Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/180090
Junto con su imagen caen sus ministros

Chile: Piñera cambió la mitad de su gabinete

En medio de la tormenta política que vive su gobierno, con los índices más bajos de aprobación en su segundo mandato, el presidente chileno hizo regresar a tres exministros y enrocó dos carteras, pero no modificó su círculo más inmediato en el Palacio de La Moneda.

   Santiago, 14 (AFP) - El cambio de colaboradores, del que se habló por lo menos un mes, fue anunciado por Piñera en la sede de gobierno y contempló cambios en seis carteras y la destitución de varios personeros emblemáticos. “Después de haber hecho todos los esfuerzos de diálogo y de búsqueda de acuerdo, llegó el tiempo de las definiciones y de la acción”, dijo Piñera durante el juramento de sus ministros, que ocuparán Desarrollo Social, Salud, Energía, Obras Públicas, Economía y Relaciones Exteriores.

   La cancillería, justamente, fue uno de los puntos críticos de los últimos meses. La salida de Roberto Ampuero era de una las apuestas seguras de los analistas. La confusa política exterior chilena y el infructuoso intento del escritor de novelas policiales para posicionar a Piñera como líder regional durante la crisis venezolana fueron sancionados por el espectro político.

   “Fue una mala apuesta. Tradicionalmente los ministros de Relaciones Exteriores en Chile fueron populares y a cargo de causas y tareas que convocan a todos, pero el ministro Ampuero cometió dos errores: primero, usar su experiencia personal para instalar un enfoque político”, señaló Kenneth Bunker, doctor en Ciencias Políticas de London School of Economics.

  “Él fue comunista en sus años de juventud, vivió en Cuba y escribió dos libros sobre eso. Piñera pensó que muchos podrían identificarse con personas que piensan en la nobleza de la izquierda y luego se dan cuenta de que no funciona. Pero en Chile la cancillería es un lugar sagrado, y las personas buscan instituciones, visión de Estado, lo contrario del enfoque personal”.

   “El segundo error fue en dividir a los chilenos en buenos y malos. Eso se vio en la crisis venezolana. Ampuero separó a la región en los buenos, la derecha; y los malos, la izquierda, para apurar la salida de Maduro. Le faltó diplomacia y oficio”, cerró Bunker sobre el funcionario que será reemplazado por Teodoro Ribera, exministro de Justicia durante el primer mandato de Piñera.

piñera.jpg
En Chile, como sucede en otros países de la región, el gobierno intenta disimular los problemas económicos dirigiendo la atención hacia otros temas, como la seguridad o los problemas internacionales, pero no parece

  Otro de los flancos débiles en el equipo del presidente chileno fue el manejo económico. En su discurso ante el Congreso, Piñera proyectó entre 3% y 3,5% el crecimiento para este año, y bajó proyecciones oficiales por sobre el 3,5%. Aunque los números no son tan adversos, considerando el contexto regional, el igualmente son muy deficitarios respecto de las altas expectativas que el presidente de derecha generó en su campaña presidencial. La sensación de desencanto se instaló, sobre todo, por la alta tasa de desocupación, que lelgó a 6,9% en la última medición.

   “La economía mundial se debilita, está creciendo menos que el año pasado, y además el comercio mundial cae, lo que no ocurría hace muchas décadas. Los precios de los productos que exportamos bajaron y los que importamos subi”ron", señaló Piñera, al destituir a José Ramón Valente y nombrar a Juan Fontaine como nuevo ministro de Economía.

  “El principal problema de la economía pasa por las reformas, la tributaria y la de pensiones, que no han tenido acogida en el Congreso, lo que es un problema político. El gobierno no tiene mayoría en el Parlamento, y esas expectativas de cambio de la ciudadanía no se han cumplido porque han tenido mucha obstrucción por parte de la oposición”, sostuvo Rodrigo Saens, académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca.

   “El presidente desperdició la oportunidad de hacer cambios en las áreas críticas de su gobierno, el equipo político y el Ministerio de Hacienda”, añadió Álvaro Elizalde, presidente del Partido Socialista, opositor al gobierno. El cambio de funcionarios en la administración de Piñera se produjo simultáneamente con uno de los golpes más duros que ha recibido su gobierno: la encuesta CEP, el estudio más importante de este tipo en Chile, dio cuenta de números negros para su gestión: escuálido 25% de aprobación, y rechazo general al gobierno del 50%.

Temas Relacionados

Chile Sebastián Piñera