Primera jornada de sorpresa y tragedia de Martínez Boero

SANTA ROSA, La Pampa, 1 (Télam, por María Pía Del Bono, enviada especial) - La primera etapa del Dakar 2012, corrida hoy entre la ciudad de Mar del Plata y Santa Rosa, La Pampa, estuvo marcada por la trágica muerte del motociclista argentino Jorge Martínez Boero y dejó además varias sorpresas a nivel deportivo.

Una la dio el pinamarense Javier Pizzolito, quien terminó tercero en la categoría motos detrás del actual campeón, el catalán Marc Coma, y del chileno “Chaleco” López, ganador también inesperado de la etapa, ya que en mayo sufrió un serio accidente en Túnez y fue sometido a seis operaciones.

Pizzolito, quien completó los 57 kilómetros de carrera de la etapa entre las ciudades de Necochea y Energía en 33m04s y quedó a 27 segundos del primero, logró con el tercer lugar la mejor posición en motos de un piloto argentino en la historia del Dakar.

“Estamos muy contentos, fue una etapa redonda pero ya tenemos la cabeza puesta en la especial de mañana”, afirmó el piloto argentino al llegar al campamento, y recalcó que la estrategia de carrera es no conservar, pero tampoco “perder la calma”.

En la categoría autos, los tres primeros lugares fueron para los Mini del equipo X-Raid, lo que confirma, por lo menos por ahora, que la escuadra alemana vino dispuesta a ocupar la supremacía que cedieron este año la Touareg del equipo Volskswagen tras retirarse del Dakar, que ganaron en 2011.

El primer lugar fue para el ruso Leonid Novitski; segundo terminó su compañero, el polaco Krysztof Holowczyc; y tercero el nueve veces campeón, el francés Stephane Peterhansel, en lo que puede ser una táctica para mañana para que el múltiple ganador no sea quien abra el camino.

En tanto, el sudafricano Giniel De Villers, primer ganador del Dakar sudamericano, llegó cuarto con la Toyota Hillux del equipo Overdrive, resultado promisorio y que lo afirma como uno de los candidatos a llevarse el rally.

Sin dudas la sorpresa de la jornada en autos la dio el actual campeón, el qatarí Nasser Al Attiyah, quien a dos kilómetros del fin de la especial su Hummer H3 tuvo problemas con la presión del aceite y se detuvo a la espera de su compañero, el norteamericano Robby Gordon, para que lo remolcara.

El precio que pagó Al Attiyah por decidir correr solamente tres semanas antes de la largada del Dakar en un vehículo que no conoce y que no pudo probar fue un 38º puesto a 9m50s del ganador de la etapa y con un futuro incierto en el resto de la competencia.

Entre los pilotos argentinos, Orlando Terranova (Toyota Hillux) se quedó con un noveno puesto a 1m56s del primero, mientras que Norberto Fontana, el Pato Silva y Emiliano Spataro, integrantes de “La Legión Argentina” (Amarok), terminaron 41º, 55º y 58º.

En cuatris, el uruguayo Sergio La Fuente (Yamaha) consiguió la victoria del día y primera para su país en el Dakar, segundo a 54s llegó Marcos Patronelli (Yamaha), tercero a 1m07s Tomas Maffei y algo más rezagado, en el séptimo lugar, Alejandro Patronelli (Yamaha)

En camiones, el holandés Marcel Van Vliet (MAN) cantó victoria por segunda vez en una etapa del rally y festejó en Santa Rosa.

Últimas noticias de Deportes