Temas de hoy: Elecciones municipales Peregrinación Juvenil a Itatí Elecciones 2019 Sin transporte nocturno Cambio Climático
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/181542

Las lluvias trajeron alivio para más de 87.000 hectáreas de trigo sembradas

Los productores apuestan a realizar una siembra de invierno, tanto para cobertura como por su valor comercial.

SÁENZ PEÑA (Agencia) - Las lluvias en casi todo el territorio provincial trajeron alivio para los lotes implantados con trigo que sumaron 87.300 hectáreas. A raíz de las inundaciones provocadas por las intensas lluvias de enero y mayo, las intenciones de siembra decayeron y cuando se esperaban 60.000 hectáreas se alcanzaron más de 87.000, debido a la necesidad del productor de realizar una siembra de invierno tanto para cobertura como por su valor comercial, con lotes de ciclo corto, prácticamente al tope de la ventana para la siembra.

LINDO-TRIGO.jpg
Las lluvias favorecen el trigo sembrado, estimado en 87.300 hectáreas en distintos departamentos, y mejora las expectativas para el girasol, según los comentarios aportados por los productores a NORTE.

Para el productor Eduardo Kempe, “viendo que para fin de año se puede complicar por lluvias, no es mala opción el trigo, por eso muchos productores sembraron este cultivo”, dijo, agregando un dato que no es menor: “Los números del girasol no son los que queremos”. Añadió que “nosotros hicimos varias veces a 52 (por no tener otra sembradora) y rinde casi lo mismo, el tema es que por ahí cae bastante y la cobertura es menor”.

Sergio Struss, de la zona de Las Breñas, dice que el tema del trigo tardío es en la época de floración cuando llegan temperaturas muy altas más en nuestro Chaco, eso es lo jugado del trigo tardío, y expuso una experiencia propia: en el año 2001 probé 20 hectáreas del isla verde corto, no sé si lo recuerdan. Se sembró el 5 de julio con mucha humedad y cuando empezó la floración las temperaturas ya eran altas y le perjudicó peor que una helada, pero esperemos que este año podamos compensar un poco las pérdidas, apuntó.

Desde la zona de Los Frentones y Río Muerto, los productores reportaron que la lluvia “cayó como una gran bendición, ya que la necesitábamos para el trigo y para frenar la locura de las quemazones de las banquinas”.

A NIVEL NACIONAL: 6,8 MILLONES DE HECTÁREAS

La Bolsa de Comercio de Rosario estableció que en esta campaña a nivel nacional se sembraron 6.870.000 hectáreas de trigo, contra 6.460.000 de la campaña anterior, siendo todo un record en los últimos 18 años.

El Chaco viene siendo primicia nacional de trigo, pero en esta campaña hay dudas porque la mayoría de los lotes se implantaron al límite de fecha de siembra.

La provincia fue primicia nacional de trigo en la campaña anterior, cuando Jorge Gabriel Krazulak de La Tigra logró este título y fue ratificado por el laboratorio que trabaja para la Cámara Arbitral Bolsa de Cereales y Cámara de Cereales y Afines de Córdoba.

CUADRO DE SITUACIÓN DE LOS CULTIVOS

El subsecretario de Agricultura, Jorge García, brindó detalles sobre los cultivos en Chaco. En lo que refiere a la campaña 2019-2020 que hasta el momento lleva 88.500 hectáreas sembradas de 362.900 que se tiene como intención de siembra, de las cuales se perdieron 200 hectáreas y se cosechó el 24,4% del total de los cultivos.

La intención de siembra de cártamo es de 350 hectáreas de las cuales todavía no hay nada sembrado. En lo que refiere a garbanzo la intención es de 2750, se sembraron 200 hectáreas. En girasol de una intención de 249.600 hectáreas se sembraron 1.000 hectáreas. La lluvia favorece al trigo y el girasol.

LAS PRECIPITACIONES

Según los datos aportados por los productores de la zona la lluvia registrada ronda entre los 10 y 50 milímetros aproximadamente, hasta las 7 del jueves.

En Machagai fueron 40 los milímetros de lluvia, 20 en Avia Terai, 10 en Los Frentones y 20 en la zona rural de esa localidad. En Presidencia de la Plaza fueron 37 milímetros, en Quitilipi 28 milímetros, 11 en Napenay, y 33 en la zona de El Tacuruzal.

Los productores consultados comentaron que la lluvia favorece al trigo sembrado, estimado en 87.300 hectáreas sembradas y que mejora las expectativas para el girasol que ya se estima son cerca de 1000 las hectáreas sembradas con ese cultivo.