Temas de hoy: Paro docente masacre en mezquitas Siniestros viales inseguridad
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/176961

Nuevas esperanzas en la lucha contra el HIV

La comunidad internacional de científicos que estudian estrategias para avanzar hacia la cura del virus que causa el sida celebró la noticia difundida recientemente, a través de la revista Nature, que reveló el caso de un ciudadano británico que logró eliminar, luego de una operación de médula ósea, el virus del HIV. Se trata del llamado “paciente de Londres” que padecía Linfoma de Hodgkin y que lleva más de un año sin signos del peligroso virus en su organismo.

La novedad generó nuevas expectativas en millones de pacientes de todo el mundo, aunque los expertos pidieron cautela frente a este nuevo hallazgo. Es que, según advierten, todavía no se logró demostrar que el tratamiento que tuvo lugar en Londres sea el mejor camino a seguir para eliminar el virus y, por otra parte, tampoco es accesible para la gran mayoría de los pacientes con HIV. De todos modos, resulta alentador saber que el paciente británico permanece sin tomar la medicación antirretroviral desde septiembre de 2017 y que su caso es el segundo del mundo en el que se observa una remisión completa del virus, después del estadounidense, Timothy Ray Brown, llamado en su momento “paciente Berlín”, quien también se sometió a terapias con retrovirales y luego a un trasplante de médula ósea para tratar un cáncer sanguíneo, tras lo cual -en 2007- el virus del HIV desapareció de su organismo. Ambos avances marcan un antes y un después en el largo proceso de la comunidad científica para vencer al mal y adquieren también una especial significación dado que casi un millón de personas mueren cada año en el mundo por causas relacionadas con la enfermedad.

Expertos explican que conseguir la remisión del virus en un segundo paciente utilizando un método similar en ambos casos es, por cierto, un paso importante. Y lo es porque demuestra que hay elementos en común que lleva a pensar a los científicos la primera remisión duradera del virus lograda en Brown no fue una excepción a la regla, como se creía en un primer momento. Estos resultados confirman, de alguna manera, que se está más cerca de encontrar una vacuna o un fármaco que lleva a la cura definitiva. Según explica el informe publicado en Nature, ambos pacientes tienen en común haber recibido trasplantes de células madre de donantes portadores de una mutación genética de la proteína CCR5, que la inhibe a operar como receptor del HIV. El paciente británico fue diagnosticado seropositivo en el año 2003 y siguió con un tratamiento antirretroviral hasta 2012, año en el que se le informó que su salud se veía comprometida por la presencia de un linfoma de Hodgkin avanzado. Cuatro años después, en 2016, fue sometido a un trasplante de células madre de un donante con dos copias de una variante de CCR5, lo que dio como resultado un cambio en su sistema inmunológico, que mostró una eficaz resistencia al HIV. Aconsejado por los médicos, en septiembre de 2017 el paciente abandonó el tratamiento con los antirretrovirales y, para sorpresa de todos, el virus no volvió a aparecer en los sucesivos exámenes que se le practicaron. Cabe recordar que la terapia antirretroviral es una de las más efectivas en la lucha contra el virus, gracias a que logra incrementar los obstáculos para la mutación viral en el organismo humano, lo que permite mantener la enfermedad bajo control, aunque vale aclarar que este tratamiento no elimina al virus. De ahí la importancia que adquieren los dos casos registrados de erradicación del mal. Por otra parte, debe remarcarse que estos hallazgos no significan que se haya vencido al HIV, de manera que es importante que los sistemas de salud continúen con las campañas de prevención, sobre todo apuntando a los jóvenes. Esto es fundamental en nuestro país donde, según datos de la Secretaría de Salud de la Nación, el 20 por ciento de los diagnósticos de HIV se producen en personas menores de 25 años. Además, de acuerdo con esta misma fuente, en la Argentina todos los años hay alrededor de 6.500 nuevos diagnósticos positivos. Y además se estima que hay 122.000 personas con HIV de las cuales el 30 por ciento lo desconoce.