Temas de hoy: Paro docente masacre en mezquitas Siniestros viales inseguridad
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/177077

Afrontando la escasez del agua

La organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) coordina el “Día Mundial del Agua”, este año 2019 en torno al tema “Afrontando la escasez del agua“, bajo el lema “No dejar a nadie atrás”, que compendia la promesa central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: todo el mundo debe beneficiarse del progreso del desarrollo sostenible.

agua1.jpg

Precisamente una de las metas, del Objetivo 6 de Desarrollo Sostenible (ODS 6), consiste en garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos de aquí a 2030. Por definición, eso significa no dejar a nadie atrás.

Los intereses vinculados con el agua en el futuro se ajustarán primordialmente al saneamiento, la salud y el ambiente, el acceso a este bien tan preciado, su buen manejo y administración… y otros enfoques más complejos e innovadores. Expresiones como “el agua es futuro”, “el agua y la vida”, “agua para todos”…

Son distintivos de múltiples campañas efectuadas por los organismos públicos y asociaciones ecologistas para tratar de sensibilizar a la población sobre el valor de un consumo responsable del agua.

La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó en diciembre de 1992 la resolución A/RES/47/193, por la que el 22 de marzo de cada año fue declarado Día Mundial del Agua, a conmemorarse a partir de 1993, de acuerdo con las indicaciones de la Conferencia de la Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo contenidas en el capítulo titulado “Recursos de Agua Dulce” de la Agenda 21.

IMG_58586.JPG

Desde la FAO se invita a los distintos países a dedicar este día, en el marco del contexto nacional, con la celebración de actividades concretas como el impulso de la conciencia pública por medio de la producción y difusión de documentales y la organización de conferencias, mesas redondas, seminarios y exposiciones relacionadas con la conservación y desarrollo de los recursos hídricos, así como con la puesta en práctica de las recomendaciones de la Agenda 21.

Este día es una fecha magnífica para despertar en todos voluntad sobre la necesidad imperiosa de esfuerzos concretos para proveer agua potable y comprometer más al mundo sobre los problemas y las soluciones en este campo, y que cada uno puede ayudar para que las cosas mejoren.

El agua es un recurso muy preciado, indispensable para la vida que por desgracia no está al alcance de todos, los gobiernos tratan de tomar medidas para que el agua potable no sea solo para algunos y nosotros podemos ayudar controlando el consumo de agua en nuestros hogares, tanto a la hora de nuestra higiene personal, como en las tareas de limpieza de la casa. El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible.

IMG_57395.JPG

Los recursos hídricos, y la cantidad de servicios que brindan, juegan una misión clave en la disminución de la pobreza, el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas, al incidir en asuntos que inquietan a la seguridad alimentaria y energética, a la salud humana y al entorno. Vale recordar que según estimaciones el 69% de uso mundial del agua está destinado a la irrigación, mientras entre un 15 y un 35% de los destinos del agua para riegos son insostenibles.

Actualmente millones de personas viven aún sin agua potable –en el hogar, la escuela, el lugar de trabajo, la granja, la fábrica– y luchan por sobrevivir y prosperar. Frecuentemente, se relegan los grupos marginados: como mujeres, niños, refugiados, pueblos indígenas, personas con discapacidad y muchos otros.

O bien, se los segrega cuando aspiran obtener y gestionar el agua potable que precisan. Cuando enunciamos “agua potable” nos remitimos al “servicio de abastecimiento de agua potable gestionado de manera segura”, o sea, agua a la que se puede acceder en las viviendas, cuando se necesita y que no está contaminada.

Al problema de la escasez del agua y su irregular distribución se suma su contaminación, principalmente por acción humana. Desde hace mucho tiempo todos los desechos de la actividad humana son arrojados a las aguas.

Así se pueden hallar en ellas: desechos químicos radiactivos, pesticidas, metales pesados, por lo cual muchas aguas tienen tal grado de contaminación que son perjudiciales para la salud y para la vida en general. Los puertos y las industrias fueron contaminando los ríos que se transformaron en sucias cloacas, cargadas de productos químicos, espumas y toda clase de contaminantes.

Los países desarrollados empezaron a darse cuenta de la necesidad de mantener las aguas de lagos, ríos, mares, etc. sin contaminantes, pero sus industrias buscan lugar en los países en desarrollo, sacando la contaminación de sus propios países pero llevándola a otros. Este es el caso específico de las papeleras, que salen de su lugar de origen y se instalan en América Latina por ejemplo.

El Agua, Vital Elemento. Mucho más que una frase hecha. “Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno mismo.” Jacques Yves Cousteau. El agua está presente en nuestro diario vivir, desde que nos levantamos hasta que damos por concluida la jornada. El agua (del Latín: aqua), uno de los cuatro elementos, se encuentra en la naturaleza en los tres estados de agregación: sólido, líquido, gaseoso.

En estado sólido es el hielo, la nieve, el granizo y las heladas. En estado líquido cubre tres cuartas partes de la corteza de la Tierra como agua de mar, de lagos, de ríos, de manantiales, formando las gotitas de rocío, de nubes y neblinas y obviamente de la lluvia, entre otras múltiples manifestaciones.

En estado gaseoso se encuentra en la atmósfera y en los poros del suelo. Sin lugar a dudas –aunque no visible- en tejidos y células de los seres vivos y en todos los procesos vitales que aseguran su existencia. El agua natural más pura es la lluvia, mientras que las aguas superficiales y subterráneas contienen sales disueltas en cantidades variables.

El agua vital elemento para la vida y todos sus procesos, es también un elemento vertebrador del paisaje, ya sea por excesos o por defectos… sin más recordemos en nuestra región, nuestro Chaco húmedo y Chaco seco, con todas las imágenes -que recuerdos y percepciones individuales y colectivas- nos llevan a asociar a esta discriminación.

Claro está, ligado a esto… las adaptaciones de las plantas a su abundancia o a su falta, y en consonancia la fauna asociada. Los ciclos estacionales y biorritmos marcados por estos ciclos o su superávit y déficit.

Su abundancia nos remonta a nuestros humedales pletóricos de vida, bulliciosos, coloridos, a veces sofocantes y llenos de vahos y nieblas… opuestamente ambientes y ciclos secos, xerófilos, con zarzas y arbustos espinosos, cactus y tunas, colores pajizos, terrosos, cielos con polvaredas densas convertidas en espejismos fantasmales. Mientras disfrutas de un buen vaso de agua te invito a ver esta serie.

BREVE HISTORIA DEL AGUA

La historia de las civilizaciones siempre ha estado ligada a la historia del agua, 500 años antes de J.C., los chinos conocían el ciclo del agua y para poder anunciar las crecidas usaban jinetes que viajaban más rápido que el aluvión.

En el siglo VIII antes de J.C., los quanats, unos canales subterráneos artificiales que transportan el agua a grandes distancias fueron inventados por los habitantes de Urartu en la actual Turquía, para difundirse luego en Persia, Egipto, India, Grecia, en el Maghreb, en Canarias, etc. Pero verdaderamente, el mayor ejemplo de acueductos que ha subsistido hasta nuestros días son los acueductos romanos.

El agua es la fuerza motriz
de toda la naturaleza.
Leonardo Da Vinci.

El historiador Pierre Grimal denomina a Roma como “la ciudad del agua”, pues once acueductos importantes alimentaban la ciudad al final del imperio. Según fuentes bibliográficas, en Roma -bajo el imperio de Trajano (98-117 después de J.C.)- el agua acarreada disponible por habitante importaba aproximadamente 1000 litros/día y esto sin contar las enormes pérdidas del sistema de acueductos.

El uso del agua no se limitó únicamente al consumo humano. En Constantinopla, el gusto por las fuentes, por los juegos de agua y las termas se perpetúa y se perfecciona en el mundo árabe y persa, penetrando en Europa en la época barroca, a partir del siglo XVIII y sobre todo en el siglo XIX, con el redescubrimiento del cuerpo y el culto de la higiene. Para los Incas, el Lago Titicaca era el centro del mundo original.

IMG_43654.jpg

En el México azteca, Tláloc era el dios de la lluvia. Simbolizado por una rana o un sapo, era la divinidad de los campesinos. De hecho, el agua era el factor esencial en la estabilidad y de la organización de los pueblos precolombinos de México. Finalmente, en el nuevo mundo, hacia 1730, el regreso del ciclo de las lluvias era aún un fenómeno divino para Bartolomeo Arzáns, cronista de Potosí, la ciudad americana más grande del siglo XVII.

A pesar de esta trascendencia socio cultural, recién en 1687 el francés Perrault efectuó el balance hidrológico de una cuenca situada en el curso superior del Sena y el británico Edmond Halley estimó la evaporación del Mediterráneo, comparando luego esta evaluación con los aportes de los ríos que allí desembocan.

EL AGUA EN CIFRAS

“El agua se ha convertido en un recurso muy preciado. Hay lugares en los que un barril de agua cuesta más que un barril de petróleo.” Lloyd Axworthy La Tierra comprende alrededor de 525 millones de litros cúbicos de agua. En verdad, la mayor parte del planeta está cubierta de agua, en torno a las 3/4 partes. Pero sólo el 3% del agua del planeta es dulce. Al mismo tiempo, en el agua se halla la mayor biodiversidad del planeta, se cree que cerca del 90% de la biomasa de La Tierra está en el agua.

El agua es uno de los principales elementos necesarios para la vida. La ausencia de agua o la ingesta de agua contaminada es una de las principales causas de mortalidad en los países subdesarrollados. Se calcula que todos los años mueren entre 3 y 4 millones de niños en el tercer mundo a causa de la ingesta de agua en mal estado.

El agua es un compuesto vital para todos los seres vivos. Se considera fundamental para la existencia de la vida. No se conoce ninguna forma de vida que tenga lugar en su ausencia completa. Nosotros mismos, los seres humanos, estamos compuestos en gran parte de agua, de hecho somos agua en un 70% y representa el 60% de nuestro cuerpo.

Nuestro cerebro es un 70% agua y nuestra sangre también es agua en un 80%. Los pulmones tienen aún más cantidad de agua, en torno al 90%. Para sobrevivir, el ser humano necesita beber, de hecho moriríamos antes de sed que de hambre. 50 litros es la cantidad mínima de agua que requiere una persona por día para sobrevivir, según la OMS.

En el mundo, 2600 millones de individuos carecen de cualquier medida adecuada de saneamiento. Más de 2 millones de habitantes de los países subdesarrollados, gran parte de ellos niños, mueren todos los años por enfermedades que los expertos asocian principalmente con la falta de agua potable y la higiene.

Fuentes: elblogverde.com http://www.un.org/es/events/waterday/ https://es.unesco.org/themes/garantizarsuministro- agua/dia-mundial-agua