Temas de hoy: Nicolás Dujovne Renuncia Fin de semana largo Accidente fatal Autoplanes de ahorro
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/181716
Guillermo Koster
Por: Guillermo Koster

El algodón sigue mandando en el sudoeste provincial

El nuevo trabajo científico al que NORTE Rural tuvo acceso arroja un resultado de 179.807 hectáreas implantadas en la campaña que está finalizando. El  Chaco implantó algo más de 41 mil hectáreas que en la temporada 2017-2018.

El cultivo emblema de la provincia siguen mandando en el sudoeste provincial. Así se desprende del nuevo mapeo satelital realizado por el gobierno provincial correspondiente a la campaña algodonera 2018-2019 y al que NORTE Rural tuvo acceso. El informe, que establece como resultado final 179.807 hectáreas la superficie mapeada, fue presentado en la última reunión de las provincias algodoneras realizada en Santiago del Estero donde quedó definida también la distribución del fondo especial para el sector.

Con 36.803 hectáreas en el departamento Fray Justo Santa María de Oro (Santa Sylvina como cabecera) y 34.209 hectáreas en el Mayor Luis Jorge Fontana (Villa Ángela como epicentro), ambas regiones ubicadas en el sudoeste de la provincia llevan la delantera en cuanto a hectareaje sembrado en esta temporada que está finalizando. Casi el doble en superficie respecto al tercer departamento que completa el podio (12 de Octubre), en la zona de General Pinedo y Gancedo que implantó 18.236 hectáreas.

algodon.jpg
Con un repunte de más de 40.000 hectáreas respecto de la campaña 2017-2018, el algodón cierra una nueva temporada en el Chaco.

Claro está, con estas estadísticas no se discute calidad ni productividad, si no que solamente se tiene en cuenta la superficie implantada. Vale recodar además, que entre un 30 y un 35 por ciento del área implantada sufrió las consecuencias del exceso hídrico, con daños de diversas consideraciones; mientras que quedaría en pie aun un 10 por ciento del textil en lotes chaqueños.

Discusión acabada

Este trabajo presentado por segunda oportunidad por la provincia del Chaco pone punto final a una histórica discusión con la Nación en cuanto al área de siembra implantada, ya que ahora tiene un viso de exactitud, cientificismo y veracidad irrefutable. Es que cada campaña algodonera la discusión se centraba en la cantidad de superficie implantada, parámetro fundamental a la hora de repartir el Fondo Compensador Algodonero que destina la Nación.

Sin embargo, la provincia del Chaco encargó un trabajo interinstitucional para llevar luz en este aspecto y determinar fehacientemente y con exactitud la cantidad de hectáreas implantadas con algodón ya en la campaña 2017-2018.

La temporada anterior el resultado fue de 138.592 hectáreas georreferenciadas, unas 41.215 menos que en esta campaña 18-19.

El informe

Para la generación del Mapeo Satelital del Cultivo de Algodón se continuó con el trabajo utilizado en los mapeos anteriores (girasol 17/18, algodón 17/18, girasol 18/19), teniendo en cuenta distintos aspectos técnicos, cada uno de ellos necesarios para obtener información cartográfica y cuantitativa que permita conocer la distribución espacial del cultivo y su evolución temporal en la provincia del Chaco. El trabajo fue generado por un gran número de personas que desde sus distintos ámbitos y aptitudes han aportado de manera considerable a la generación de este mapeo.

algodon 2.jpg

“El equipo técnico que realizó el mapeo en gabinete está compuesto por profesionales y técnicos del Ministerio de Producción, conducido y coordinado por Fernando Rodríguez, Especialista en Teledetección y SIG, contando con la supervisión y soporte técnico de los ingenieros agrónomos especialistas Francisco Redondo y Ezequiel Cirino, ambos consultores vinculados a la Universidad Nacional de Luján, quienes trabajaron desde Buenos Aires”, asegura Héctor Daniel Benítez, director del Centro de Documentación e Información del Ministerio de Producción del Chaco.

Así agrega: “Francisco Redondo fue quien aporto esta metodología teniendo como antecedente el exitoso mapeo de la última campaña de girasol en la provincia del Chaco”. En cuanto a las salidas al campo, dice que fueron abordados por distintos agentes pertenecientes a las siguientes jurisdicciones del Ministerio de Producción: Centro de Documentación e Información (CEDEI) y Dirección de Apoyo Territorial y Agencias - Subsecretaria de Agricultura. En síntesis, números irrefutables para el cultivo emblema de la provincia que busca su recuperación definitiva y sustentabilidad en el tiempo.

Un antes y un después

Cuando en el año 2016, desde la Subsecretaría de Agricultura, a cargo del ingeniero agrónomo Jorge García, del Ministerio de Producción, se nos solicitó el desarrollo del mapeo de los cultivos de algodón y girasol en el territorio de la provincia del Chaco, fuimos conscientes de que se trataba de una tarea que marcaría un antes y un después en la comprensión del fenómeno de distribución espacial de dos cultivos que impactan en lo técnico, socioeconómico y político, de quienes habitamos nuestra provincia. Desde la dirección del Cedei afrontamos el compromiso y el desafío, enmarcándonos en la perspectiva científica, histórica y ética que implica trabajar en la administración pública.

Es así que en el contexto histórico-agropecuario resonaban en mí las palabras de Horacio Giberti, que a través de su obra y sus textos me permitieron una primera interpretación del escenario agronómico argentino, esbozados en aquellos textos: ‘Historia Económica de la Ganadería Argentina de 1954‘ y ‘El Desarrollo Agrario Argentino. Estudio de la Región Pampeana‘.

Comprendimos que acercarse al escenario pragmático de esta tarea demandaría el compromiso de trabajo conjunto con la Comisión Nacional Aeroespacial de la Argentina, la Universidad Nacional de Luján, la Infraestructura de Datos Espaciales de la Provincia del Chaco, la Dirección de Agencias del Ministerio de Producción, sin quienes el trabajo no se podría haber realizado.

Ante nosotros se abría un horizonte de información y trabajo interdisciplinario sobre el espacio, soberanía alimentaria, técnica, representación y política. Esto ya nos marcaba la importancia de estos trabajos. Parafraseando al abogado y geógrafo Milton Santos, es necesario recalcar la importancia que viene dada en la construcción y representación que se materializan a través de un sistema de objetos y sistema de acciones; así como en el pensar de la socióloga Saskia Sassen, que en estos espacios se hacen conscientes actores y acciones que de otra forma son invisibles a la política y a la conciencia. Por tanto, vaya nuestro humilde aporte a la visibilidad de la soberanía productiva.

* Por Héctor Daniel Benítez, director del Centro de Documentación e Información del Ministerio de Producción.