Temas de hoy: Paro docente masacre en mezquitas Siniestros viales inseguridad
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/177081

Valle enfatizó sobre la necesidad de ética en la justicia

VILLA ÁNGELA (Agencia) - La presidenta del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia del Chaco, Emilia Valle, dio inicio al año judicial este jueves Villa Ángela, Tercera Circunscripción Judicial. Acompañada por funcionarios de los tres poderes, entre ellos el gobernador Domingo Peppo, hizo énfasis en la necesidad de construir una Justicia mediada por la ética en los procesos y las conductas de los representantes de la institución.

14.jpg

“Este es un acto legítimo y republicano de transparencia con respecto a lo que se hará en el ejercicio 2019”, dijo al inicio de su discurso. Además, agregó que toda institución que pretenda funcionar de manera ordenada “debe tener los objetivos delineados de acuerdo con las prioridades y los recursos con que cuenta”.

“Cuando hablamos del Poder Judicial, las exigencias son más profundas porque hablamos de brindar un servicio de excelencia a la ciudadanía, buscando las formas y los mecanismos necesarios para lograrlo”, aseveró.
En este sentido, explicó que el diseño del 2019 tiene lineamientos y ejes estratégicos que tienen que ver con políticas definidas que prioricen la búsqueda de la excelencia, encabezar reformas procesales nuevas e introducir tecnologías de avanzada al servicio de la investigación encarando diseños organizacionales nuevos. Además, de las políticas de construcción de edificios propios y el fortalecimiento de los vínculos institucionales.


UN CÓDIGO DE ÉTICA NECESARIO

APERTURA JUDICIAL.JPG copy
Junto a Valle y Peppo también estuvieron la presidenta del Poder Legislativo Élida Cuesta, los ministros de justicia María Luisa Lucas, Iride Grilo y Rolando Toledo; el concejal Hugo Gaczek, el procurador Canteros y los ministros Ayala y Chorvat, entre otros.

En este aspecto, enfatizó en la necesidad de resolver los conflictos con justicia efectiva “defendiendo los derechos humanos y garantizando y custodiando el proceso democrático”, aseguró mientras que bregó por un “poder del Estado fuerte e independiente”.

Y a propósito de esto, hizo hincapié en que “estamos enmarcados en dictar un código provincial o regional de ética. Algo fundamental porque desplaza aquellos jueces mediocres que hacen menos de lo que se pretende o puede”, sentenció. Y atribuyó esta conducta al compromiso íntimo de los jueves, lo que redundará en una merma en la crisis de legitimidad.

La sociedad valorará a sus jueces, porque a partir de sus convicciones buscarán mejores caminos por los bienes implicados, porque la ética computa los intereses y bienes en juego y apela no sólo al ser, sino también por el parecer”, remarcó.


Debemos actuar con prudencia y mesura, la ética y los códigos de ética están en toda la agenda judicial y son un mandato constitucional, el lenguaje ético nos dice a los jueces que duramos en el cargo mientras dure nuestra buena conducta. Debemos ser servidores públicos, que elijan su misión por vocación. Les pido compromiso y que instemos a llevar paz y orden a una sociedad ansiosa de ejemplaridad y previsibilidad, en un mundo de incertidumbres”, aseguró la titular del Superior Tribunal.