Temas de hoy: Pase a planta yaguareté Ley de emergencia alimentaria CAME náufrago
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/178295
“Tiene ataques de pánico y no puede trabajar”, asegura

A siete meses del accidente de Viento Norte surgen denuncias de uno de los damnificados

Paola Cendra, mamá de Alán Verón, el sonidista de la banda que perdió el pabellón auricular en el vuelco de la Trafic, reclama asistencia psicológica y un resarcimiento civil para su hijo.

Pasaron siete meses del vuelco de la trafic que transportaba a Viento Norte sobre la ruta 95 en el kilómetro 1095, del cual terminaron con lesiones varios integrantes de la banda. 

PAOLA-CENDRA.jpg
Paola Cendra en NORTE, madre del exsonidista de Viento Norte, que denuncia haber quedado a la deriva tras el accidente en el que perdió el pabellón auricular.

La combi que trasladada al grupo desde Villa Ángela la noche del viernes 22 de septiembre perdió el control, volcó y terminó en la banquina del otro carril. Sus ocupantes sufrieron varias heridas. Entre ellos estuvo Alán Verón de 21 años, ex sonidista y plomo de la banda, que sufrió la pérdida del pabellón auricular. Al igual que el resto de los integrantes de Viento Norte, fue trasladado al hospital 4 de Junio de Sáenz Peña y luego dado de alta.

A siete meses del episodio, Paola Cendra, madre del joven acudió a NORTE para hacer pública la delicada situación por la que atraviesa su hijo y denunció que el productor de la banda dejó abandonado al joven a su suerte, sin asistencia médica ni psicológica. Además extendió su malestar hacia los miembros del grupo ya que considera que a pesar de conocer su situación económica, también se olvidaron de él.

La mujer contó que desde el accidente la vida de su hijo no volvió a ser la misma ya que afronta un cuadro psicológico complicado. “Mi hijo psicológicamente no quedó bien, tiene ataques de pánico, no trabaja y a raíz de eso yo lo ayudo a salir adelante”, expresó en la entrevista de NORTE.

“No puede salir adelante aunque trata. El hacía deporte, kick boxing pero ahora le cuesta mucho, empezó, dejó, estuvo muchos días en cama hasta que otra vez yo empecé a animarlo, hago de psicóloga pero sola no puedo, tengo que trabajar”, reflejó.

Verón cumplía el rol de sonidista y también de “plomo” (aquellos que acarrean los equipos de sonido”) hace al menos un año y medio pero en una situación de precariedad ya que cobraba un sueldo en negro. Esto obligó, según contó su mamá, a tener que costearse todas las atenciones médicas que recibió en un sanatorio de Resistencia sin que el productor del grupo afrontara los costos. A la par, recibió atención psicológica apenas en dos oportunidades pero debido a que la banda suspendió el pago a la ART, las mismas se suspendieron.

COMPLICADA SITUACIÓN ECONÓMICA Y SOCIAL

La mujer contó que con su hijo subsisten con una beca que ella percibe por su trabajo que cumple en el centro de salud de Villa San Martín. A la par lamentó que debido a la situación de salud su hijo y el acompañamiento que debió hacer, perdió otro de sus trabajos.

A esta complicada situación económica se suma la social, ya que ambos se encuentran viviendo en un garaje que les prestó una familiar debido a que con la emergencia del mes de enero perdieron todas sus pertenencias. “Nosotros estamos en una situación súper difícil y ellos son conscientes porque yo se los dije y se los pedí”, reclamó la mujer.

DEMANDA CIVIL

Cendra adelantó que luego de visibilizar el caso en los medios, su hijo iniciará una demanda civil contra el representante de la banda por no cumplir con sus obligaciones laborales. “Él lo va hacer porque esperé. Llego a esto porque esperé las promesas y ya pasaron siete meses”, planteó y lamentó “estoy pidiendo lo justo y me duele en el alma como mamá de que tenga que llegar a este medio para que se acuerden de que mi hijo existe y de que era parte del lugar de ellos”.

También te puede interesar