Temas de hoy: abuso sexual LAB 18 - 19 River Campeón de América Perrando Corre Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/48300

Bodas de diamante de Villa San Martín

El 24 de agosto pero de 1935 en una populosa villa de Resistencia, nacía una institución que con el correr de los años se convertiría en orgullo de la ciudad. Hoy cumple 75 años de vida el Club Villa San Martín, que nació en la esquina de Sarmiento y calle 2, hoy Juan Ramón Lestani, estuvo en Pellegrini y Saavedra y que finalmente se estableció en el predio que hoy ocupa de Saavedra 135.


Villa San Martín tiene en sus vitrinas trofeos de grandes logros: Campeón de Campeón Argentino en la provincia de San Juan en 1951, repite la hazaña en Santiago del Estero en la década del 60, múltiples títulos locales y provinciales.
Actualmente compite en los torneos de la Asociación Resistencia en primera y todas sus categorías formativas. Los ex-presidentes son José Bellomi, Pedro Mudry, Vicente García, Arnaldo Gómez, Remigio Borque, Martín Lestani, José Fulginitti, Arturo Lestani, Carlos Isaurraldo, Manuel Toledo, Antonio Figueroa, Alberto Nissier, Osvaldo Carlen, Néstor Carlen, Juan Carlos Catougno, Daniel Toledo, Ricardo Siri y el actual titular es el doctor Carlos Toledo.
A lo largo de la historia una infinidad de jóvenes se han formado en la institución, llegando en algunos casos a los primeros planos del básquetbol argentino y en la mayoría de los casos como seres humanos. Muchos de los que han pasado por el club son prestigiosos ciudadanos de la ciudad, la provincia y el país.

Así nació
Con la llegada del ferrocarril en 1907 a la zona norte de la plaza 25 de Mayo, más específicamente a la Villa San Martín, y la posterior instalación en 1923 de un establecimiento de gran envergadura que le iba a dar más vida a la misma, como el de “La Francia Argentina SA de Curtiembre”, ya nada sería igual en Resistencia.
Lógicamente en la Villa había gran cantidad de jóvenes que gustaban de los deportes, algunos un poco mayores que ellos ya practicaban otros que no sean el fútbol, toda vez que en la misma Villa ya había varios equipos.
Concretamente, la referencia es para dos de los que más tarde serían figuras del básquetbol chaqueño: Remigio Borque y Martín Lestani; ellos ya practicaban atletismo en el inolvidable Club Alberto A. Barroco, y como éste se estaba desmembrando, Borque y Lestani se unieron a un grupo de jóvenes con ganas de hacer cosas. Y así en el atardecer del 24 de agosto del año 1935, 18 muchachos entusiastas, Juan Lucuix, Mamerto Sánchez, Remigio Borque, José Bellone, Ramón y Nicasio García, los hermanos Miguel y Francisco Gómez, Raúl y Carlos Moglia, Luis Lucuix, José Romero, Walter Blanco, Gerardo y Roberto Morales, Ceferino y Pedro Moreyra y Vidal Gallaratti, se dieron a la tarea de fundar un club, aprobándose la moción del señor Borque, para que a este club se le pusiera el nombre de “Villa San Martín”.
Frente a la casa familiar y negocio de almacén de don Vicente García, “La Flor Norte”, calle 2 hoy Juan R. Lestani esquina avenida Sarmiento, había un terreno baldío de 32 metros de largo por 20 de ancho, propiedad de la señora Catalina viuda de Blanco Creo; y ese solar fue elegido para el funcionamiento de la nueva institución.

Primeros partidos
El primer encuentro basquetbolístico protagonizado por el Villa San Martín fue contra el club Regional, que tenía su sede en los terrenos donde hoy se levantan los edificios de la Universidad Nacional del Nordeste. El resultado final fue: Regional 12, Villa San Martín 6. Pero casi inmediatamente se concreta un segundo encuentro contra el mismo club Regional, que esta vez lo venció nuevamente por 18 a 9.
El primer equipo del Club Villa San Martín en el período que va de agosto a diciembre de 1935, estaba integrado de la siguiente manera: Remigio Borque (Capitán), Nicasio García, Ramón García, Gerardo Morales, Miguel Lucuix, Enrique Lutringer y Pablo J. Escobar (suplentes).

La historia de las canchas
No habían transcurrido aún tres años desde la fundación, cuando en 1938 Villa San Martín decide dejar el barrio que lo vio nacer para trasladarse al centro.
En un terreno ubicado en la esquina norte de las calles Pellegrini y Saavedra, la gente de “Villa” comienza de nuevo a levantar su club. Pero ahora el piso era de ladrillo molido, las marcas ya eran permanentes, en tanto que los nuevos y sólidos tableros fueron construidos por Tomás Lestani en su carpintería de avenida Lavalle.
Pese a todo el esfuerzo de sus directivos y asociados para llevar adelante el Club, Villa San Martín recibiría un mazazo. El terreno de Pellegrini y Saavedra era propiedad del Obispado Resistencia, que urgió a “Villa” a hacer entrega del mismo a la mayor brevedad porque allí, decía, se iba a levantar una escuela profesional de mujeres y hasta se colocó la piedra fundamental para ello. Pero nunca se llevó a cabo tal iniciativa.
Pero “Villa” renace de sus cenizas. Tanto fue así que el año 1950 lo encuentra ubicado en un nuevo terreno de 24 por 50, casi al lado del anterior, a mitad de calle Saavedra 135, donde antes había funcionado el cine al aire libre. Y la institución compró ese terreno haciéndose así propietaria del lugar físico, donde levantará, una vez más, sus nuevas instalaciones. Ya por entonces, en 1948, Villa había obtenido el título de campeón nacional de campeones en la provincia de San Juan.
A partir de allí comenzarían las grandes satisfacciones deportivas, los grandes dirigentes y jugadores, las figuras relevantes a nivel nacional (muchos para enumerar), el doloroso recuerdo del 23 de enero de 1963 con el trágico accidente aéreo regresando de la zona cuyana, hasta la “revolución del básquet” del año 1980 cuando trajo a los norteamericanos Bob Starr (DT) y Steve Washington, y después Marvin Jackson.

Primera comisión
Presidente: Pedro Mudry; secretario: Remigio Borque; tesorero: Vicente García; vocales: José Bellomi, Mamerto Sánchez, Ramón García y Juan Lucuix

Los Colores del Club
En la reunión de la fecha 7 de noviembre de 1935, la comisión directiva resolvió que los colores que los distinguieran sean los siguientes: pantalón corto blanco, camiseta blanca y verde en líneas horizontales. Pero como esos colores podían confundirse con los del Club Hindú, por ser casi iguales, en una reunión de comisión directiva del día 6 de diciembre de ese mismo año, sus integrantes se inclinaron que los colores de la institución fueran: camiseta media manga de fondo blanco con una franja morada horizontal y dos franjas de color rojo. Pero con posterioridad la camiseta de “Villa” sufriría una nueva modificación, es decir, el diseño de la camiseta actual, pero conservando los colores.