Del Potro instaló a Argentina en semifinal de la Copa Davis

Juan Martín del Potro barrió hoy al croata Marin Cilic e instaló a la Argentina nuevamente en una semifinal de Copa Davis, instancia en la que se medirá con República Checa, que superó a Serbia.

El primer singlista “albiceleste”, sin estar en plenitud física, no tuvo dificultad para aplastar a Cilic por 6-1, 6-2 y 6-1 en 2:19 horas de una soleada mañana en Buenos Aires y sentenciar la serie disputada sobre polvo de ladrillo. Luego, Juan Mónaco selló el definitivo 4-1 al vencer a Antonio Veic por 6-1 y 6-1. 

Argentina, que nunca ganó la Copa Davis, también será local si avanza a la final por quinta vez en su historia, donde se medirá con el ganador de Estados Unidos y España, que disputarán la otra semifinal. 

Del Potro dominó el juego desde un principio y quebró con facilidad a Cilic en cada uno de los tres sets. La potencia y la precisión de su juego fueron demasiado para el croata. El argentino anotó siete aces, uno de ellos para cerrar el partido. “Lo practico mucho, y cuando lo necesité salió bien”, señaló sonriente en conferencia de prensa. El número diez del ranking mundial cerró hoy la serie con gran categoría y, tras ganar sus dos partidos sin ceder ni solo set, fue ovacionado por los 14.500 espectadores que los tres días colmaron el estadio Mary Terán de Weiss del Parque Roca. “Es hermoso este momento, me costó mucho. Pero el apoyo del público y del equipo fueron fundamentales. Sabíamos que iba a ser una serie difícil pero yo queria ganar este partido para ustedes. Les deseo felices Pascuas”, dijo Del Potro para desatar un nuevo aplauso de los espectadores. 

En los últimos días, el primer singlista argentino estuvo afectado por una alergia y un cuadro de vómitos y mareos que pusieron en duda su participación en la serie. De hecho, afirmó que solo participaba porque se trata de la Davis y no quería perder la oportunidad de jugar frente a su familia y su público. “Si no, me iba a mi casa”, dijo el viernes tras vencer a Ivo Karlovic y dejar el duelo ante Croacia 1-1. “La energía que me transmitió el público fue lo que necesitaba para poder sentirme bien. Me sacaron cualquier duda que podía tener. La gente fue el mejor remedio que pude tener contra mi salud”, dijo Del Potro, que adelantó que ahora se dedicará a “descansar un poco”. 

Cilic, que llegó a Buenos Aires con poco rodaje tras superar una lesión, venía de jugar diez horas en los últimos dos días. El viernes le había ganado a David Nalbandian y el sábado había caído en el dobles. “Se merece un gran reconocimiento. Lo conozco desde los 12 años y es un gran profesional”, sostuvo Del Potro sobre su rival, que en ningún momento puso en riesgo el triunfo del local. “Estuve mental y físicamente exprimido. Pero ni siquiera si hubiera estado al 100 por ciento hubiese sido fácil contra Del Potro. Traté de ser más ofensivo, no quería jugar cinco horas otra vez. Mis piernas no me respondieron”, dijo Cilic, que también se refirió a la gente: “Jugué frente a muchos públicos pero nunca ante uno así. Fue un goce”. 

Del 14 al 16 de septiembre Argentina recibirá por las semifinales a República Checa, que de local en Praga se puso hoy 3-1 gracias al ajustado triunfo de Tomas Berdych sobre Janko Tipsarevic. 

“Será un rival muy complicado, tiene jugadores muy fuertes. Lo más importante de jugar como local es la gente. Es el factor número uno, el que potencia a los jugadores”, aseguró Del Potro, desestimando que la superficie que se pueda elegir resulte determinante: “El tenis está muy parejo y ya no es una sorpresa que un equipo gane de visitante”.

Últimas noticias de Deportes