Temas de hoy: LAB Secheep Bono de fin de año Actividad industrial La Final del Siglo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/6942

Hoy cumple 68 años de vida Fontana: Corazón taninero

El Club Social y Deportivo Fontana nació el 14 de enero de 1940. Tras 68 años, es hoy epicentro de todas las actividades deportivas, culturales y sociales de esa localidad.


En sus instalaciones deportivas se practican fútbol, handball, voley, hóckey, artes marciales, patín artístico y gimnasia aeróbica.
Además el predio es utilizado con fines recreativos por las familias de Fontana.
La importancia social es sobresaliente, ya que allí se desarrollan todo tipo de eventos relevantes de la comunidad como cursos de capacitación, acontecimientos políticos. En definitiva se cumple la premisa de los dirigentes de todas las épocas de constituir un lugar para expresarse y un medio de contención a los niños.
El actual presidente, Raúl Mantaras, destacó que la entidad “brinda a sus ciudadanos una diversidad de actividades, no solamente un deporte”. Recordó además a Valentín Bares, “un referente y un espejo donde mirar quienes somos dirigentes”.
Estos 68 años de vida encuentran a la institución a pocos días de dar un paso importante en lo que hace al proyecto “Fontana, nuestro club” coordinado con la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional del Nordeste y con un diseño participativo donde se delineó el club que quiere la comunidad para el futuro.

Fontana, corazón taninero
Este aniversario de Club Social y Deportivo Fontana, sirve para revivir una nota de don Hugo Martín Pérez, que llegara a nuestra redacción tras el éxito deportivo de 2001.
Fontana exhibe períodos cambiantes en la trayectoria de su actividad deportiva al paso de los años, en los que alternó descensos de categoría y campañas brillantes en la división mayor de la Liga Chaqueña, alcanzando en dos oportunidades el título de campeón en primera división A, como asimismo resultó varias veces subcampeón, y en 1970 fue ganador del Torneo de Campeones Provinciales organizado por la Liga Saenzpeñense de Fútbol. En 1998 representó al fútbol capitalino en el Torneo Argentino “B”.
Pero estos altibajos deportivos no menguaron el espíritu de sus integrantes y resultaron solamente un aspecto del club, ya que al mismo tiempo se mantenía un sostenido crecimiento institucional, hoy plenamente consolidado en sus aspectos social, deportivo, institucional y económico.

Club Sportivo Fontana
Con este nombre iniciaron la práctica del fútbol obreros y empleados de la fábrica de tanino local en la década del ‘20, participando en forma destacada en los campeonatos de la Liga Chaqueña a partir de la década del ‘30.
La gran mayoría de los jugadores eran de la zona, muchos de ellos procedían también de localidades vecinas como Río Arazá y Puerto Vicentini, en donde tenía su sede el club Ministro Le Breton.
De aquellos años, con la salvedad de las omisiones, se recuerda las figuras de Avelino Virilli y Liborio Ferreyra, arqueros, Juan y Demetrio Bogado, Nicomedes Parra, Francisco Sosa, Pedro Balbuena, Cristino Lugo, Gerardo Romero, Chaco Meza, Rivero, “Pali” Ortiz, Pitavino, Espinoza y otros que deberán completar los apuntes históricos de la institución. Balbuena, Parra y Lugo fueron luego figuras destacadas en el seleccionado de la Liga Chaqueña.

Club Social y Deportivo Fontana
Las paralizaciones de las actividades de la fábrica perturbaban la marcha del club, pero un día de 1940, precisamente el 14 de enero, se dictó un Estatuto y Reglamento y se indica en el mismo la fundación del Club Social y Deportivo Fontana, continuación del anterior.
Nuevos nombres se registran entre los jugadores: Antonio Maciel, Nino Freschi, y Néstor Címbaro Canella, como arqueros; Patricio Florentín, Telésforo Zapata, Damián Miérez, Raúl Albarracín, Juan Ramón Alvarez, Cipriano Aguirre, Cassiet, José Aguiar, etcétera.
En la década del ‘50 Fontana llegó a competir en los primeros puestos del campeonato oficial, pero sin llegar al título. En 1955 se mantuvo invicto durante quince partidos, cayendo su rendimiento en las tres últimas fechas y en ellas sus posibilidades.
Por esos años alternaban en el arco Pedro Soto, Claudio Zampayo y Nery Sena, luego en el campo algunos apellidos comunes: Alberto, Leonildo, Rómulo, Argentino y Estanislao Bogado; Marcos, Federico y Cosme Hauptmann; Felipe Maciel, Ramón Lazarte, Simón y Ubaldo Galiano, Pedro Carballo, Dante Dell’ Orto, Cosme Giménez, Damián Miérez, Alberto Rodríguez, Sebastián Ramírez, Norberto Gómez, Mario Vargas, Ramón Flores, Julio Gómez, Antonio y Francisco Riu y Rodolfo Artico, Alejandro Villamayor, Américo Sánchez y Virgilio Soto.
Como anécdota de aquellos tiempos vale recordar que la falta de pavimento significaba en más de una oportunidad un serio inconveniente para el traslado a Resistencia y fue así que en varias ocasiones los jugadores y directivos se vieron obligados a efectuar el recordado caminando sobre el terraplén ferroviario.
En una oportunidad, como consecuencia de unas intensa lluvia se suspendió un partido que estaban disputando en cancha de Regional y el regreso debió realizarse caminando desde Villa Libertad hasta Fontana (casi 10 kilómetros).

1958. Un año para recordar
Los esfuerzos para sostener el club indujeron a sus dirigentes a tratar en la asamblea anual del mes de enero, la posibilidad o no de abandonar la práctica del fútbol. La asamblea resolvió continuar y fue una decisión histórica. Nuevos acontecimientos fortificaron la vida del club: en el mes de marzo se obtenía la Personería Jurídica e inmediatamente se iniciaban las gestiones para la compra del terreno destinado a la cancha. Mientras tanto, el equipo terminaba la campaña empatando el primer puesto con Sarmiento. Se disputaron tres partidos de desempate, igualando los dos primeros y resultando finalmente ganador del tercer partido Sarmiento por 1 a 0.
Al año siguiente, en 1959, Fontana obtenía nuevamente el subcampeonato que ganó Don Orione.

Estadio propio
A comienzos de la década del ‘60 el club tuvo la satisfacción de inaugurar su propia cancha y sede social. Muchos jugadores y dirigentes, jefes, obreros y empleados de la fábrica local, terminaban su tarea diaria y continuaban su jornada trabajando en la construcción de la cancha, a veces hasta varias horas nocturnas. Pocas palabras para expresar la fuerza nacida en esa pasión por el fútbol y amor a su pueblo.
En 1969 obtuvo Fontana su primer título de campeón de Primera A. Sus principales protagonistas fueron Rodolfo Fleitas, Raúl Mantaras, Olegario Rojas, Raúl Cendra, Damián Miérez, Víctor Rodríguez, René Acuña, Omar Ayala, Benito Meza, Ricardo Romero, Mamerto Alvarez, Raúl Aquino, René Anchava, Ramón Rojas y el Huevo Carabajal.
Un descenso en su rendimiento llevó a Fontana a participar en la década del ‘70 en primera B durante varios años, retornando al círculo superior en 1976. De aquel equipo citamos a su capitán, José Barrero, que brilló durante varios años en Fontana y otros clubes del medio y que el año pasado debimos lamentar su pérdida en un trágico accidente automovilístico, Barrero había seguido la profesión de militar en el Ejército Argentino, cumpliendo misiones en diversos lugares del mundo.
En las décadas del ‘80 y ‘90 Fontana continuó el camino de los que habían marcado rumbos en la institución y obtuvo su segundo título de campeón de la Liga Chaqueña en 1997, lo que le valió la representación del fútbol local en el Torneo Argentino B.

La marcha institucional
Siendo de origen modesto en un pequeño pueblo del interior provincial, Fontana fue consolidando su vida institucional en forma sostenida, con una sana administración, y agregando año tras año nuevas ampliaciones y comodidades a sus instalaciones donde se practican varios deportes y se facilita el uso de ellas a entidades educativas y de buen público.
Compartimos esta alegría con todos los seguidores de la entidad albiceleste.
Colaboraron en la información: Ernesto Palma, Norberto Palma, Alberto Bogado, Felipe Maciel, Patricio Florentín y Raúl Ramírez (Secretaría del Club Social y Deportivo Fontana).