Empleados de Frigorífico Toba exigen la carta de despido y la indemnización correspondiente

Cansados de idas y vueltas, empleados de Frigirífico Toba llegaron a NORTE para denunciar las continuas intervenciones “mentirosas por parte del grupo Vicentín-Friar y la ilógica actuación del gobierno provincial en un claro problema administrativo y económico de los empleados con la empresa”, dijo el delegado de Planta Jorge Esquivel. Ante la ausencia de respuestas, los empleados anunciaron próximos cortes de ruta, la toma de la planta frigorífica y la posible frustración de la inspección de la Unión Europea prevista para el 7 de junio.

El mes pasado, el gobierno habría decidido la reactivación de la Planta por medio de Fidescom tras recibir la comunicación del Grupo Vicentín-Friar donde informaban la imposibilidad de operar la planta industrial ubicada en Puerto Tirol. Frente a esta decisión, los empleados que aún no recibieron telegrama de despido esperaban ansiosos esta final y positiva solución. Sin embargo la reactivación no se dio jamás, e incluso, confesaron los empleados entrevistados, “muchos de nuestros compañeros fueron presionados para firmar por el monto del 50% de la indemnización. Esto hace que los dueños de la empresa cuenten con una certificación de pago, algo que jamás van a completar con el otro 50%”. Aunque ellos son parte del grupo que no accedió a la firma, confiesan que cada vez más “es insostenible la situación”. 

Las denuncias que formulan los empleados son “que la empresa se haga cargo de la situación a la cual llegaron por un mal desempeño administrativo y económico, enviándonos un telegrama de despido y el pago del 100% de la indemnización". que nos corresponde”, explicó Esquivel, quien no escatimó hipótesis y respecto a la intervención del gobierno en esta operatoria. 

Frente a esto último, Rolón junto con los demás trabajadores se preguntaron: ”¿Qué tiene que ver el gobierno con una cuestión privada empresarial, en qué andan?, ¿qué significa la ausente función de Fidescom”.
Ante la alarmante situación, Esquivel explicó que “Se firmaron acuerdos, se pagó la cuota Hilton, la empresa se integró al programa de Carnes para Todos con presupuesto nacional, incluso el año 2011 la empresa Friar sacó de ganancia casi el doble del año 2012”. Ante este panorama, el trabajador concluyó: “Es ilógico que nos digan que no hay presupuesto. No pueden no pagarnos, porque sabemos que tienen con qué. Porque ganaron a costa de nuestro arduo trabajo”. 

Según los trabajadores no existe ninguna documentación que establezca con cifras ciertas la nueva situación del Frigorífico. “El gobierno había dicho en su momento que no es un proceso de intervención sino que el grupo que estaba alquilando da de baja el contrato y el gobierno asume (su conducción) a través del Fondo Fiduciario Fidescom. Pero nada de esto de efectuó”, aclararon.

Después explicaron que el Grupo Vicentín- Friar “iba a dar de baja su contrato de alquiler, indemnizan a los trabajadores correspondientes casi de un común acuerdo y el gobierno inicia su nueva relación contractual alquilando la planta a un grupo empresario de Corrientes y dando de alta a los trabajadores; algo que tampoco se ejecutó”.
Con un sueldo por 140 horas trabajadas por mes, garantizado por ley, los trabajadores aseguraron que llevarán adelante cortes de rutas sorpresivos, la toma de la Planta y la posible frustración de la inspección de la Unión Europea prevista para el 7 de junio.

Últimas noticias de Locales