Temas de hoy: Alberto Fernández asunción presidencial Transporte público Jorge Capitanich Roxette
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/185362

Las calles de Chile volvieron a estallar

Miles de personas salieron una vez más a protestar. Se produjeron graves enfrentamientos con los carabineros.

SANTIAGO, 4 (Especial) - La protesta social retomó el lunes su tercera semana en Chile, con decenas de miles de personas, en su mayoría estudiantes, manifestando en las calles para exigir cambios a un poder que parece impotente para apagar la crisis. 

chile.jpg
SANTIAGO DE CHILE - Manifestantes se dispersan ante la arremetida de un vehículo de carabineros. (Reuters)

Convocados por redes sociales a un “superlunes” de manifestaciones, los chilenos marcharon y se concentraron en las calles de Santiago y otras ciudades como Valparaiso y Viña del Mar.

En la capital, la jornada reunió temprano a manifestantes frente a los tribunales, los taxistas protestaron contra el cobro de peajes dentro de la ciudad y luego la protesta se hizo multitudinaria alrededor de la céntrica Plaza Italia, donde se registraron algunos incidentes aislados con la policía.

Decenas de miles de personas se reunieron en la Plaza Italia de Santiago y los choques estallaron cuando los manifestantes intentaron avanzar hacia el palacio presidencial de La Moneda por la céntrica avenida Alameda. Allí, con varios puntos de contención por parte de efectivos de la policía, se generaron diversos enfrentamientos.

chile2.jpg
SANTIAGO DE CHILE - Un joven desafía a las fuerzas de seguridad con un particular cartel. (Reuters)

Alrededor de Plaza Italia también hubo varios choques, y la policía lanzó gas lacrimógeno y chorros de agua para contener la manifestación. Al menos una policía resultó herida en este lugar, según constató la AFP.

En el centro de la ciudad de Viña del Mar, a unos 120 km al oeste de Santiago, donde hasta ahora las protestas sociales habían tenido una menor intensidad, manifestantes también enfrentaron a la policía y saquearon tiendas de un céntrico centro comercial.

“Esto aún no termina” es el lema para las protestas que convocan para esta semana en Chile, uno de los países más estables de América Latina hasta este estallido social sin precedentes, que sorprendió a un poder político que todavía no sabe cómo controlar la crisis.

Las protestas cuestionan un Estado ausente en educación, salud y pensiones dentro de un modelo económico de libre mercado, donde una minoría controla la riqueza del país.

El presidente Sebastián Piñera, que canceló la organización de la APEC y la cumbre de clima de la ONU COP-25 previstas para pocas semanas más en Santiago, afirma que prefiere antes que nada “un diálogo amplio”.

Temas Relacionados

Chile Rebelión popular Represión