Temas de hoy: abuso sexual LAB 18 - 19 River Campeón de América Perrando Corre Restitución de restos Qom
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/3472

Nikisch a fondo con NORTE: Luces y sombras de su gestión

En una entrevista con NORTE el gobernador Roy Nikisch señaló como logros de su gobierno el haber trazado políticas de Estado en Educación, Salud y en industrialización de la materia prima.

Tuvo fuertes críticas para los paros en Educación y Salud señalando a responsables con nombre y apellido y atribuyéndolos a razones políticas. Fue duro con la labor de los Institutos del Aborigen y de Colonización. Sobre las últimas elecciones confesó que la derrota fue una sorpresa que no había sido considerada de antemano.





-¿Cuál es su balance de estos cuatro años de gestión?

Un aspecto importante en la vida institucional de la provincia es haber logrado un trabajo con mucho respeto institucional con el gobierno nacional y con las municipalidades. Haber logrado instalar políticas de Estado que trascienden a nuestra propia gestión de gobierno, cuya importancia quizás no se comprendía al inicio de la gestión. Haber instalado políticas de Estado me parece importante, más allá de todas las dificultades de estos años, con duras y prolongadas crisis. El balance es positivo, pero lo dice quien fue gobernador. Lo importante es lo que opinen la gente y las instituciones. En materia educativa, no hay dudas de que lo que hicimos no es para nuestra gestión y recién se podrán ver los resultados en una sociedad inclusiva dentro de unos años.

¿Qué aspectos destaca en educación?

Atacamos absolutamente todos los frentes: infraestructura, salarios, material didáctico, útiles escolares, capacitación gratuita, ciencia y tecnología. En infraestructura, sin contar las escuelas nuevas, la mayor demanda que tuvimos fue de aulas. En estos cuatro años hicimos más de 700 aulas, aparte de las escuelas. Hoy la demanda disminuyó, ya es manejable, ya se puede prever para los próximos años a dónde van a faltar. La experiencia del Chaco en capacitación gratuita, una cuestión que fue difícil llevar a la práctica y que aparece como una parte del Chaco Aprende, que fue cuestionado, termina formando parte de la ley nacional y hoy es obligación en todas las provincias argentinas la capacitación gratuita, que es una decisión y experiencia absolutamente chaqueña. Una vez que pudimos mostrar los resultados fue tomado por el ministerio de Educación de la Nación. Tomamos esto como una cuestión de Estado. Lo llevamos a la práctica con fuertes inversiones en todos los niveles, inclusive trabajando con docentes y directivos, escuchando las críticas y sugerencias. Quizás si uno lo mira desde el lado político, se actuó con mucha ingenuidad, porque esto no da resultados electorales.

Aparte de educación, ¿qué otras políticas de Estado resalta?

Para mí es muy importante lo que se hizo en salud pública. Se fijaron los objetivos de una atención primaria de la salud, se planificó y se llevó a la práctica con una fuerte participación de los equipos técnicos. Hoy tenemos una de las mejores redes sanitarias de la Argentina. En pocas semanas más vamos a tener todos los centros de salud, urbanos y rurales, conectados a través de radios. Esta va a ser la única provincia argentina con este sistema. Una fuerte inversión en infraestructura, equipamiento de alta tecnología, incorporación de profesionales, mucamas y enfermeras, y con políticas focalizadas. Habría que ahondar en el Ministerio de Salud para tener idea de la magnitud y de la calidad de los cambios que se han dado. Para los que tenemos algunos años y somos del interior, antes el hospital era el último lugar donde ir, era para quien no tenía plata para pagar la clínica o no tenía donde caerse. Y hoy la calidad de los servicios y no solamente en Resistencia sino también en el interior y en zonas rurales- es igual o mejor que la del sistema privado. También la descentralización educativa y la liquidación de sueldos en las regionales es un paso cualitativo importantísimo: hoy un docente ya no necesita venir de Taco Pozo o de Las Breñas a reclamar a Resistencia su sueldo, o a hacer un reclamo por una suplencia.

¿Por ejemplo?

Una cuestión emblemática, como una inflexión en la historia, es la instalación de la textil Santana Chaco. No sólo para la materia textil y por tener integrada la industrialización del algodón sino también como promotora de que en la provincia hay seguridad jurídica, acompañamiento del gobierno, responsabilidad. También vinieron los empresarios de la carne que visitamos en San Pablo: hacen charqui y tienen intenciones de radicarse para exportar a Brasil y Africa. También vinieron los empresarios brasileños que están interesados en instalar la fábrica de arrabio. Ahora estamos con algunas dificultades y están pensando irse al norte de Santa Fe. Por eso hemos frenado el proyecto y pedimos un tiempo para volver a debatir en la provincia.

¿Qué opina de los cuestionamientos por contaminación ambiental que tiene el proyecto?

Son posiciones. No creo que lo deban discutir los partidos políticos sino los chaqueños. Este gobierno podría haber impulsado la instalación de la fábrica, pero lo presentamos a la comunidad, a la Legislatura, hablamos con las autoridades de Tirol, de Barranqueras. La posición del gobierno es favorable a la instalación. Pero tiene que ser por consenso. Esta es una industria madre, que abre perspectivas para que, quien se quiera instalar en la Argentina, antes de instalarse en otro lugar venga al lugar donde está la materia prima: el arrabio. No estamos hablando solamente de una industria sino que estamos hablando de una alternativa para los próximos 10, 15 ó 20 años, de un pueblo industrial en nuestra provincia. Espero que esto tenga una resolución rápida o si no se radicarían en Santa Fe. Capitanich ya tomó contacto con los empresarios en Buenos Aires.

¿Quedaron aspectos pendientes en su gestión? ¿Algún error que forme parte de su autocrítica?

Quedan cosas pendientes. Lo decía la otra vez, en la reunión que tuve con el gobernador electo: nos faltó un año para cerrar los procesos administrativos que nos costó muchísimo poner en marcha. Un poco porque todo proceso de cambio genera resistencia y otro por la gran conflictividad que tuvimos en el Estado, lo cual impidió hacer este proceso de cambio. Pero se puso en marcha. Quizás con un año más quedaría más ordenado y organizado. Somos muy autocríticos nosotros. Hay cosas que recién están por empezar a salir, cuando se trabajó mucho tiempo. La burocracia del Estado es tremenda, y no es que sea buena o mala: el poder del escritorio es una cuestión insoslayable, y para eso hace falta más informática, más procesos simples y prácticos, que es lo que se ha instalado y que se ha avanzado. Está en proceso.

¿Por qué los conflictos docentes y de salud se siguen prolongando?

La pregunta habría que hacérsela a Rosa Petrovich. ¿Por qué sigue perjudicando a los chicos? Si nosotros otorgamos otro aumento salarial lo único que vamos a hacer es poner en duda el pago de los sueldos. Y si es algo que he respetado es que los asalariados y los jubilados cobren en término. Hagamos un balance: de 24 provincias, hace cuatro años, el Chaco estaba en el lugar 19 en la escala salarial del básico. Hoy estamos cuarto. Esto muestra a las claras que la recomposición salarial y la mejora del sueldo ha existido. Tampoco es cierto que no se los recibe, cuando hay un contacto permanente a través de la mesa de Política Salarial. Sería fácil para mí aumentar los salarios: no tendría conflictos. Pongo 50, 100 pesos más, pagamos con caja chica y le dejo el premio al próximo gobierno. Y esto no es así. Mi responsabilidad va más allá de mi propia gestión. Si nosotros vamos más allá de lo que podemos aumentar, no hubiésemos tenido la plata para prestarle al Insssep para que jubilados y pensionados cobren. Hoy tenemos una acreencia, hasta diciembre de 2006, de 130 millones de pesos prestados de la caja de la provincia. Para todo eso hay que tener prevención: si no hubiésemos transferido esa plata, los jubilados cobrarían sólo un 60% de sus sueldos.

¿Y en el tema de salud pública?

Hay un dirigente de un partido político al frente de esto que estaba contentísimo con todo lo que hemos recuperado en estos cuatro años en materia de salarios de los profesionales. Que no digo que sea lo correcto: ojalá podamos aumentar más. Pero se arregló, no hubo problema, al poco tiempo volvió a existir conflicto. Había acuerdo en la mesa de diálogo y a las 24, 48 horas decían que no estaban de acuerdo. Inclusive en el pedido que hicieron para marzo pusimos por encima de ese monto, es decir les dimos un poco más. Siempre actué así: mientras se pueda, nosotros damos. Hace poco pasó con la reparación histórica de UPCP: el proyecto del gremio era de 15 millones de pesos, el proyecto alternativo del gobierno que lo consensuamos representó 21 millones de pesos. Si yo no hubiese actuado de buena fe, hubiera aprobado el proyecto de ellos y nos quedábamos con 6 millones en la caja. Y este dirigente médico, y político, el doctor Holzer, no quiere arreglar. Es simple. Ahora qué quiere: ¿que nosotros le pongamos palos en la rueda al próximo gobierno? En el caso de los docentes los porcentajes de adhesión son mínimos y en el caso de salud, no ha dejado de funcionar el sistema de salud pública. Repito: si es factible, siempre el gobierno dio aumentos salariales, siempre y cuando sea una cuestión razonable y sostenible en el tiempo.

¿Qué opina del reclamo aborigen? Los dirigentes del Idach hablan de falta de presupuesto, de políticas y de diálogo por parte del gobierno.

Son mentirosos y lo han demostrado en todos estos años: no quieren trabajar, no aceptan los aportes que hizo la provincia, dilatan, faltan a las reuniones, acuerdan cosas y después las desconocen. Hay intereses políticos, es muy simple. No han querido trabajar con el gobierno, no les importó perjudicar a algunos sectores aborígenes. Y digo algunos porque nosotros seguimos trabajando con todas las asociaciones comunitarias, con organizaciones, con los pastores en toda la provincia, en temas de salud, educación, en producción. Sin la participación del Idach, porque no les interesa. El presidente del Idach (Orlando Charole) actuó en contra de los propios intereses de los aborígenes. Ponemos como ejemplo la mediación que hizo la Iglesia: hubo voluntad del gobierno pero lo único que ellos hacen es demorar las cosas, que no se hagan para después ir a los medios para decir que el gobierno no acompaña. En estos años hicimos muchísimo a pesar de la oposición intransigente de algunos vocales y del presidente del Idach.

¿Cómo evalúa el pedido de la Corte Suprema sobre la muerte de los aborígenes en El Impenetrable?

Esto fue montado ex profeso. Se logró instalar, a nivel nacional e internacional, que hay aborígenes que fallecieron porque están desnutridos, sin decir en muchos casos que eran personas de edad, de más de 70 años, 80 años, otros con enfermedades terminales como cáncer, otros con cirrosis, enfermos de tuberculosis que no se enfermaron en estos últimos 10 ó 12 años, sino que posiblemente hayan adquirido la enfermedad hace 20, 30 ó 40 años. Se dijo que estas personas no han sido atendidas o que no eran recibidas en los hospitales, montando unas escenas de conseguir órdenes del Poder Judicial para poder entrar en hospitales cuando cientos y miles de personas por mes son atendidas en todos los centros de salud. Justo muy puntualmente estas personas no eran aceptadas en los hospitales. Esto llama poderosamente la atención. Hay agentes sanitarios que hicieron denuncias para cubrirse porque algunas de estas personas no aceptaban ser internadas o medicadas. Hago una defensa irrestricta del trabajo de Salud Pública. Lo único que han hecho fue un daño tremendo al Chaco. Nos crean un estigma de siempre que somos los pobres, en todos lados nos preguntan si todavía tenemos arcos y flechas. Hemos trabajado tanto para poner a la provincia en el contexto nacional a través del Norte Grande, la Zicosur, y quisiera saber qué han logrado con esto. Porque si uno quiere ayudar, no ayuda vendiendo esto a los organismos internacionales o a la prensa nacional o internacional.

¿A cuánto llega hoy la deuda de la provincia?

No tengo idea del número exacto porque todos los meses se actualiza con el CER. No hemos tenido la suerte en estos cuatro años de lograr una refinanciación de la deuda como tuvo la Nación, con quita, a más largo plazo, a más baja tasa de interés, sin CER. Los chaqueños hicimos un esfuerzo tremendo pagando todos los intereses, lo cual implicaría que la deuda tendría que ser igual. Además hemos pagado parte del capital. Teóricamente tendría que ser menor, pero nos aplican el CER y lógicamente hoy será quizás un número exorbitante. Mentiría si digo un número. Pero es una pelea que tenemos que dar: el Chaco y otras provincias necesitamos una reprogramación de la deuda más adecuada, a más largo plazo y si es posible con quitas, a tasas de interés razonables, cuestión que el crecimiento de la economía y la inflación vaya licuando o diluyendo para que en los próximos 10 ó 20 años la deuda no tenga peso. En estos cuatro años se pagaron más de 700 millones de pesos, de la totalidad de los intereses y parte del capital.