Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/80416

Nuevos enfrentamientos entre la policía y manifestantes en El Cairo

En El Cairo se produjeron hoy nuevamente enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes que protestaban contra un decreto del presidente Mohamed Mursi que blinda sus decisiones ante la justicia.

     

Según testigos, la policía lanzó gas lacrimógeno contra unos cientos de manifestantes que tiraban piedras en la central plaza Tahrir, donde miles de personas acampan desde hace días en un intento por forzar a Mursi a revocar su decisión. La televisión estatal confirmó que los agentes usaron gas lacrimógeno para dispersar a un grupo que se estaba reuniendo cerca de la embajada estadounidense.
 
El martes se reunieron en la plaza Tahrir unas 300.000 personas, en la mayor convocatoria desde el derrocamiento de Hosni Mubarak en 2011. La semana pasada, Mursi firmó una declaración constitucional que establece que todas sus decisiones están por encima de la ley, pues no pueden ser revocadas por los jueces, y que prohíbe a los tribunales disolver la Asamblea Constituyente que está elaborando una nueva Carta Magna. 

El decreto puso en pie de guerra a la oposición y generó fuertes enfrentamientos entre los oponentes y los seguidores de Mursi en varias partes del país. Los jueces iniciaron una huelga también en contra de la decisión. La televisión informó que hubo numerosos heridos en episodios de violencia callejera el martes por la noche en ciudades del delta del Nilo, en el norte. En Damanhur y Alejandría hubo ataques contra las sedes de los Hermanos Musulmanes, la agrupación de la que procede Mursi. 

En Al Mansura, opositores a los islamistas incendiaron la oficina del Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), fundado por los Hermanos Musulmanes. Allí hubo además 19 heridos en enfrentamientos entre manifestantes islamistas y seculares. También continuó la huelga de los jueces en numerosas ciudades. En Tanta, en el delta del Nilo, los magistrados se reunieron para debatir cómo seguir adelante. 

Mientras que la oposición alega que Mursi se ha atribuido poderes ‘dictatoriales‘, el presidente afirma que son ‘temporales‘ y destinados a proteger la ‘revolución‘ que derrocó a Mubarak. Mursi, un islamista, fue elegido presidente en junio. El vicejefe del PLJ, Essam al Arian, dijo en una entrevista televisiva que la declaración constitucional es temporal y que queda anulada en cuanto se apruebe la nueva Constitución. Sin embargo, ese es otro tema polémico, porque los partidos seculares se niegan a aceptar una Carta Magna hecha a gusto de los islamistas, que controlan la Asamblea Constituyente.

Últimas noticias de Internacionales