Temas de hoy: Bolivia Federal A Juicio por jurados Lorena Saucedo Elecciones Chaco 2019
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/178509

Pérdidas totales y suelos que demorarán meses en recuperarse

Las intensas lluvias de todo el año impactarán fuertemente en el sector productivo primario y en la economía chaqueña. El panorama es desalentador en plena cosecha de algodón y soja.

La emergencia hídrica que comenzó a principios de año y que se fue agravando con las lluvias de marzo y abril, con registros que superaron valores históricos, provoca pérdidas incalculables en todo el aparato productivo primario provincial. Ante esta situación, el ministro de Producción del Chaco, Marcelo Repetto, calificó como crítica y delicada la situación que está atravesando el sector, fundamentalmente el sudoeste provincial.

 

Las pérdidas que causó este fenómeno climático impactarán fuertemente en la economía chaqueña y estimó que recién dentro de cuatro meses comenzarán a recuperarse los suelos de aquellos sectores que actualmente están anegados. “En algunas zonas las pérdidas de la producción primaria fueron totales”, indicó.

Los delegados extensionistas del Ministerio de Producción están trabajando para hacer una evaluación real de los daños que dejaron las lluvias y a partir de esos números plantear a las autoridades nacionales la ayuda que necesita el Chaco para asistir al sector productivo.

En tanto, el gobernador Domingo Peppo “nos pidió a todas las áreas del Gobierno que trabajemos coordinadamente en esta emergencia hídrica y eso es lo que estamos haciendo, recorriendo el interior, atendiendo las demandas más urgentes”.

En ese marco de asistencia, Repetto señaló que se entregó forraje y vacunas a pequeños productores ganaderos y a quienes se dedican a la cría de animales de granja, a lo que se suma el permanente acompañamiento de los técnicos del Ministerio de Producción.

Panorama desalentador

Repetto admitió que el panorama no es el mejor. Recordó que cuando comenzó este año había grandes expectativas en cuanto a los cultivos tradicionales que se hacen en nuestra provincia, tanto algodón, como soja y girasol.

“El clima atentó contra esos pronósticos. Sólo el 30 por ciento del algodón sembrado pudo ser cosechado hasta las últimas lluvias y con la soja ocurrió lo mismo, levantándose apenas un 4 por ciento, al igual que el maíz y un poco menos de sorgo”, indicó.

En el período agosto-septiembre comenzará la próxima campaña de girasol y algodón, pero existe mucha incertidumbre en cuanto a la recuperación de los suelos.

“Hoy tenemos en la zona sudoeste y en el centro campos que están totalmente inundados que, de acompañar el clima y siempre que el agua siga escurriendo naturalmente, se necesitarán entre 90 a 120 días como mínimo para que los mismos se recuperen, según las evaluaciones de nuestros técnicos. El panorama no es el mejor, porque los pronósticos no son alentadores”, describió.

Es que en enero había una situación y ahora otra totalmente distinta, porque hay localidades que no habían sido afectadas a principio de año y que ahora están en emergencia, tanto en la zona urbana como en el sector rural, por la cantidad de agua de lluvia acumulada. Este fenómeno abarcó a Departamentos del sudoeste y del centro de la provincia, que estaban en plena cosecha de algodón.

Producción sin salida

Las lluvias también perjudicaron la red terciaria de caminos, impidiendo a muchos productores el ingreso de maquinaria para los trabajos de cosecha o bien para transportar lo producido hasta los centros de acopio y de comercialización. “Tenemos algunos casos de productores que no pudieron sacar de sus campos el girasol que tenían almacenado en silobolsas, quedando incluso algunas de ellas bajo agua. Es algo tremendo lo que está sucediendo”, dijo.

Así, advirtió que los pronósticos para mayo anuncian inestabilidad climática y lluvias, que atentan contra la esperanza de una pronta recuperación del esquema productivo. “Realmente espero que las lluvias que se anticipan no tengan el grado de intensidad de las últimas semanas”, señaló.s

Repetto: “Los delegados del Ministerio de Producción están trabajando para hacer una evaluación real de los daños que dejaron las lluvias y a partir de esos números plantear a las autoridades nacionales la ayuda que necesita el Chaco”.

Bajo agua. Campos totalmente anegados y cubiertos íntegramente por la gran masa líquida en la zona del sudoeste.

Temas Relacionados

Emergencia hídrica