Temas de hoy: Presupuesto 2020 Donald Trump Lionel Messi gabinete provincial Caso Lorena Romero
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/185522

Hace 30 años caía el Muro de Berlín, emblema del comunismo

El histórico episodio puso en evidencia la debilidad de un régimen basado sobre el aislamiento y la opresión.

El 9 de noviembre de 1989 fue derribado uno de los símbolos más significativos de la Guerra Fría. Treinta años después de la caída del Muro de Berlín, la imponente estructura que dividió el Este comunista y el Oeste capitalista sigue viva en plazas, parques y en recuerdos turísticos. 

PEDAZOS.jpg
La East Side Gallery, una sección de la estructura que los artistas pintaron en 1990 y que todavía sigue en pie, es una visita obligada para los turistas.

La derrota de este emblema de la opresión había comenzado unos dos años antes gracias al combativo sindicato Solidaridad, de Polonia, que había minado la solidez del regimen detrás de la Cortina de Hierro haciendo que miles de personas cuestionaran abiertamente el aislacionismo impuesto por Moscú al este de Europa.

Mientras tanto un muro de 45 kilómetros dividía la ciudad de Berlín en dos, mientras que otros 115 kilómetros rodeaban su parte oeste aislándola de la República Democrática Alemana. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.

JUVENTUD.jpg
Fue la juventud principalmente la que arremetió contra el muro en algunas secciones. Aun cuando había sido derribado en partes el temor a las minas del otro lado se mantuvo por bastante tiempo.

El Muro cayó en la noche del jueves 9 al viernes 10 de noviembre de 1989, 28 años después de su construcción. La apertura del muro, conocida en Alemania con el nombre de die Wende (El cambio), fue consecuencia de las exigencias de libertad de circulación entre las dos mitades de la ciudad, y el país que durante todos esos años asistió impotente a la muerte de más de 125 personas que intentaron cruzarlo.

Cuando los alemanes, eufóricos, treparon el Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 rompiéndolo con martillos, Polonia ya era gobernada por el opositor Tadeusz Mazowiecki pero el muro de Berlín continuaba simbolizando al comunismo duro y brutal herencia de la dictadura de Stalin.

Atracción turística

Hoy los turistas que visitan Berlín usualmente compran piezas de rocas de colores brillantes que los vendedores dicen que alguna vez fueron parte de la pared. Algunos vienen con certificados de autenticidad, pero no todos están convencidos. “No hay tanto Muro como se está vendiendo”, dijo Bernd Breitenbach, un turista de 67 años en el Memorial del Muro de Berlín.

PUERTA.jpg
La Puerta de Brandeburgo quedó del lado oriental de Berlín. Ligada a importantes sucesos de la historia alemana, el monumento se irguió solitario y sin mantenimiento todo el tiempo que el muro existió.

Secciones del Muro son una importante atracción turística en Berlín. La sección East Side Gallery, una sección de la estructura que los artistas pintaron en 1990 y que todavía sigue en pie, es una visita obligada para los turistas.

A muchos les gusta tomarse una foto junto a la pintura de un Trabant, el auto clásico de la Alemania Oriental comunista, estallando a través del muro o con la imagen del exlíder soviético Leonid Brezhnev y el exlíder de Alemania Oriental Erich Honecker besándose.

CONSTRUCCION.jpg
A poco de levantarse el muro de Berlín miles de alemanes intentaron cruzar al otro lado y se comunicaban a los gritos con sus familias aisladas. La amenaza de disparar a matar de los guardias era real y se llevó a cabo en muchas ocasiones.

“Supongo que es bastante impactante ver cómo pudo haber dividido a comunidades y estoy pensando en lugares donde todavía hay muros”, dijo Matthew Chaplin, un turista de 24 años de Inglaterra, en diálogo con la agencia Reuters.

La calle Bernauer es considerada un símbolo de la división de Alemania. Cuando se levantó el Muro en 1961, el frente de las casas quedó en la parte oriental de Berlín y la acera del lado occidental. Durante las celebraciones del año pasado, se reunió en ese lugar un millón de personas, donde aún se encuentran algunas partes originales de la estructura, como así también un centro de documentación.

muro.jpg

 

Curiosidades del Muro

Se construyó en 24 horas

La noche del 13 de agosto de 1961 los oficiales de la República Democrática Alemana (Este) cerraron la frontera y comenzaron con la construcción de un muro. En solo 24 horas lograron rodear 160 kilómetros, dividiendo así la ciudad de forma física. Ese primer muro era bastante precario y con los años se fue fortaleciendo. Los alemanes del este le llamaron Muro de Protección antifascista, argumentaron que deseaban proteger a la gente de los peligros del fascismo que reinaba en Occidente.

Contra los inmigrantes

El Muro de Berlín no era división para evitar que se colaran ideologías, sino que estaba dirigido especialmente a los alemanes de la zona este, que buscaban emigrar hacia el Berlín oeste. Mediante esa construcción se quiso evitar la fuga de habitantes de una zona controlada por la entonces Unión Soviética a las zonas que estaban bajo dominio de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos, cada uno con una parte antes que la República Federal Alemana se pusiera de pie.

Infranqueable

Si bien fueron muchas las personas que trataron de pasar desde el este hacia el oeste del muro y viceversa, muy pocos lo lograron, ya que la zona estaba fuertemente protegida por soldados en ambos lados. Se cree que, de alrededor de 100.000 personas que intentaron cruzar, solo entre 5.000 y 10.000 tuvieron éxito. Algunos fueron detenidos y otros murieron en su escape, oficialmente 145.

Podía cruzarse legalmente

Alrededor del Muro de Berlín existían 31 puestos de control y 186 torres de vigilancia. Era posible pasar de un lado a otro, pero se requería de documentación casi imposible de obtener por parte de una persona común del lado este. Los alemanes del oeste tenían facilidades pasar a la zona este, teniendo que solicitar permisos especiales, pero que no eran imposibles de conseguir.

Graffitis de un lado

Un muro gigante, de concreto y que dividía una ciudad, era mucha tentación para los grafiteros. El lado oeste del muro estaba cubierto en pinturas y arte callejero. En tanto, el lado este no tenía ningún graffiti, solo el color del concreto. No se podía llegar a la estructura rodeada de minas y alambres de púas.