Temas de hoy: Paro docente masacre en mezquitas Siniestros viales inseguridad
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/177004

La educación debe ayudar a erradicar la desigualdad

El sistema educativo cumple un rol fundamental en la difícil tarea de erradicar la desigualdad de la sociedad. En ese sentido, la escuela es, al fin y al cabo, una caja de resonancia donde se ven reflejados muchos problemas propios del entramado social y por eso es importante prestar atención a algunos indicadores relacionados al desempeño de los niños y adolescentes en las aulas.

Un reciente informe del Observatorio Argentinos por la Educación, basado en datos de los resultados de los exámenes Aprender de 2017 con los que se midió los conocimientos en Ciencias Naturales que tienen los alumnos de sexto grado de la primaria de todo el país, reveló que uno de cada tres estudiantes mostró bajos resultados en ese campo del conocimiento y se mantiene la brecha de desigualdad entre los distintos grupos de chicos, en detrimento de los que provienen de sectores más vulnerables.

El documento, titulado “¿Qué nos dicen los resultados de Aprender en Ciencias Naturales?”, advierte también que al contrastar el desempeño de estudiantes de contextos de origen similar, aquellos que están escolarizados en el sector privado presentan mejores resultados que los niños y niñas que estudian en el sector estatal. Por ejemplo, entre los estudiantes del estrato socioeconómico alto, en el sector estatal, siete de cada diez se ubican en los dos mejores niveles de desempeño. En el sector privado, en tanto, son casi nueve de cada diez. Los datos también muestran que en el grupo de estudiantes de estrato socioeconómico bajo las disparidades son menos pronunciadas: 51,7 por ciento se ubican en niveles de desempeño satisfactorio o avanzado en el caso del sector estatal mientras que la proporción es 60,4 por ciento en el sector privado.

En otro apartado, el análisis aborda los resultados totales por provincia, señalando que la Ciudad de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba son los distritos que obtuvieron el mayor porcentaje de estudiantes en los mejores niveles de desempeño (79,3 por ciento; 76,9 por ciento y 75,7 por ciento; respectivamente). En el otro extremo se encuentran Chaco, Santiago del Estero y Catamarca, con 55,5 por ciento; 56,0 por ciento; y 57,7 por ciento; respectivamente.

Como se podrá apreciar, Chaco lamentablemente se ubica en la última posición de la tabla con el agravante de que este nuevo ciclo lectivo tampoco está libre de conflictos, con medidas de fuerza que afectan el normal dictado de clases, perjudicando otra vez a los alumnos de las escuelas públicas. Al respecto, el informe del Observatorio Argentinos por la Educación remarca que, al momento de la evaluación, se advierten muchas diferencias en los desempeños de los alumnos en función del nivel socioeconómico, de la provincia en la que estudian y del tipo de gestión al que pertenece el establecimiento al que asisten, es decir, si es de gestión pública o privada.

Según este análisis, las pruebas Aprender revelaron que a igual nivel socioeconómico, obtienen mejores resultados los alumnos que van a establecimientos educativos de gestión privada. Vale reiterar que esos exámenes se tomaron para evaluar los conocimientos en Ciencias Naturales de los alumnos. En las conclusiones del estudio del Observatorio se explica la importancia que tiene este campo del conocimiento en las aulas señalando, en primer lugar, que la alfabetización científica ha sido declarada tanto en Argentina como en el resto del mundo una meta educativa prioritaria para la formación de ciudadanos competentes en las sociedades actuales y futuras, profundamente atravesadas por los avances científicos y tecnológicos; y recordando por otra parte que la escuela primaria constituye una etapa de oportunidad para sentar las bases de la alfabetización científica de los niños, es decir, para promover el conocimiento del mundo natural y la formación de hábitos de pensamiento curiosos, sistemáticos, autónomos y conscientes que se complejizan y profundizan en forma paulatina a lo largo de toda la escolaridad.

Debe coincidirse con lo que plantea este estudio en sus conclusiones cuando observa que, en contextos en incipiente desarrollo y de gran inequidad como el que tiene la Argentina, garantizar una formación científica de calidad para todos los niños desde la escuela primaria es importante para formar una ciudadanía con los saberes y capacidades fundamentales para participar de los debates sociales, tomar decisiones informadas y contribuir al desarrollo del país.