Prevención del cáncer de piel

La Liga Argentina de Lucha Contra el Cáncer (LALCEC) lanzó esta semana, con el lema ‘5 minutos pueden salvarte la vida‘, una campaña de prevención, diagnóstico y tratamiento precoz del cáncer de piel y concientizar sobre su forma más agresiva y con mayor aumento de incidencia , el melanoma, que ha crecido en un 50 por ciento en el último decenio, más frecuente en mujeres de entre 30 y 34 años, aunque la edad media del paciente se sitúa en los 50 años, y se revela como incurable en los casos de diagnóstico tardío.

 El cáncer cutáneo es un importante problema de salud. Su incidencia crece anualmente, afectando a personas de todas las edades e incrementándose de forma especial en adultos jóvenes. Si sumamos todos los cánceres de piel su número es superior a todos los otros cánceres del ser humano juntos. 

Según datos estadísticos, uno de cada tres nuevos cánceres detectados es de piel y, en frecuencia, el melanoma causa el 75 por ciento de las muertes. La incidencia de esta enfermedad creció un 600 por ciento en los últimos 50 años y en la Argentina mueren, anualmente, más de 500 personas por melanoma. 

Este aumento de casos en los últimos diez años está causado por el envejecimiento prematuro de las células cutáneas, motivado por una exposición intensiva de la piel al sol con quemazones desde décadas atrás, que se manifiestan en forma de tumor hasta tres y cuatro décadas después. 

El verano es para disfrutarlo, pero también para tomárselo en serio. Y si bien tomar sol es una costumbre que no se pierde, hoy no es suficiente llevar un bronceador a la playa, al parque o a la terraza. Ahora es imprescindible evitar ciertos horarios de exposición y usar un protector solar con un factor mínimo de 30 o 40 ya que los efectos ya nocivos de los radios ultravioletas se agravan por las alteraciones en la capa de ozono. 

Justamente el lema de la campaña tiene que ver con estas medidas preventivas cada vez más necesarias: cinco minutos es el tiempo que lleva ponerse protector solar o ponérselo a los chicos, informarse, aconsejar, revisar si los lunares cambian de forma o consultar a un dermatólogo. Es poco tiempo, comparado con lo que se perdería si se demora el diagnóstico de un cáncer de piel. 

La detección precoz de la dolencia es vital puesto que en esta fase la supervivencia es cercana al 100 por ciento, mientras que los tumores más avanzados muestran una supervivencia inferior al 10 por ciento a los cinco años.
Dado que el diagnóstico temprano lleva apenas minutos conviene que todas las personas que noten alguna anomalía en su piel, como lunares sospechosos o lesiones cutáneas, acudan al dermatólogo. 

Lamentablemente, para muchos adultos jóvenes, las graves consecuencias del bronceado han demostrado tener poco impacto en su comportamiento a la hora de exponerse al sol. Es por ello que LALCEC impulsa esta campaña, especialmente destinada a ellos y a poco del inicio de la temporada estival, instándolos a la práctica la protección solar adecuada y a comprender la importancia de la detección temprana del carcinoma de piel, el tipo más común de cáncer. 

La campaña se inició con la instalación de esculturas de hielo al aire libre, que simbolizan la fragilidad de la piel ante la acción de los rayos solares que, al irse derritiendo, muestran que de la misma forma cada vez que tomamos sol sin protección estamos produciendo un daño acumulativo en nuestro organismo. 

Cabe decir que los centros de bronceados con camas solares y lámparas artificiales conllevan también un alto riesgo, sobre todo si se las usa sin el criterio médico que aconseje la forma adecuada y más prudente de someterse a ellas.
El combo de medidas preventivas propuestas por los especialistas en el marco de la campaña incluye cuidarse del sol todo el año y evitar exponerse entre las 10 y las 16, usar protector mayor a 30 FPS (aplicarlo media hora antes de la exposición y renovarlo cada dos horas o luego de meterse al agua), evitar el uso de camas solares, chequear lunares, hacerse un autoexamen de la piel una vez al mes y concurrir regularmente al dermatólogo para un chequeo profesional.

Últimas noticias de Voces de la Ciudad