Temas de hoy: LAB ARA San Juan Bono de fin de año Actividad industrial La Final del Siglo
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/36010

Canal de Dios: una alternativa no utilizada para llevar agua a los pueblos del oeste del Chaco

Por Hipólito Ruiz y César Mendoza (Enviados especiales) 

RIO MUERTO Y LOS FRENTONES. Los pueblos del oeste chaqueño, desde Concepción del Bermejo, Pampa del Infierno, Los Frentones hasta Río Muerto, mantienen serios inconvenientes a raíz de la falta de agua tanto para consumo humano como para la ganadería y también para las huertas, que sistemáticamente fueron desapareciendo.

En medio de esta situación, a solo 20 kilómetros de Río Muerto, localidad ubicada en el límite con Santiago del Estero, está Pampa de Los Guanacos, hasta donde llega un canal que trae agua desde el río Salado, en la frontera entre esa provincia y Salta. Y ese ducto a cielo abierto, se lo conoce como el Canal de Dios, ése que debió llegar a Pampa del Infierno pero que por falta de entendimientos no se pudo concretar, pese a los esfuerzos realizados.
La provisión de agua a localidades del oeste chaqueño ha sido siempre un gran problema para los gobiernos de turno, a tal punto que en los últimos dos años, a través de convenios entre la Administración Provincial del Agua del Chaco-APA- y el Belgrano Cargas, se proveyó de este vital elemento a esas localidades a través del tren, con cisternas que se cargaban en la ciudad de Metán, provincia de Salta.

¿Qué es el Canal de Dios?
Años atrás, mucho se escuchó hablar del canal de Dios, que llegaba hasta Pampa del Infierno. Este ducto, a cielo abierto, toma aguas desde la margen izquierda del río Salado casi en la frontera que tiene la provincia de Santiago del Estero con Salta, corre hacia el este bordeando tal frontera y avanza hasta la localidad de en donde tuerce rectilíneamente hacia el estesureste paralelamente a la y a un ramal del Cargas. Luego de 142 kilómetros a partir de Urutaú y unos cinco kilómetros al sudeste de este acueducto, ya reducido a su mínima expresión tuerce en 90º hacia el sur hasta un punto a unos 5 kilómetros al este de , allí concluye el ramal central del Canal de Dios.
En la mitad del curso del canal, a la altura de existe una derivación a un ramal secundario, pero el canal continúa hasta Pampa de Los Guanacos, donde se construyó un embalse y donde se instaló una planta potabilizadora que distribuye el agua para toda la población.
De allí, sigue bajando hacia el Oeste, ingresando al Chaco por Rio Muerto y desde esta población a Pampa del Infierno, donde prácticamente el canal está tapado, con árboles crecidos en su lecho.
En el año 2005, en Pampa de los Guanacos, el Canal de Dios, recibió los primeros cuidados luego de 15 años.

Un poco de historia
El 19 de noviembre de 1981, se firmó un acuerdo entre los gobernadores de facto, César Fermín Ochoa (Santiago del Estero) y José David Ruiz Palacios(Chaco) mediante el cual se acordó establecer las bases para el aprovechamiento de los excedentes de agua del Canal de Dios por parte de la provincia del Chaco.
Ese acuerdo, se firmó en la localidad de Río Muerto, teniendo en cuenta que el acuerdo previo refrendado en octubre de ese mismo año, se hacía referencia a la intensión de las provincias signatarias de llevar adelante proyectos regionales que respondan a las caracteristicas de los problemas cuya solución sea imprescindible proveer.
En ese periodo, desde 1979 a 1982, inclusive, los estudios dicen que sobre el Canal de Dios en su punto de descarga a la represa de Pampa de los Guanacos había un excedente de agua, que convenientemente captado y conducido cubriría la demanda primaria de agua de poblaciones chaqueñas que no cuentan actualmente con fuentes propias de calidad apta para consumo humano y uso domestico.
Se decía que “es posible prolongar la traza del canal por líneas paralela a la ruta 16 hasta alcanzar por gravedad los puntos de demanda y que ello es factible técnicamente mediante la ejecución de obras de toma, sistema de control, conducción y derivación conforme a la naturaleza de los terrenos por donde atravesó el canal”.
Ya en tiempos de democracia, en 1986, los entonces gobernadores Carlos Arturo Juárez y Florencio Tenev, tras considerar que el Chaco debe seguir asumiendo el compromiso de utilizar los excedentes de agua con la exclusiva finalidad de satisfacer las demandas de consumo humano y uso domestico de poblaciones próximas a la zona que no cuentan actualmente con fuentes alternativas de calidad necesaria, se acordó modificar algunos puntos y constituyen un comité técnico interprovincial para coordinar tareas de conservación, mantenimiento y uso de este canal

Zona seca
La zona de la ruta nacional N16 “es una zona con potencialidad agrícola, pero el régimen de lluvias es muy escaso. Respecto a las aguas subterráneas la realidad es que, salvo en las cuencas de surgentes, hay agua a gran profundidad, pero cuando se comienza a explotar decae el rendimiento muy rápidamente, y dicen los lugareños que los canales ayudaran a recargar las napas mas rápido.