Temas de hoy: Paro docente masacre en mezquitas Siniestros viales inseguridad
Para ver esta nota en internet ingrese a: http://www.diarionorte.com/a/176402

Yuyales, ratas y veredas rotas en pleno centro

Vecinos de un sector de Villa San Martín vienen desde hace mucho tiempo padeciendo las consecuencias de vivir cerca de propiedades que, por su estado, los perjudican a diario.

19.jpg
Una casa deshabitada se convirtió en un problema de salubridad. Abundan las ratas y otras alimañas.

Los más afectados son quienes habitan en la calle Pellegrini, entre calles 1 (Cabral) y 2 (Lestani), en la tira de viviendas correspondiente a las numeraciones impares. En esa cuadra el foco principal de quejas y reclamos es una casa abandonada totalmente invadida por los yuyos y que se convirtió en un inmenso nido de ratas y otras alimañas.

La casa, en su frente, tiene una “muralla” de chapas. “Desde allí nos llegan ratas a los vecinos todo el tiempo”, contó a NORTE una de las personas afectadas. En la vereda los yuyos tienen una altura considerable, y en el patio trasero de la casa la situación es todavía peor. Un vecino permitió al fotógrafo de este diario ingresar y registrar de qué manera el yuyal de esa vivienda avanza sobre la pared medianera hasta llegar a su propia casa.

18.jpg
El yuyal en la parte posterior de la casa sin habitantes invade incluso las propiedades vecinas.

Una mujer que reside en la misma manzana pero en una calle adyacente sumó su testimonio: “Hay una invasión de ratas por culpa de ese lugar, y por lo visto alguien comenzó a tirar veneno en la zona, lo que provocó que no sólo mueran ratas sino también algunos gatos. Y lo peor es que la municipalidad no hace nada cuando llamamos para pedir que tomen cartas en el asunto”, refirió.

VEREDAS PELIGROSAS

En la esquina de Pellegrini y Cabral, a pocos metros del lugar anterior, hay otro problema. En la casa de esa esquina, que también luce descuidada, la vereda es prácticamente inexistente. Los restos de acera se confunden con el pasto, la tierra y algunos cascotes que vuelven a ese sector totalmente inestable.

20.jpg
La “vereda” de Pellegrini y Cabral, casi una trampa para las personas mayores. Varios se lesionaron allí.

“Por acá pasan personas mayores y algunas se lastiman porque se caen. ¿Cómo puede ser que no le exijan a los propietarios que hagan una vereda? Estamos a diez cuadras de la Casa de Gobierno”, expresó una señora, también vecina de la zona.

Los vecinos, ante la falta de respuestas, se preguntan si no hay una suerte de “protección” municipal a los propietarios. “Si son funcionarios o amigos de ellos, igual deberían actuar”, manifestaron.