Temas de hoy: Paro docente masacre en mezquitas Siniestros viales inseguridad
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/176677

Trump fortalece la Industria en EEUU

Aplicando medidas que serían impensables en la Argentina de hoy, la gestión del polémico presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha logrado generar un crecimiento de un 2,9 por ciento en el último año en la economía del país del norte. Las exportaciones y la inversión jugaron un papel clave en la mejora, pero también la decisión de impulsar el consumo interno.

Algunos economistas observan que si bien ese 2,9 por ciento no cumple con el objetivo del 4 por ciento anual que había prometido Trump en campaña, la mayoría reconoce que la economía estadounidense se encuentra en franco crecimiento y que, particularmente, la industria comienza a mostrar señales de recuperación. Un reciente artículo publicado por The Economist, asegura que empresas manufactureras del país del norte sumaron nuevas líneas de producción impulsadas, entre otros factores, por la rebaja impositiva que aplicó la administración Trump. Así, mientras en nuestro país el gobierno nacional no puede mostrar un solo indicador positivo y la actividad productiva sufre una caída generalizada a partir de la decisión del macrismo de aplicar políticas que profundizan la primarización de la economía, con la industria nacional que tiene ociosa casi la mitad de su capacidad instalada, en los Estados Unidos el empleo industrial sumó 261.000 nuevos puestos de trabajo en 2018, llegando a un total de 1,8 millones, según datos difundidos por Oficina de Estadística Laborales de EEUU que confirman que uno de los sectores más beneficiados por estas políticas fueron las pequeñas y medianas industrias. Según The Economist, el paquete de reforma impositiva, aprobado a fines de 2017 en el Congreso norteamericano, redujo las tasas, alentó la inversión de capital y quitó incentivos que permitían a las multinacionales fugar capital fuera de país. En Argentina, ocurre lo contrario: el año pasado salida de capitales se disparó 117,1 por ciento en el primer semestre de 2018 respecto de igual período del año pasado, hasta alcanzar los 16.676 millones de dólares, según datos del Balance Cambiario de junio pasado del Banco Central (el monto acumulado más alto para ese período desde la salida de la convertibilidad).

Por otra parte, de acuerdo a un informe del banco de inversión Goldman Sachs, en Estados Unidos un grupo de grandes firmas industriales hicieron inversiones de capital por 460.000 millones de dólares durante los tres primeros trimestres de 2018, superando así la barrera de los 400.000 millones de dólares volcados en igual período de 2017. Además, en la cuna del capitalismo global el gobierno federal también alienta los subsidios, y en ese sentido puede citarse el caso de los subsidios que beneficiarán a la empresa multinacional taiwanesa Foxconn, dedicada a la fabricación de iPhone, que confirmó que se radicará en el estado de Wisconsin para crear 13.000 puestos de trabajo. Pero no todas son buenas noticias para Trump. La multinacional de origen sueco dedicada a la fabricación de electrodomésticos, Electrolux, anunció el cierre de una planta en Memphis, Tennessee, argumentando que los aranceles sobre el acero y el aluminio importados generaron una fuerte alza en los costos de producción, a lo que se sumó la quiebra de la cadena de electrodomésticos Sears que vendía toda su línea de artículos para el hogar. Por otra parte, otro dato encendió las alarmas de los economistas de la Casa Blanca, al advertir que en los últimos cinco en la industria del aluminio se cerraron seis fundiciones y sólo dos de las cinco fundiciones restantes operan plenamente, a pesar del incremento de la demanda. Pese a esta situación, asesores de Trump insisten en señalar que la industria norteamericana comenzó una senda de crecimiento.

Las noticias que llegan desde la potencia del norte marcan un fuerte contraste con el actual escenario económico de la Argentina, que tuvo en 2018 el peor desempeño de las variables macroeconómicas de las últimas décadas. El viernes, al inaugurar el nuevo período de sesiones del Congreso de la Nación, el presidente Mauricio Macri, admitió que el país enfrenta una crisis y aunque reconoció que su gestión cometió equivocaciones, dijo que continuará con medidas de ajuste, pese a que concedió también que hoy el país está en una situación económica peor que la que se vivía en 2015, cuando comenzó su mandato.