Ratifican el valor de 0,05 mg/l como límite de arsénico permitido en el agua para consumo humano

En el encuentro del Consejo Hídrico Federal se confirmó la vigencia de este valor, más allá que la Organización Mundial de la Salud estableció en la última versión de las Guías de Calidad de Agua para consumo humano el valor orientativo de 0,01 mg/l, pero sólo como una guía provisional. La titular de la APA, Cristina Magnano participó del último encuentro del Consejo realizado en la ciudad de Puerto Madryn (Chubut).


Más allá que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció en la última versión de las Guías de Calidad de Agua para consumo humano el valor orientativo de 0,01 mg/l, en el último encuentro del Consejo Hídrico Federal (COHIFE) se confirmó el valor de 0,05 mg/l como límite permitido de arsénico en el agua para consumo humano. En su reunión mensual, el ente abordó una vez más un problema que preocupa a la población en general y al organismo en particular, cónclave que se realizó en Puerto Madryn (Chubut) y que contó con la presencia de la presidenta de la Administración Provincial del Agua (APA) y representante del Consejo por el Chaco, Cristina Magnano.

“En la XIX Asamblea Ordinaria del COHIFE que se realizó en la primera semana de noviembre se trató el tema de los límites del arsénico para la red de consumo humano. En esa temática los distintos organismos provinciales hemos abordado la situación del valor establecido hace cinco años por la CONAL (Comisión Nacional de Alimentos) que fijó el valor de 0,01 mg/l como valor límite”, precisó la funcionaria provincial. Es que la Organización Mundial de la Salud (OMS) admite que ese valor se fijó a partir de un caso de estudio en Asia, que son condiciones diferentes desde todos los puntos de vista. El planteo al que los miembros del Consejo federal llegaron es entender que este valor de 0,01 mg/l es sólo un valor guía y provisional, hasta tanto se disipe toda duda a nivel científico sobre los riesgos que significan las bajas concentraciones de arsénico en el agua.

Así que a partir de este debate que se generó, las provincias argentinas nucleadas en el COHIFE “entendemos que hasta tanto se concrete el proyecto de Hidroarsenicismo y Saneamiento Básico en Argentina quedará vigente el valor de 0,05 mg/l en nuestro país y lo que se pidió en aquel Congreso es que se difunda esta información”, ratificó Magnano.

Límites del arsénico en el agua, declaración del COHIFE

Las máximas autoridades hídricas de los Estados miembros del Consejo Hídrico Federal (COHIFE), organismo que nuclea a todas las provincias argentinas, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el Gobierno Nacional, reunidos en Asamblea Ordinaria XIX, en relación a la cuestión de límites de arsénico en el agua distribuida por red para el consumo humano manifiestan, entre otras coas:

1) En 2007, la Secretaría de Políticas, Regulación y Relaciones Sanitarias del Ministerio de Salud de la Nación y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos del Ministerio de Economía y Producción emitieron la Resolución Conjunta 68/2007 y 196/2007 respectivamente, modificando el valor máximo del arsénico en el agua potable para consumo humano distribuída por red, fijándolo en 0,01 mg/l.

2) En Argentina, cada provincia tiene su propia legislación o Marco Regulatorio que fija normas de calidad en el agua potable. Respecto al parámetro arsénico muchas provincias han tomado como norma los valores del Código Alimentario Argentino (cuyo valor fue de 0,05 mg/l hasta el año 2007) en tanto que otras provincias tienen normativas propias, muchas de ellas por Ley, y establecen en su mayoría también un valor máximo de 0,05 mg/l.

3) La presencia de altos niveles de arsénico en el agua de bebida durante tiempos prolongados es un tema de preocupación de la comunidad hídrica nacional representada en el Consejo Hídrico Federal (COHIFE) por sus efectos en la salud de la población. Como lo es también su tratamiento y la definición de una política al respecto; política que debe tener un serio sustento científico-técnico, en base a estudios epidemiológicos de mayor amplitud que las que habían existido al sancionar la norma en cuestión.

4) Pero al mismo tiempo es preocupación la cobertura de servicios de agua y saneamiento básico que aún debe crecer en muchas regiones del país, situación que invariablemente se asocia a ciertos índices de morbi-mortalidad vinculados a la falta crónica de agua segura y cloacas en algunas jurisdicciones.

5) El COHIFE y organismos hídricos y de salud del orden nacional y provinciales vienen trabajando en estas problemáticas, en procura de sumar tratamiento equilibrado a estas cuestiones, porque además existen en el país otras prioridades sanitarias también importantes (como por ejemplo mejorar más la cobertura de agua potable y saneamiento).

6) En este marco general, ambas disposiciones citadas fueron observadas por el sector hídrico de todo el país, por sus implicancias en todos los servicios sanitarios del país, en las posibilidades de extensión de coberturas de agua potable y cloacas a muchos argentinos que aún carecen de los mismos o tienen servicios deficientes, y que por ello sufren y fallecen afectados por enfermedades hídricas (que, por añadidura, incrementan los costos hospitalarios de todas las jurisdicciones); pero fundamentalmente se observa que además no hay en Argentina suficiente conocimiento científico que sustenten el valor de 0,01 mg/l, cuestión que por otra parte admite la misma Organización Mundial de la Salud (OMS).

7) No se está cuestionando a secas el valor de 0,01 mg/l. Pero es claro que hay un escenario de incertidumbres científicas sobre los efectos del arsénico a bajas concentraciones; serias dificultades técnicas, a esos valores tan bajos, tanto para su valoración analítica como para su remoción.

8) En efecto, es importante destacar que la Organización Mundial de la Salud ha establecido en la última versión de las Guías de Calidad de Agua para consumo humano el valor orientativo de 0,01 mg/l; pero sólo como valor guía provisional, precisamente en mérito de la incertidumbre científica existente sobre los riesgos a bajas concentraciones y las dificultades prácticas para su eliminación hasta esos valores.

9) Es por todo ello que a partir de la Resolución Conjunta 34/12 y 50/12 de la Secretaría de Políticas, Regulación e Institutos -Ministerio de Salud de la Nación- y de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, emitida en fecha 16-02-2012; a la luz de los fundamentos y contenidos de la misma y del proyecto “Hidroarsenicismo y Saneamiento Básico en la República Argentina”: estudios básicos para el establecimiento de prioridades sanitarias (en cobertura y calidad de agua); y ante las razones que motivaran esta nueva Resolución Conjunta y el desarrollo del referido proyecto, debe considerarse que continúa vigente el límite de aptitud de 0,05 mg/l hasta tanto haya una nueva norma y planes específicos, como consecuencia de las conclusiones del proyecto mencionado. Ello, sin perjuicio de otros valores que distintas Provincias admitan transitoriamente como sus propios límites, de conformidad a su realidad hidrogeológica regional y consecuente contenido de arsénico en sus aguas.

10) En orden a ello es menester que desde los Poderes Ejecutivos, del orden nacional y de las Provincias afectadas por la problemática, se realicen esfuerzos concurrentes para el financiamiento de instrumentación del proyecto “Hidroarsenicismo y Saneamiento Básico en la República Argentina: estudios básicos para el establecimiento de prioridades sanitarias”.

Últimas noticias de Locales