y antecedentes para cubrir cargos de jueces en el máximo tribunal chaqueño”. 

A la vez afirmó que esa interpretación “fue a caballo de aquella embestida rozista para de alguna manera teñir partidariamente la justicia, que fue lo que sucedió con el Superior Tribunal y llevó a un desprestigio de la justicia que es un camino que cuesta mucho remontar”.

Un poder con independencia

Sánchez aseguró que el gobernador “realmente apuesta a una justicia independiente y esto no es solamente palabra de discurso. Sabido es que no ha tenido ninguna injerencia personal en ninguno de los cargos que se han debatido en el Consejo de la Magistratura en estos cinco años de mandato. Ha mantenido ese criterio porque siempre fue su objetivo un Poder Judicial con independencia”. 

La propuesta planteada ayer por la bancada justicialista apunta “en principio establecemos que todo lo atinente al concurso sea público. Se acabó el tema de concursos a puertas cerradas tratándose justamente del máximo tribunal. Queremos que esto sea de acceso a la prensa, que puedan ir los Colegios de Abogados, todo aquel que tenga interés en escuchar a los postulantes y que todo se haga a puertas abiertas”. 

“Por eso dividimos lo que es el concurso en dos partes. Por un lado la cuestión de antecedentes, donde se establecen criterios sobre lo que es un año de actividad en la profesión liberal y un año en lo que es el desempeño en la justicia y allí diferencia si fue un cargo de secretario o de juez. Si hay maestrías o doctorados”, añadió. 

Según dijo todo ese proceso de calificación previa de antecedentes “se evaluará de 0 a 100 puntos y el postulante tiene que obtener como mínimo 50 puntos para pasar a la siguiente etapa que es de oposición, dividida a su vez en tres partes. La primera de versación jurídica donde va habla en principio de la rama del Derecho que el postulante escoja. El tema va ir por sorteo en bolillero”. 

Las ramas están dividas en lo que es Derecho Constitucional y convencional, luego el Derecho Penal, Civil, Comercial y Laboral, y Derecho Administrativo. Una de esas ramas elige el postulante. “Luego de hablar del tema que escogió y sobre el que tiene media hora va a la segunda parte donde puede ser preguntado sobre cualquiera de las ramas. No nos olvidemos que en juez del Superior Tribunal es un magistrado de fuero universal”, consignó. 

“Después sobreviene al programa de gobierno que llevaría adelante en caso de presidir el máximo tribunal y la última etapa es la entrevista personal donde puede ser abordado sobre sus convencimientos o convicciones de tipo personal y casos puntuales como el aborto, matrimonio igualitario, temas jurisprudenciales varios que pudo haber fijado la Suprema Corte o el Superior Tribunal”, indicó. 

“De todo eso que se evalúa de 0 a 100 puntos el postulante tiene que obtener como mínimo 50 puntos para poder ser votado por el Consejo de la Magistratura y luego esa votación y propuesta pasa al Poder Ejecutivo, como es actualmente. La única diferencia es en la designación de los jueces inferiores que son propuestos por el Consejo de la Magistratura y designados por el Superior Tribunal”, acotó 

El titular del bloque de los diputados del PJ sostuvo “ese es todo el procedimiento que entendemos tiene suficiente transparencia como para que nadie diga que es una ley hecha a la medida de alguien y más aún si tenemos en cuenta que no hay ninguna vacante. Hoy por hoy lo que estamos haciendo es trabajar sobre una ley para el caso que se produzca alguna vacante a futuro”.

Últimas noticias de Locales