Plan financiero: la provincia espera recuperación de recursos sin tomar nueva deuda a largo plazo

Por: Ricardo Goya

 
Transitanto un pico de bajante de los recursos nacionales que comienzan a dar leves señales de recuperación, la provincia insiste en asegurar la eficacia de un programa de financiamiento que, se sostiene, no recurrirá a nuevo endeudamiento de largo plazo para este año.

El programa de emisión de Letras del Tesoro, que podrán sumar en las emisiones previstas para octubre y noviembre hasta otros 450 millones al giro financiero de este año, aunque la proyección oficial es la de tomar en esas emisiones, solo unos 85 millones de pesos. 

Paralelamente el Chaco avanza en el camino trazado en los mercados de capitales con la preparación de otros instrumentos destinados a financiar inversión en el sector público y en cadenas de valor estratégicas, como los fondos para municipios y Secheep, el previsto para el desarrollo ganadero y un paquete de Obigaciones Negociabes para Pymes locales. 

La definición de no recurrir a nuevas fuentes de financiamiento externo de las originalmente consideradas en el presupuesto en ejecución, fue confirmada a Economía & Negocios de NORTE por el Ministro de Hacienda Federico Muñoz Femenía, confirmando también el pronóstico de que un mayor estímulo a la demanda agregada vía la liberación de fondos para la inversión empresaria habilitada al Banco Central, recuperará la recaudación y pondrá a los ingresos fiscales en los niveles esperados en el segundo semestre. 

Letras locales 

La tercera emisión de las Letras del tesoro previstas para este año, con un resutado que habilitó la cancelación de buena parte de la primera serie, confirmó el manejo de una herramienta con la que la provincia podrá seguir manejando crisis de los ingresos con la que arrancó el año. 

Según el cronograma de Hacienda, las nuevas emisiones se realizarán en octubre y noviembre y aunque las emisiones realizadas hasta ahora y los montos tomados, no son significativos en relación al Presupuesto total de la provincia, aportan un oxígeno cada vez más necesario. 

A la fecha de las emisiones IV y V ya deberán estar canceladas las anteriores que sumaron unos 152,25 millones y la provincia podrá ajustar el monto a sus necesidades, con la posibilidad de buscar hasta 225 millones, el total autorizado por la Legislatura. El monto habilitado se considera el que está “en circulación”, por lo que si todo lo anterior está cubierto, se cuenta de hecho aún con un “giro en descubierto” de 225 millones. 

“El Presupuesto del 2012 de la Provincia es de 11.752 M y 225 M es un valor muy marginal que tiene que ver básicamente con la estacionalidad de los recursos. Lo hacemos teniendo en cuenta y previendo tener un instrumento de fácil estructuración” insiste en ponderar el Ministro de Hacienda. 

Gasto: sobre llovido, sequía 

La estructura de recursos de la provincia tiene una alta dependencia de los recursos nacionales, a pesar del crecimiento de la recaudación provincial y de la pregonada mayor “autonomía fiscal” y los ingresos de los últimos dos meses han estado por debajo de la pauta presupuestaria. 

La caída obliga a mirar el Gasto y aunque no se menciona la palabra ajuste, la contención del crecimiento via la elongación de la cadena de pagos y la demora en habilitar nuevos devengamientos, ya se siente con dureza en contratistas dependientes del flujo estatal. 

En el presupuesto el este año, el gasto corriente tiene un crecimiento previsto del 18 %, y aunque la actual “contención” pudo reducir esa perspectiva, el efecto de la sequía suma urgencias y demandas que ponen ante la ruel paradoja de enfrentar un escenario de menor recaudación y mayor gasto en el mediano plazo. 

Deberemos evaluar cuál es el impacto final de esta emergencia, directo en el Tesoro e indirecto sobre los recursos de origen provincial seguramente la pauta general de la recaudación podrá estar un poco dañada”, amite Muñoz Femenía. 

“Por el momento no tenemos pensadas acciones sobre ninguna partida en especial. Veremos cómo evoluciona la actividad económica” advierte de todos modos. 

Deuda estable 

El margen de maniobra que tiene la provincia para la búsqueda de financiamiento tiene que ver con la estructura de su actual endeudamiento. 

Luego de la reestructuración nacional en 2007 y la posterior prórroga este año de la gracia para el pago de los intereses, la estructura de la deuda es estable. Calzada en promedio al 6 % anual y con solo el 13 % de la deuda dolarizada, el flujo no presenta mayores sobresaltos. 

Fuera de las Letras que se cancelan en el mismo ejercicio, la nueva deuda soberana que está tomando la provincia se contabiliza mayoritariamente como inversión de capital como los 169 millones del nuevo acueducto central. “La provincia tiene gran capacidad, pero no estamos estudiando endeudamiento de largo plazo más que en este tema”, define Muñoz Femenía. 

Con la certeza del fin de un panorama fiscal holgado y de recursos abundantes, la ejecución fiscal de la provincia se aferra a la fe de una recuperación económica en la segunda mitad del año, que no todos están de acuerdo en sostener. 

Con cierta tranquilidad en el manejo financiero a partir del uso de las herramientas habilitadas y en progreso para seguir estimulando la inversión y amortiguando la caída de ingresos, el único interrogante estará en el resultado de la negociación salarial del segundo semestre con el sector público. Una definición que también dependerá de la suerte de la economía nacional en esa parte del año, sobre la que también hay pronósticos contradictorios, que coinciden de todos modos en señalar que en ningún caso se trata de una catástrofe, pero que aún el trance puede ser difícil.

Últimas noticias de Economía y Negocios